labolsa.com

Regstrate gratis

Las dificultades de Abengoa amenazan a empleo y bancos

Mostrar calendario

2019

Julio

Anterior

L M M J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31
Ver histrico
04 DIC 2015 | 18:04:35 h | Fuente: AFP

De Espaa hasta Brasil, la hiptesis de una quiebra del gigante de las energas renovables Abengoa amenaza numerosos empleos y proyectos en todo el mundo y podra suponer un fuerte golpe a los bancos espaoles.

"Se han endeudado mucho (...) El total del pasivo puede estar por encima de los 25.000 millones de euros", seal este viernes el ministro espaol de Industria, Jos Manuel Soria.

Criticando una gestin desacertada del grupo, aadi: "No estamos en el momento en que el Estado, cuando haba una empresa en apuros, acuda. Nadie est pensando que el gobierno inyecte liquidez adicionalmente".

Empresa familiar fundada hace 70 aos en Andaluca, Abengoa se haba convertido en un emblema de la industria energtica espaola.

La multinacional puntera en los sectores de la energa solar, la elica, los biocombustibles y el tratamiento y desalinizacin del agua emplea a 28.700 personas, de los cuales ms de 13.000 en Latinoamrica y unos 7.000 de ellas en Espaa.

La incertidumbre por su futuro llega en mal momento para el gobierno de Mariano Rajoy, en plena campaa para las elecciones legislativas del 20 de diciembre.

La empresa present el 25 de noviembre un preconcurso de acreedores y desde entonces bancos, sindicatos y gobierno intentan esclarecer su situacin.

Siete bancos -los espaoles Banco Santander, Bankia, Banco Popular, CaixaBank y Banco Sabadell, el britnico HSBC y el francs Credit Agricole- encargaron a la compaa de auditora y asesora KPMG verificar las cuentas de Abengoa y sus centenares de filiales, segn Bloomberg.

"El tema de Abengoa est causando mucho revuelo. Hay mucho nerviosismo y muchas ganas de que el impacto sea el menor posible", considera en Madrid Ivn San Flix, analista en la sociedad de gestin de activos Renta 4. "Pero depender de lo exigente que quiera ser con la compaa el comit de acreedores, liderado por el Banco Santander. En este tipo de situacin, se suele decir que una parte de la deuda no se paga pero se compensa con acciones", aadi.

Ahora, Abengoa dispone de cuatro meses para alcanzar un acuerdo con sus acreedores. "Va a ser un proceso muy complejo, muy largo", advierte Jos Carlos Dez, economista jefe de la sociedad de valores Intermoney.

- El sector bancario expuesto -

A finales de septiembre, Abengoa reconoca una deuda bruta de casi 9.000 millones de euros. Pero Antoine Bourgault, analista de la empresa de asesora ISM Capital, en Londres, recuerda que "los inversores estn escaldados por otras quiebras en Espaa en las que encontraron la deuda bajo las alfombras". La quiebra del gigante de los alimentos ultracongelados Pescanova en 2013, tras maquillar sus cuentas para reducir su deuda, todava est en mente, seala.

El sector bancario espaol, que recupera poco a poco su dinamismo tras haber salido a principios de 2014 de un plan de rescate europeo de 41.300 millones de euros, tambin podra resultar afectado, advierte la agencia de calificacin Standard & Poor's.

Los bancos espaoles tienen alrededor de un 40% de la deuda bancaria de Abengoa y "empezarn a guardar provisiones" en 2015 y tambin en 2016 para cubrir las eventuales prdidas, lo que afectar a sus resultados, afirma S&P.

Los sindicatos tambin estn a la expectativa, tras no haberse podido reunir con la direccin. "Esperamos el informe" de KPMG, indic Francisco Carbonero, secretario general del sindicato Comisiones Obreros en Andaluca, regin que aglutina unos 4.000 empleados de Abengoa sin contar a los subcontratados.

La onda de choque de la quiebra superara ampliamente las fronteras espaolas. El grupo realiza casi el 87% de su facturacin en el extranjero, especialmente en Estados Unidos y Brasil.

Actualmente cuenta con ms de 70 proyectos en una veintena de pases y su primer mercado es Estados Unidos, por delante de Brasil y el resto de Amrica Latina.

En Brasil, estas dificultades ya son palpables segn el sindicato Sintepav, que agrupa a los empleados del sector de la construccin. Unas 1.500 personas ya han perdido su empleo y el sindicato prev un total de 5.000 despidos.