labolsa.com

Regístrate gratis

El paro que lastra la vida de los electores en España

Mostrar calendario

2019

Octubre

Anterior

L M M J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31
Ver histórico
03 DIC 2015 | 16:52:09 h | Fuente: AFP

La española Gema Martín, de 43 años, perdió su empleo con un gobierno socialista y no lo ha recuperado con la derecha, formando parte de millones de desempleados desencantados que el jefe del Ejecutivo Mariano Rajoy tiene que convencer para ser reelegido el 20 de diciembre.

En 2008, "era administrativa en una empresa de cheques de comida, ganaba 800 euros al mes trabajando de 9H00 a 14H00, tenía seguro médico privado (...) vacaciones", recuerda con nostalgia esta mujer en el barrio madrileño Vallecas.

Los empleados de su equipo fueron despedidos poco a poco, pasando de una docena a tres, recuerda, explicando que ahora come en parte gracias a la caridad, porque no tiene "ni paro, ni subsidio".

Su marido, antiguo perito en una empresa de seguros, también está sin trabajo, como el 21,1% de los activos en España, a pesar de que, de vez en cuando, hace pequeñas reparaciones, "chapuzas", en negro.

"La que me mantiene es mi madre. Tiene una pensión de 632 euros y la renta es de 552 euros", añade. Así, la anciana de 73 años, antigua empleada de la limpieza, ha logrado evitar que los suyos acaben en la calle, como también lo hicieron otros de los 8,5 millones de jubilados del país.

A menos de 20 días de las elecciones, el Ministerio de Empleo anunció el miércoles la mayor bajada interanual del número de desempleados, más de 360.000 menos que en noviembre de 2014.

La economía se ha reactivado, creciendo a un ritmo superior al 3% y el número total de desempleados, 4,15 millones de personas, es ligeramente inferior al que Mariano Rajoy se encontró cuando llegó al poder en diciembre de 2011 (4,4 millones).

En esa época, cada día "1.400 personas perdían su puesto de trabajo", recordó el propio Mariano Rajoy este jueves en un discurso.

Después de un pico en 2013, empezó a disminuir lentamente, una rebaja también facilitada por la contracción de la población activa, que pasó de 23,48 millones de personas en 2011 a 22,8 en 2015, ya que muchos españoles emigraron y otros tantos dejaron de buscar.

- Contratos basura -

Los adversarios de Rajoy, que conserva una ligera ventaja en la intención de voto, subrayan además que un cuarto de los nuevos contratos duran como máximo una semana, y son "contratos basura".

El Gobierno les responde que lo peor está detrás y asegura que habrá dos millones de empleos más en 2020.

Ciudadanos promete una reforma de la legislación laboral y el Partido Socialista quiere anular la de la derecha para proteger mejor a los asalariados. Podemos propone una renta mínima garantizada de 600 euros por persona.

Todos reclaman una gran reforma de la educación, en parte responsable del desempleo, un problema estructural de España.

"España no está en un estado que le permita hacer experimentos", contestan los representantes del PP.

Mientras, en Vallecas, "no se nota mejoría", se lamenta Lourdes Rodríguez, de 41 años, madre de un niño de cinco y también sin trabajo, que reparte ropa con Gema.

Su marido, camionero, ya ha vuelto al trabajo pero gana 800 euros al mes, frente a los 1.300 de antes de la crisis. Por ello, Lourdes, que no se paga ni un café desde hace años, ha dejado de recibir ayuda de Cáritas o de la Cruz Roja: "en cuanto tienes una nómina, te pegan la patada", lamenta.

"Un montón de familias sobreviven con piruetas. Mucha gente viene aquí a coger ropa para venderla" en "un mercadillo de segunda mano", explica el cura de la parroquia de San Carlos Borromeo, Javier Baeza, donde distribuyen la ropa. "No hay ayudas sociales, así que o vendemos o robamos", dice.

Según datos publicados en mayo por el Instituto Nacional de Estadística (INE), más de un hogar español de cada cinco (22,2%) está en riesgo de pobreza con ingresos inferiores a 16.700 euros anuales. La ONG Save the Children considera que 1,3 millones de niños de ocho millones viven en hogares muy pobres.

"No votaré ni a Rajoy ni al PSOE, ni a ninguno de los grandes", asegura Lourdes, precisando que "siempre han estado allí arriba y al pueblo lo tienen pisado".

Gema, rechaza también a los grandes partidos y votará por Podemos. El Partido Popular de Mariano Rajoy quiere "halagar los oídos de la gente", dice Gema, que reconoce que "ha subido" el empleo, "pero es empleo de Navidad, luego vuelve a bajar".