labolsa.com

Regístrate gratis

Policía turco asesina a embajador ruso al grito de "Alá es grande"

Mostrar calendario

2017

Mayo

Anterior

L M M J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31
Ver histórico
20 DIC 2016 | 05:16:42 h | Fuente: AFP

Un policía turco vestido de paisano asesinó el lunes al embajador ruso en Turquía al grito de "Alepo" y "Allahu Akbar" (Alá es grande), un hecho que Moscú calificó de "acto terrorista".

El embajador Andrei Karlov sucumbió como consecuencia de sus heridas tras el ataque, que tuvo lugar durante una exposición fotográfica y la víspera de una reunión crucial entre los ministros de Relaciones Exteriores ruso, turco e iraní sobre la guerra en Siria.

Los presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, y ruso, Vladimir Putin, en declaraciones separadas, calificaron este asesinato de "provocación" para entorpecer la normalización de las relaciones entre los dos países, iniciada en agosto después de una grave crisis diplomática.

Los dos mandatarios hablaron por teléfono poco después del ataque.

Imágenes televisivas mostraban al atacante, vestido con un traje negro, camisa y corbata, empuñando una pistola y gesticulando en un centro de exposiciones en Ankara, donde el veterano diplomático estaba inaugurando una muestra sobre fotografía rusa.

Otras tres personas resultaron heridas, según los medios turcos.

- Asesino neutralizado -

Las autoridades turcas identificaron al asesino como Mevlüt Mert Altintas, un policía de 22 años. Por el momento, no estaba claro si formaba parte del dispositivo de seguridad de la exposición.

Su domicilio fue registrado, anunció la fiscalía. Sus padres y su hermana fueron detenidos, indicó la agencia Dogan.

Según el ministro turco del Interior, el asesino fue "neutralizado". En las redes sociales se difundieron imágenes donde se le veía en el suelo, aparentemente muerto, con impactos de bala en una pared detrás de él.

"Hoy en Ankara como consecuencia de un ataque, el embajador ruso en Turquía, Andrei Karlov, sucumbió a sus heridas", anunció desde Moscú la portavoz del ministerio ruso de Relaciones Exteriores, Maria Zakharova, en declaraciones a la televisión.

"Calificamos lo que pasó de acto terrorista (...) Los asesinos serán castigados", dijo la portavoz.

Desde la capital turca el alcalde de Ankara, Melih Gokcek, conocido por sus comentarios directos, sugirió que el atacante podía estar vinculado con el grupo de Fethullah Gulen, acusado por las autoridades turcas de orquestar el fallido golpe de Estado el 15 de julio.

- Venganza -

El ataque tuvo lugar en el Cagdas Sanatlar Merkezi, un destacado centro de exposiciones en el barrio de Cankaya, donde se encuentran la mayoría de embajadas, incluida la rusa.

"Cuando el embajador estaba dando un discurso, un hombre alto, con traje, disparó al aire y después apuntó al embajador", dijo a la AFP Hasim Kilic, periodista del Hurriyet daily, que se encontraba en el lugar. "Dijo algo sobre 'Alepo' y 'venganza'. Ordenó que los civiles salieran. Cuando la gente estaba huyendo, disparó de nuevo".

En imágenes de video se ve al embajador de pie en el atril para dar un discurso en la inauguración de la exposición fotográfica "Rusia de Kaliningrado a Kamchatka".

Se tambalea y cae al suelo después de recibir los disparos. Mientras su cuerpo yace en el suelo, el atacante empuña el arma y aterroriza a los testigos.

El hombre grita "Allahu Akbar" ("Alá es grande") y después jura lealtad a la yihad en árabe, según las imágenes.

Cambiando luego al turco, sigue diciendo: "No olviden a Siria, no olviden a Alepo. Todos los que participen en esta tiranía serán responsables".

Nacido en 1954, Andrei Karlov había sido nombrado en la capital turca en julio de 2013. Casado y padre de un niño, estuvo destinado en las dos Coreas. Fue embajador en Pyongyang de 2001 a 2006.

- Condena de Estados Unidos -

El incidente se produjo días después de las protestas en Turquía contra el papel de Rusia en Siria, aunque ahora Moscú y Ankara están trabajando juntas en la evacuación en Alepo.

Estados Unidos condenó "este acto de violencia, cualquiera que haya sido el origen".

El presidente electo Donald Trump también lo condenó y calificó al autor de "terrorista, islamista, radical".

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, se dijo por su parte "horrorizado", al igual que la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini.

Siria, de quien Rusia es aliado, también condenó inmediatamente este "cobarde ataque de terrorismo".