labolsa.com

Regístrate gratis

El Congreso inaugurará el 23 de junio una sala dedicada a Prim, una estancia histórica donde se gestó la Constitución

Mostrar calendario

2017

Marzo

Anterior

L M M J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31
Ver histórico
29 MAY 2014 | 14:23:24 h | Fuente: Europa Press
El Congreso tiene previsto inaugurar a finales del próximo 23 de junio, tras su rehabilitación, una de sus salas históricas: la que albergó las reuniones de la ponencia de la que nació la Constitución de 1978, un espacio que a propuesta del presidente de la institución, Jesús Posada, llevará el nombre del general Juan Prim, presidente del Gobierno asesinado en 1870, de cuyo nacimiento se cumplen 200 años en 2014.

La Cámara Baja decidió recuperar ese espacio aprovechando las obras de rehabilitación de las cubiertas del Palacio de la Carrera de San Jerónimo que concluyeron hace algunas semanas y que se iniciaron en noviembre de 2012.

La nueva estancia está situada en la segunda planta del Palacio, que está siendo sometida, a su vez, a otra rehabilitación. Antes de las obras ese espacio albergaba dos antiguas salas de comisión que no se utilizaban desde hace una década.

ACOGIÓ AL SENADO EN LAS CONSTITUYENTES

Originalmente se trataba de una única estancia en la que durante las Cortes Constituyentes llegó a reunirse el Senado. Después el espacio se dividió, dando lugar a dos salas --bautizadas como Calatrava y Olózaga-- en las que se reunían comisiones parlamentarias y que se dejaron de utilizar al inaugurarse la última ampliación del Congreso.

Ahora se ha recuperado el diseño original de estas dependencias y se ha adecuado para la actividad parlamentaria, aunque también se podrá utilizar para otros eventos, según han informado a Europa Press fuentes parlamentarias.

En una primera fase, se ha trabajado en la recuperación de la estructura original del espacio y en estas últimas semanas se está acondicionando para su utilización. El pasado mes de marzo, la Mesa del Congreso adjudicó un contrato para dotarla de un nuevo sistema de megafonía, traducción simultánea y votación. En los pliegos del concurso aprobados en su día por el órgano de gobierno de la Cámara, se fijaba un precio máximo de licitación de 626.848 euros (IVA incluido).

En concreto, se van instalar micrófonos y altavoces para diputados, comparecientes y la Presidencia de la Sala, que contará con un control de tiempos. Además, se habilitará un sistema electrónico de votaciones y dos cabinas de traducción simultánea con posibilidad para tres idiomas ampliables.

AL NIVEL DE CÁNOVAS Y SAGASTA

La 'nueva' sala lleva el nombre del general liberal Juan Prim y Prats, que tras liderar la 'Gloriosa' revolución de 1968, que provocó el derrocamiento de Isabel II, y promover la Constitución de 1969, acabó convirtiéndose en presidente del Gobierno y propició la elección de Amadeo de Saboya como Rey de España.

Prim fue asesinado junto al Congreso el 27 de diciembre de 1870 tras salir del Palacio de la Carrera de San Jerónimo. En diciembre de 2012, Posada participó en los homenajes que se rindieron con motivo del aniversario del magnicidio y la Cámara editó los discursos parlamentarios del general catalán. Precisamente, el 6 de diciembre de este año, coincidiendo con el Día de la Constitución, se cumplirán exactamente 200 años de su nacimiento en Reus (Tarragona).

Con la que se dedicará a Prim, ya serán tres los presidentes del Gobierno que ocuparon este cargo durante el siglo XIX que tendrán un espacio con su nombre en el Congreso. En la actualidad ya tienen las suyas, dedicadas a reuniones de comisión Práxedes Mateo Sagasta y Antonio Cánovas del Castillo.

También cuenta con una estancia, aunque sólo se usa para reuniones de ponencia, Francisco Javier Isturiz. Por contra, pierde relevancia Salustiano Olózaga, que también fue presidente del Consejo de Ministros y daba nombre a una de las salas que ahora ha quedado integrada en la que se inaugurará en junio.

Y UN LIBRO PARA ADOLFO SUÁREZ

Por otra parte, el Congreso tiene previsto abrir con el expresidente Adolfo Suárez, fallecido el pasado 23 de marzo, una serie de publicaciones que recopilarán los debates y discursos parlamentarios de los presidentes democráticos, avanzaron a Europa Press fuentes parlamentarias.

A raíz de su fallecimiento, la Cámara ha pensado en editar un libro que recoja los debates protagonizados por Suárez en el Palacio de la Carrera de San Jerónimo como homenaje al primer presidente de esta etapa democrática, una propuesta que tiene previsto extender en el futuro al resto de presidentes democráticos.

De momento, la idea ya está sobre la mesa y ahora lo que resta es decidir quién coordinará de la obra, una tarea previsiblemente recaerá en algún letrado de los que fueron testigos de esos años de Suárez en el Congreso. La idea sería continuar en próximos años con un volumen específico de Leopoldo Calvo Sotelo, último presidente de UCD, también fallecido.

Desde la llegada de Jesús Posada a la Presidencia del Congreso, la Cámara ha editado ya cuatro obras dentro del apartado de biografías parlamentarias: la de Juan Prim y Prats, presidente del Gobierno de 1869 a 1870; la del general Rafael de Riego, que promovió un levantamiento contra el absolutismo de Fernando VII para volver a la Constitución de 1812; la de José Canalejas, presidente del Consejo de Ministros (1910-1912), y la de Juan Negrín, presidente de la II República (1937-1939), libro coordinado en este caso por el exministro socialista Juan Fernando López Aguilar.