labolsa.com

Regístrate gratis

Los regantes piden a García Tejerina que "presione" a Industria para poner en marcha una tarifa estacional

Mostrar calendario

2019

Octubre

Anterior

L M M J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31
Ver histórico
13 MAY 2014 | 14:04:23 h | Fuente: Europa Press
El presidente de la Federación Nacional de Comunidades de Regantes (Fenacore), Andrés del Campo, y el gerente la Comunidad de Regantes Palos de la Frontera, Fernando Sánchez, han pedido "ayuda" a la nueva ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, y que "presione" al Ministerio de Industria, Energía y Turismo, para "modificar el abusivo sistema tarifario y diseñar un escenario energético más justo y dar con una fórmula tarifaria que les evite pagar todo el año por un servicio eléctrico que sólo utilizan durante la campaña de riego".

Durante su discurso en el acto de inauguración del XIII Congreso Nacional de Regantes, que se celebra en Huelva, el presidente de Fenacore ha remarcado que, aunque los regantes son "conscientes" de la implicación de Agricultura para poder dar con una salida, lo cierto es que "el tiempo pasa, llenándoles de desconfianza la actitud de Industria, más preocupada por cubrir el agujero económico del déficit de tarifa con las compañías eléctricas que en proteger el regadío".

Por tanto, lamenta que éste se haya convertido en "un asunto marginal" en la agenda política a sabiendas de que el propio presidente, Mariano Rajoy, "se ha implicado directamente en buscar una solución al suministro para regadíos".

Concretamente, según ha especificado, en los últimos seis años la factura de la luz "se ha incrementado en una media del 100 por cien, mientras que los costes fijos --que pagan todo el año aunque los motores estén apagados-- se han disparado un 1.000", colocándoles en una situación "angustiosa", que afecta en mayor medida a las comunidades más tecnificadas, como es el caso de Andalucía, con más del 80 por ciento de su superficie regada modernizada.

En otro orden de cosas, además de un escenario tarifario "más justo y competitivo", el presidente de Fenacore ha recordado que para amortizar las inversiones realizadas en modernización de regadíos y acometer la transformación de las casi un millón de hectáreas todavía pendientes, es "necesario también tener el agua garantizada para poder regar, lo que pasa necesariamente por culminar la planificación hidrológica nacional".

En este sentido, los regantes siempre han reclamado tener las cuencas reguladas, construyendo embalses y trasvases intercuencas donde sea necesario siempre que se den las condiciones técnicas, medioambientales, sociales y económicas para hacerlo, indicando además que las obras de regulación deben además combinarse con medidas complementarias de gestión de la demanda como la desalación, la gestión conjunta de aguas superficiales y subterráneas o la recarga de acuíferos.

Para concluir, Del Campo ha lamentado "la escasa defensa" que los gobiernos de las últimas legislaturas han venido haciendo de la agricultura de regadío. De esta forma, con la frase "con Zapatero empezamos el agujero y con Soria volveremos a la noria" recordó que fue el equipo del expresidente socialista quien "eliminó las tarifas especiales para el riego e inició una deuda creciente con las eléctricas"; mientras que ha sido el actual ministro de Industria, José Manuel Soria, quien con "su reforma energética ha conseguido que resulte más rentable dar un paso atrás en la historia y volver al riego con noria que adoptar los modernos sistemas actuales".

Por su parte, el gerente la Comunidad de Regantes Palos de la Frontera, Fernando Sánchez, se ha manifestado en términos parecidos a los expuestos y ha remarcado que los regantes "no pueden soportar estos gastos eléctricos ni el déficit de agua", lamentando a su vez "la ausencia" de representantes de la Junta de Andalucía y del Ayuntamiento de Palos en el citado evento.

El Congreso Nacional de Comunidades de Regantes tiene su origen en 1914 en los Congresos Nacionales de Riegos, que nacieron con el ánimo de crear un organismo permanente dedicado a la ejecución de obras públicas que favorecieran un mejor aprovechamiento de las aguas.

Estos encuentros, interrumpidos a raíz de la Guerra Civil española, volvieron a retomarse en 1964 con la celebración del I Congreso Nacional de Comunidades de Regantes en Valencia. Desde entonces y hasta la fecha, se han celebrado un total de trece congresos en las ciudades de Valencia, Sevilla (2), León, Murcia, Zaragoza (2), Granada, Badajoz, Castellón, Palma de Mallorca, Tarragona y Huelva.