labolsa.com

Regístrate gratis

El FMI pide a Alemania más medidas para fortalecer su papel como pilar de la estabilidad de la eurozona

Mostrar calendario

2019

Noviembre

Anterior

L M M J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30
Ver histórico
19 MAY 2014 | 18:37:55 h | Fuente: Europa Press
El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha pedido al Gobierno alemán que adopte medidas que inciten a un mayor crecimiento de la economía germana, al mismo tiempo que apoya la recuperación del conjunto de la eurozona, ya que considera que el país "puede fortalecer su papel como un pilar de la estabilidad de la región".

En la análisis de la economía alemana correspondiente al Artículo IV del FMI, la institución considera que la recuperación ganará impulso y su comportamiento seguirá superando al del resto de la unión monetaria, lo que justifica su papel de pilar de la región.

"Las políticas deberían centrarse en elevar el crecimiento en Alemania, mientras al mismo tiempo apoya la recuperación de la eurozona", incide el organismo presidido por Christine Lagarde.

En concreto, apunta que una mayor inversión tanto pública como privada y la reforma del sector servicios aumentarían la producción en el medio plazo, reducirían el elevado y persistente superávit por cuenta corriente y generarían un contagio positivo perceptible en la demanda al resto de la eurozona, "ayudando por tanto a reequilibrar la unión monetaria".

En un contexto más amplio, la misión del fondo que ha estado en el país estos últimos días ha pedido al Gobierno de Angela Merkel más condiciones monetarias acomodaticias para apoyar la recuperación de toda la región.

Asimismo, subraya que los riesgos para la perspectiva alemana están en general "equilibrados". Como positivo, el FMI señala la posibilidad de que se produzca un repunte más fuerte de lo esperado de la inversión.

En cambio, sería negativo para Alemania un "vacilante crecimiento" en el resto de la eurozona, donde la demanda está limitada por la necesidad de ajustes en las cuentas públicas en un contexto de alto desempleo y baja inflación. Además, una fuerte ralentización de los emergentes afectaría a sus exportaciones y un aumento de las tensiones en Ucrania frenaría la inversión, aumentando la incertidumbre y dañando la confianza.

SALARIO MÍNIMO Y EDAD DE JUBILACIÓN.

Por otro lado, el Fondo considera que la propuesta de establecer un salario mínimo en Alemania ayudará a reducir la desigualdad salarial que existe en el país, pero advierte del riesgo de que esta medida, que afectará al 20% de los trabajadores en algunas zonas con alto paro, exacerbe el desempleo en esas regiones.

"Aunque los efectos en el empleo de los cambios en la regulación del salario mínimo son difíciles de predecir, podrían materializarse considerables efectos adversos en esas zonas", avisa.

Por ello, insta a la comisión que estudiará esta propuesta a que tenga en cuenta estos efectos y considere adecuadamente los intereses de aquellos que no están bien representados por patronal y sindicatos. Además, cree que se podrían explorar formar alternativas para la redistribución de los ingresos.

Respecto a las medidas para facilitar la jubilación anticipada a los trabajadores con largos periodos de contribución, el Fondo cree que reducirán la participación en el mercado laboral de los más mayores y podrían aumentar la escasez de competencias en algunos sectores.

Asimismo, incide en que adelantar la jubilación aumentaría más unas ya elevadas contribuciones a la Seguridad Social, al mismo tiempo que considera que los incrementos de las pensiones para algunas categorías son "particularmente costosos".

Por otro parte, el FMI cree que una mayor inversión pública, especialmente en infraestructuras de transportes, es "necesaria y factible" y propone aumentar en 0,5 puntos del PIB la inversión durante cuatro años, lo que no afectaría al cumplimiento de las reglas fiscales y solo tendría un impacto menor en la deuda dado que el crecimiento compensa.

"Este tipo de programa debería generar un aumento persistente del PIB empujando la inversión privada, lo que también estimularía el crecimiento en el resto de la eurozona", agrega.

Por otro lado, reclama nuevas reformas en la regulación del sector servicios para fomentar la competencia y la productividad, más claridad sobre el futuro del marcado regulador del sector energético para alentar la inversión privada, tomar medidas en el sector asegurador ante los bajos tipos de interes y seguir vigilando de cerca el sector bancario.