labolsa.com

Regístrate gratis

Comprar un viejo buque es tan fácil como comprar un coche de segunda mano

Mostrar calendario

2019

Septiembre

Anterior

L M M J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30
Ver histórico
08 ENE 2015 | 16:59:55 h | Fuente: AFP

En los rincones oscuros de la industria del transporte marítimo, comprar viejos barcos como los interceptados la semana pasada en Italia con cientos de emigrantes es casi tan fácil como hacerse con un coche de segunda mano.

Los especialistas estiman que el beneficio de vender en chatarra uno de esos buques hubiera sido de solo 150.000 dólares (126.000 euros) -después de un largo viaje hasta los astilleros de desguace en Turquía- y que es probable que acabaran cambiando de manos en un submundo fuera del alcance de las autoridades.

Ni el 'Ezadeen', de 48 años de antigüedad, un barco de transporte de ganado con bandera de Sierra Leona que llevaba 360 inmigrantes, ni el 'Blue Sky M', de 37 años, de bandera de Moldovia, interceptado con 768 personas, tenían en vigor los certificados de navegabilidad que se exige a los barcos comerciales.

"El valor de estos barcos no es ninguno, salvo la chatarra", ha explicado Simon Ward, director de Ursa Shipbrokers en El Pireo, Grecia.

Es posible que sus propietarios recibieran una buena oferta en efectivo.

"Si puedes conseguir el barco a buen precio y lo llenas de emigrantes, la operación es atractiva", ha dicho un corredor marítimo en Londres, que ha pedido permanecer en el anonimato. "Es como comprar un coche de segunda mano, así de fácil", ha agregado.

- Habrá muchos más -

Los beneficios potenciales son enormes. Las autoridades italianas dijeron que los pasajeros del 'Ezadeen' pagaron entre 4.000 y 8.000 dólares por cruzar el mar Mediterráneo, lo que supone que los traficantes se embolsaron entre 1,44 y 2,88 millones de dólares.

Si bien aún no está claro cómo consiguieron los barcos, nada permite pensar que fueron robados. La Oficina Marítima Internacional no tiene constancia de su robo y los rastreadores automáticos de ambos barcos estaban en funcionamiento cuando se hizo cargo de ellos la marina italiana.

"Es perfectamente legal vender un barco de segunda mano en cualquier parte del mundo", ha dicho David Olsen, un editor del periódico británico sobre la industria marítima Lloyds List. "Hay noticias de cargueros en venta en eBay. Hay sitios web donde comprar un carguero a buen precio". "Puedo imaginarme a gente reuniéndose en torno a una cerveza y acordando un precio superior al valor en chatarra", ha afirmado Olsen.

Muchos corredores de renombre tratan con barcos de segunda mano, pero comprar un viejo buque, con documentos que no están al día, no es algo que se haga por canales normales. "Es en un mercado fuera de los principales mercados de comercio. Los concesionarios de buena reputación no se ocupan de este tipo de barcos", ha dicho el corredor marítimo de Londres. "Habrá muchos más", ha pronosticado.

El 'Ezadeen' fue inspeccionado por última vez en Líbano en junio de 2014 y el 'Blue Sky M', en Rumanía en abril de 2014. Ninguno tenía un certificado de navegabilidad de un organismo reconocido internacionalmente.

La construcción, el equipamiento y la tripulación de los barcos están sujetos a estrictas regulaciones de la Organización Marítima Internacional, que reúne a 170 países. Estas reglas son aplicadas por los países donde los barcos tienen su pabellón y también por puertos individuales, pero algunas autoridades actúan con más celo que otras. Se sabe, por ejemplo, que Moldavia y Sierra Leona no son tan estrictas como los países de la Unión Europea.