labolsa.com

Regístrate gratis

FMI cree que subir impuestos indirectos y acabar con las exenciones fiscales es la opción "menos mala"

Mostrar calendario

2019

Septiembre

Anterior

L M M J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30
Ver histórico
27 MAY 2014 | 14:49:20 h | Fuente: Europa Press
El jefe de la misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) para España, James Daniel, ha incidido en la importancia de que España aumente su recaudación fiscal para mantener el estado del bienestar y aseguró que entre las opciones "menos malas" se encuentran un aumento de los impuestos indirectos y una reducción de las exenciones fiscales.

En la presentación de las conclusiones preliminares de la misión del FMI a España correspondiente al Artículo IV, Daniels admitió que el aumento de los impuestos indirectos puede tener un impacto en los sectores más vulnerables de la sociedad, por lo que incidió en que debe tratarse un programa completo y que se utilicen otras herramientas ya disponibles para compensarlo, como el programa de subsidios.

A este respecto, recaló que, aunque los tipos de la renta en España son altos y el IVA máximo del 21% es similar al de muchos de sus socios europeos, "no entra tanto dinero" en las arcas del Estados español como en otros países.

En su opinión, esto es consecuencias de las exenciones fiscales, por lo que recalcó que si España "quiere mantener los mismos servicios públicos que tienen sus socios europeos", tendrá hacer algo a este respecto, además de subir los impuestos indirectos.

En concreto, subrayó que esto no quiere decir que el FMI apoye una subida del tipo máximo del IVA, sino que prefiere un aumento de los tipos reducido y superreducido y un incremento de los productos que están en las categorías más altas.

NUEVO MODELO FISCAL.

Daniels subrayó que el principal reto de España es aumentar la recaudación, ya que es inferior a la de sus homólogos europeos, una opción que la experiencia ha demostrado mejor que aumentar el gasto para reducir el déficit y frenar la escalada de la deuda. Además, agregó que cuanto más y más rápido se crezca, más se podrá hablar de aumentar el gasto.

A este respecto, indicó que no todos los impuestos tienen por qué subir, e incluso algunos pueden bajar, como los que favorecen la creación de empleo y los que afectan a los más desfavorecidos. En concreto, se mostró a favor de reducir los costes a la contratación de trabajadores menos formados, que se compensaría con los impuestos indirectos.

Preguntado por si apoyan la tarifa de plana 100 euros para fomentar la contratación indefinida, el jefe de la misión del FMI para España afirmó que "cualquier medida" que ayude a reducir el coste del empleo y a la firma de un contrato "va a ser buena".

ESTADO DEL BIENESTAR.

En este contexto, el jefe de la misión del FMI incidió en la importancia de mejorar el diseño de las medidas que ayuden a eliminar los obstáculos a la creación de empleo, un objetivo que debe estar en el centro de todas las políticas adoptadas en España.

En general, recalcó que para proteger su estado del bienestar, España "tendrá que pagarlo" y pensar cómo captar los fondos necesarios, para lo que debe diseñar un modelo fiscal "con inteligencia" y que cuide el crecimiento y el empleo.

Así, advirtió de que el déficit de España es "importantístimo" y no puede durar "por siempre jamás", por lo que se mostró a favor de un proceso "gradual" para reducirlo.

Además, un sistema fiscal más sencillo, que cuente con menos tramos y menos exenciones, también ayudará a luchar contra el fraude fiscal que un modelo más complejo.

MODERACIÓN SALARIAL.

Por otro lado, Daniels agregó que España debe encontrar un equilibrio "entre aumentar los salarios y crear empleo para los que no lo tienen". "La sociedad española necesita ver más trabajadores y sueldos más altos", aseguró.

Sin embargo, defendió que con una tasa de desempleo "muy alta", la moderación salarial parece ahora "apropiada" para que los parados vuelvan a trabajar. Además, ésta puede ser positiva para los que tienen un empleo, ya que fortalece la recuperación y hace "más sostenible" el crecimiento.

A este respecto, el economista senior del FMI Paulo Medas añadió que se debe intentar "todo lo que sea posible" para que los trabajadores menos cualificados encuentra un empleo, lo que pasa por mejorar su formación, reducir las contribuciones a la Seguridad Social para estos trabajadores o utilizar diferentes tipos de contratos.