labolsa.com

Regístrate gratis

La inmobiliaria Martinsa-Fadesa anuncia quiebra, la mayor del sector en España

Mostrar calendario

2019

Octubre

Anterior

L M M J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31
Ver histórico
03 MAR 2015 | 01:09:50 h | Fuente: AFP

La inmobiliaria española Martinsa-Fadesa anunció este lunes su quiebra, la más importante del sector hasta ahora en el país, donde el estallido de la burbuja inmobiliaria en 2008 arrastró al conjunto de la economía.

"El Consejo de Administración celebrado en el día de hoy, ha acordado solicitar la apertura de la liquidación", indicó por la noche un comunicado la empresa, que tiene una deuda estimada en casi 7.000 millones de euros (7.800 millones de dólares).

Según la empresa española, el plan presentado fue rechazado por un 75% de los acreedores de la inmobiliaria, que tenían de plazo hasta el 26 de febrero para pronunciarse.

Según su informe de contabilidad de 2014, publicado el viernes, el grupo con presencia en España, Francia, Rumanía, Hungría, Polonia y también en México y Marruecos, tenía una deuda de cerca de 7.000 millones de euros, con activos valorados en 2.400 millones de euros.

Sus acreedores, Banco Popular, Abanca, Caixabank y la Sareb, el banco que agrupa los activos de las reestructuraciones, conocido como "banco malo", estimaron que el plan no era viable, dijo el diario económico Cinco Días.

Sin embargo, estas entidades no deberían verse afectadas, "ya que han debido tomar amplias provisiones y fueron creados varios órganos de gestión de activos", explicó Pablo Kindelán, de la consultora DTZ.

El grupo, cuyo expediente de crisis el verano de 2008 fue el más importante de la historia del país con una deuda colosal de 7.200 millones de euros, fue salvado in extremis en marzo de 2011 por un plan de refinanciación.

Preveía entonces el reembolso de la deuda en ocho años, a partir de 2012, pero no pudo salir adelante.

- 'Eco de otra época' -

El grupo, dirigido por Fernando Martín, nunca se recuperó realmente de la compra de Fadesa por más de 4.000 millones de euros en 2007, antes del estallido de la burbuja inmobiliaria.

El dirigente de Fadesa, Manuel Jove, cuya fortuna personal estima en 2.000 millones de euros la revista Forbes, vendió un 55% del capital del grupo Fadesa por 3.000 millones de euros. Fue acusado de sobrevalorar la empresa pero Martinsa perdió el proceso.

El estallido de la burbuja inmobiliaria sumió a España en una profunda recesión que sólo logró repuntar en 2013, aunque el desempleo sigue en torno al 23,7%.

Además de Martinsa-Fadesa, varios grupos inmobiliarios españoles entraron en concurso de acreedores en los últimos años. El promotor Reyal Urbis, con una deuda de más de 3.600 millones de euros, también presentó un plan para evitar la liquidación, mientras que ReyalHabitat, con cerca de 2.800 millones, y Sacresa, con 1.800 millones de euros, también se encuentran en proceso.

Pero esta quiebra es seguramente la última de tal magnitud en un sector que en 2014 dio señales de recuperación, con nuevos perfiles de inversores, que no vienen de la piedra sino de las finanzas, como el potentado chino Wang Jianlin, señalaba El Mundo el domingo.

Las ventas de viviendas han aumentado en España en 2014, por primera vez desde 2010, un 2,2% en un año según el Instituto Nacional de Estadística.

Para Pablo Kindelán, la quiebra de Martinsa-Fadesa "no representa la situación del mercado actual, sino que es más bien un eco de otra época".

Para él, "el mercado ha cambiado de tendencia, como el resto de la economía, con la llegada de liquideces".

No obstante, "la situación sigue siendo frágil y desigual según las regiones y los sectores", señala.