labolsa.com

Regístrate gratis

Banco brasileño Bradesco compra filial de HSBC en el país

Mostrar calendario

2019

Octubre

Anterior

L M M J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31
Ver histórico
03 AGO 2015 | 17:57:41 h | Fuente: AFP

El banco brasileño Bradesco informó el lunes que adquirió la filial del británico HSBC en el gigante sudamericano por 5.186 millones de dólares, en un negocio que era esperado por el mercado.

Bradesco, que es la segunda entidad financiera privada de Brasil detrás de Itaú, medida por depósitos, activos y crédito, dijo que la operación acorta en mucho la brecha que lo separa de su principal competidor en la plaza.

"Bradesco comunica al mercado, a sus accionistas, clientes y empleados que celebró el contrato de compra y venta de acciones con HSBC Latin America Holdings Limited para la compra del 100% del capital social del HSBC Bank Brasil S.A.", dijo en un comunicado.

La compra incluye el segmento minorista, el de alta renta, el comercial, el mayorista y el de seguros. El HSBC, que es el principal banco europeo, mantendrá su presencia en el país sudamericano para las grandes empresas.

"Siempre tuvimos una posición de crecimiento orgánico, por nuestra propia red, pero siempre hemos estado atentos a posibilidades del mercado. Esta propuesta del HSBC significaba un activo único dentro de las ofertas que son cada vez más escasas. Al mismo tiempo es un atajo para el crecimiento", dijo el presidente de Bradesco, Luiz Carlos Trabuco, en una conferencia telefónica.

La entidad brasileña suma con esta opeación 5 millones de clientes, más de 18.000 millones de dólares en depósitos (unos 61.000 millones de reales) y 1.315 agencias y sitios de atención al público. Además de afirmar su liderazgo de la franja privada por cantidad de clientes, con el 23,3% del mercado, Bradesco pasa a tener el 13,8% de los depósitos totales y el 16% de los activos.

- Concentración -

La carrera para comprar la filial del HSBC en Brasil incluyó a Itaú y Santander, entre otros, según reportaron medios locales. El valor de venta planteado originalmente fue estimado entre los 3.200 y los 4.000 millones de dólares.

"El hecho de que el valor del negocio haya excedido las expectativas indica que hubo una competencia fuerte en las ofertas. Esto ya era esperado dado el actual ambiente macroeconómico en Brasil, en el que se hace difícil para los bancos atraer clientes e incrementar su participación de mercado", dijo Francisco Alegrias, economista de IHS Global Insight.

"En este contexto, una adquisición parece ser el único modo de aumentar la participación", añadió el especialista, para quien el proceso de concentración en el sector financiero debería afirmarse, incluso cuando en la actualidad los primeros cinco bancos brasileños acumulan alrededor de tres cuartos de los activos del mercado.

Trabuco, por su parte, explicó que la entidad que preside, y que ahora administrará 273.000 millones de reales y una cartera de crédio de 517.800 millones, no tiene otras adquisiciones en vista.

El cierre de la operación está sujeto a la aprobación de las entidades regulatorias.

- Recortes -

Tras varios escándalos y malos resultados financieros, HSBC dijo a principios de junio que cortaría 50.000 puestos de trabajo en el marco de un plan de reestructuración global que incluye la venta de sus actividades en Brasil y Turquía.

La venta a Bradesco de su filial "constituye una etapa importante en la ejecución de las medidas anunciadas a los accionistas el 9 de junio", dijo HSBC en un comunicado.

La reducción masiva de efectivos ?la mitad en Brasil y Turquía? tiene el objetivo de centrar todavía más la actividad del banco en Asia, donde tiene su mayor potencial de crecimiento.

El objetivo de HSBC, que también quiere deslocalizar miles de empleos a países con mano de obra barata, es reducir sus gastos en 4.500 o 5.000 millones de dólares antes de 2017.

Entre el 1 de enero y el 30 de junio HSBC obtuvo un beneficio neto de 9.618 millones de dólares, un 1,31% menos que en el mimo periodo del año anterior. En el segundo trimestre, el beneficio neto cayó 3,8%, hasta 4.359 millones de dólares.

Esta caída de beneficios se debe principalmente a los costes totales de explotación, que en el primer semestre aumentaron un 5% con relación al mismo periodo de 2014, hasta 19.187 millones de dólares.