labolsa.com

Regístrate gratis

El aumento de los costes del Canal de Panamá enfrenta a la empresa y al administrador

Mostrar calendario

2019

Septiembre

Anterior

L M M J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30
Ver histórico
21 ENE 2015 | 12:01:39 h | Fuente: AFP

El consorcio a cargo de la ampliación del Canal de Panamá rechazó el martes las acusaciones del administrador de la vía, Jorge Quijano, de que la compañía quiere inflar los precios de la obra, que lleva un año de retraso.

Las declaraciones del consorcio Grupo Unidos por el Canal (GUPC) se producen un día después de que Quijano acusara al grupo en el Congreso panameño de inflar los precios en sus reclamaciones por sobreprecios en el proyecto. El consorcio "siempre ha presentado todos sus reclamos basado en estimaciones reales de los costos del proyecto, aportando su justificación de la forma requerida por el contrato", asegura la compañía en un comunicado.

Sin embargo, el administrador del Canal declaró que "tenemos un contratista que definitivamente está tratando de ver por dónde pesca para ver qué recoge", por cuanto "siempre ha inflado sus reclamos". A esto, el GUPC replicó en un comunicado que lamenta "estas declaraciones, que intentan desviar la atención de los panameños".

El Canal de Panamá está en fase de expansión para que buques de hasta 14.000 contenedores, el triple de su capacidad actual, atraviesen sus 80 kilómetros, en un proyecto estimado de 5.250 millones de dólares. GUPC, conformado por las constructoras Sacyr, de España; Salini Impregilio, de Italia; Jan de Nul, de Bélgica; y Constructora Urbana, de Panamá, realiza el diseño y construcción de las nuevas esclusas, el mayor contrato de la obra por 3.200 millones de dólares.

Sin embargo, el consorcio ha formulado 17 reclamaciones de sobreprecios por un total de 2.390 millones de dólares, cifra que la ACP considera abultada. Este mes, la Junta de Resolución de Conflictos, una instancia arbitral, reconoció el pago de 233 millones de dólares a GUPC por sobrecostos, casi la mitad de lo que reclamaba por el aumento en los precios de la mezcla de hormigón y basalto usada en las esclusas y aún tiene pendiente estudiar otros reclamos.

El consorcio paró las obras en 2014 por reclamaciones de 1.600 millones, lo que sumado a huelgas, reclamaciones económicas y diferencias entre GUPC y la Autoridad del Canal de Panamá por la calidad del hormigón utilizado, suma más de un año de retraso. Según las previsiones, la nueva vía se inaugurará a principios de 2016.