labolsa.com

Regístrate gratis

El Banco Central de Brasil recorta tasa de inter?s en 0,75 pp, a 13%

Mostrar calendario

2017

Marzo

Anterior

L M M J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31
Ver histórico
12 ENE 2017 | 03:50:48 h | Fuente: AFP

El Banco Central de Brasil (BCB) recortó este miércoles en 0,75 puntos porcentuales su tasa de interés y la llevó al 13%, en una rebaja mayor a la esperada debido al descenso de la inflación en una economía que no consigue recuperarse al ritmo proyectado.

"Considerando el escenario básico, el balance de riesgos y el amplio conjunto de informaciones disponibles, el Copom decidió, por unanimidad, la reducción de la tasa de interés a 13%", afirmó el Comité de Política Monetaria (Copom) del Banco Central en un comunicado.

Con ese recorte, el órgano rector superó las previsiones del mercado, que durante los primeros días del año apostó mayoritariamente porque la quita sería de 0,50 puntos porcentuales (pp), aunque algunos analistas vaticinaban los 0,75 pp.

Pero con los datos de la inflación en 2016 ya en la mano -los precios subieron un 6,29% el año pasado en Brasil, por debajo de la meta establecida por el BCB-, los miembros del Copom prefirieron no esperar.

"El Comité entiende que el actual escenario, con un proceso de deflación más diseminado y la actividad económica por debajo de lo esperado, ya hace apropiada la anticipación del ciclo de distensión de la política monetaria, permitiendo el establecimiento del nuevo ritmo de flexibilización", explica el escrito.

El Copom había dado por terminado en octubre pasado un periodo de congelamiento de la tasa que la mantuvo en 14,25% durante casi cuatro años, con una reducción de 0,25 puntos que repitió al mes siguiente.

"El Banco Central está preocupado con el nivel de actividad y por eso hizo un recorte más fuerte", afirmó a la AFP André Perfeito, economista jefe de la consultora Gradual Investimentos.

Para el analista, el organismo busca así "incentivar la economía un poco más rápido", aunque "las tasas son solo una parte de la ecuación, no resuelven todo", opinó.

- "Insuficiente" para unos, "acierto" para otros -

La decisión del Central llegó horas después de que se conocieran los datos de la inflación del año pasado.

En un contexto de baja demanda y alto desempleo, el alza de precios fue inferior a la meta de 4,5% (más o menos dos puntos) que estableció el BCB y también de la media de 6,34% estimada por 25 economistas sondeados por el diario económico Valor.

Además, marcó una fuerte desaceleración respecto del 10,67% registrado en 2015, que fue la mayor tasa de inflación del país en 13 años.

Para la central Força Sindical, sin embargo, esos datos podrían haber impulsado a un recorte todavía mayor de las tasas para "dar una inyección de ánimo al sector productivo y la generación de empleos".

"La reducción es positiva, pero insuficiente", valoró su presidente, Paulo Pereira da Silva, en una nota.

Más satisfecha se mostró la Asociación de comerciantes del estado de Sao Paulo, que calificó de "acierto" la aceleración de la rebaja y describió el escenario actual como "mucho más estable que el pasado reciente" gracias a las medidas tomadas por la administración de Michel Temer, que asumió el poder el año pasado tras el impeachment a la izquierdista Dilma Rousseff.

En los últimos meses, el gobierno consiguió que el parlamento aprobara un congelamiento del gasto público por hasta dos décadas -solo actualizado por la inflación del ejercicio anterior- y envió una propuesta de enmienda constitucional para endurecer las condiciones de jubilación. Además, tiene en carpeta una reforma del mercado laboral.

Pero el Copom advirtió que "el proceso de aprobación e implementación de las reformas y ajustes necesarios en la economía es largo y envuelve incertidumbres" y puede ser un factor de riesgo para la correcta evolución de la inflación.

La meta de inflación fijada para ese año es igual a la de 2016, pero con una variación menor de un punto y medio.

Pese a todo, el ritmo de reducción de la tasa de interés podría extenderse en el futuro, ya que el último sondeo del BCB en el mercado proyectó que la tasa cerrará 2017 en 10,25%.

Brasil atraviesa su mayor recesión en un siglo. En 2015 su PIB se contrajo 3,8% y en 2016 proyecta una nueva caída de 3,5%. Con más de 12 millones de desempleados y un enorme déficit fiscal, la primera economía latinoamericana no da señales de reactivación.