labolsa.com

Regístrate gratis

Los principales operadores de telefonía móvil no acudirán a la subasta de oferta colectiva móvil de la OCU

Mostrar calendario

2019

Septiembre

Anterior

L M M J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30
Ver histórico
21 MAY 2014 | 19:20:16 h | Fuente: Europa Press
Las compañías de telefonía móvil con red propia Telefónica, Vodafone, Orange y Yoigo, así como Pepephone y Jazztel, que actúan como Operadores Móviles Virtuales (OMV), han adelantado a Europa Press que no acudirán a la subasta convocada por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) para lograr una oferta de telefonía móvil colectiva, mientras que Másmóvil, por el contrario, ha mostrado su interés en el proceso.

Entre los argumentos esgrimidos por las compañías se encuentra la alta competencia ya existente en el mercado de telecomunicaciones, cuyos precios se han reducido "considerablemente" en los últimos años, así como cierta desconfianza con el sistema de subasta o con algunas de las condiciones que se exigen en el mismo.

La OCU, que abrió el plazo de inscripción el pasado 22 de abril, ha explicado que el ganador de la subasta ofrecerá a los usuarios inscritos una tarifa de contrato, con voz y datos, y sin compromiso de permanencia.

Vodafone y Yoigo han reiterado que los precios en el mercado móvil son "bajos" en España y hay competencia en el sector. En concreto, Yoigo ha insistido en que el mercado de las telecomunicaciones es más "competitivo" que otros sectores y existe ya una "guerra de precios constante", ofertas convergentes y variedad de tarifas, por lo que consideran "innecesaria" una subasta como la que se plantea. "Las tarifas de Yoigo son ya muy competitivas y siguen en constante evolución, por lo que no vemos la necesidad ni la ventaja de dar a terceros precios diferentes a los que ofrecemos a nuestros clientes", ha asegurado un portavoz.

Del mismo modo, fuentes de Orange han señalado a Europa Press que la compañía no se presenta a la subasta porque con este proceso se obliga a presentar una oferta diferenciada que no se puede utilizar con el resto de clientes durante un periodo de tiempo. "No vemos motivo para que un grupo de clientes que no conocemos se beneficien de mejores condiciones que nuestros propios clientes o el resto del mercado", han afirmado.

Por su parte, Pepephone ha mostrado su descontento con el sistema empleado en la subasta y por la falta de transparencia del mismo. El director general de la empresa, Pedro Serrahima, ha indicado que por motivos "éticos" el OMV no acudirá e insiste en que debería quedar "totalmente" claro que todo el dinero que pagan los clientes se traduce en descuentos y no se queda en terceros.

Al margen del modelo de subasta, las operadoras han reiterado que, si bien en el caso de las tarifas eléctricas pudiera existir alguna racionalidad para un procedimiento de compra colectiva, por las dificultades de acceso al mercado libre por parte de los usuarios individuales, en el caso de la telefonía móvil, las ofertas son "extraordinariamente" competitivas, con reducciones de precios de más de un 20% en el último año. Además, los clientes cada vez demandan de forma creciente los servicios empaquetados convergentes.

MÁSMÓVIL MUESTRA SU INTERÉS

Por el contrato, el presidente de Másmóvil Ibercom, Meinrad Spenger, ha indicado a Europa Press que la empresa va a participar en la subasta, aunque considera que con sus actuales tarifas está "ya muy bien posicionada".

"Para Másmóvil es una oportunidad presentarse a consumidores que no nos conocen de la mano de una institución que transmite confianza", ha añadido.

La asociación ha recalcado que la inscripción en la oferta "no compromete a nada". Así, los usuarios registrados recibirán una oferta personalizada de las operadoras autorizadas a participar en la subasta y, posteriormente, la OCU comunicará un presupuesto personalizado de los ahorros estimados que se pueden lograr mediante la firma de la mejor tarifa disponible. Después de recibir esta comunicación, los usuarios registrados tendrán la libertad de decidir si se suscriben o no a la tarifa indicada.

"NO COMPROMETE" A LOS USUARIOS

La asociación ha explicado que, de acuerdo a los datos recabados, un 20% de los usuarios demanda una tarifa que combine un bono de al menos 300 minutos de conversación y 500 Mb para navegar por Internet.

Asimismo, el 18% de los inscritos quiere al menos 2 GB para su conexión a Internet, mientras que menos de un 7% quiere como mucho 100 MB de datos.