labolsa.com

Regístrate gratis

Goirigolzarri cree que la desinversión de Bankia en Iberdrola no se materializará "a corto plazo"

Mostrar calendario

2019

Abril

Anterior

L M M J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30
Ver histórico
20 MAR 2014 | 18:20:48 h | Fuente: Europa Press
El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha asegurado que la entidad nacionalizada tendrá que vender su participación en Iberdrola en los próximos meses, si bien ha matizado que no espera que se materialice "en el corto plazo".

En un encuentro con los medios, Goirigolzarri también se ha referido a la reciente venta del 7,5% de la entidad el pasado mes de febrero, que ha calificado como "muy buena" y de ejecución "impecable", dado que ha permitido dotar de liquidez a la entidad y, además, ha fortalecido el valor de la acción, con lo que esto supone para los pequeños accionistas.

Respecto a futuras operaciones de venta, ha recordado que son "simples gestores" que trabajan para que la inversión del accionista, en este caso el Estado y los contribuyentes, "crezca en valor".

"Es el FROB el que tiene que decidir cómo, cuándo y a qué precio quiere hacer la desinversión; estamos a lo que manden, la responsabilidad es del Gobierno", ha asegurado. A su juicio, cada paso en la privatización debe dejar "buen sabor de boca en el mercado, porque eso le da valor al título".

El presidente de Bankia ha asegurado que espera que la junta de accionistas que mañana celebra la entidad en Valencia sea "más profesionalizada" que en años anteriores dado que la situación ahora "no tiene nada que ver" con la de 2012 y 2013, en parte gracias al proceso de arbitraje, que ha permitido hasta la fecha que el 75% de los casos haya recibido el informe positivo del experto independiente.

Goirigolzarri ha señalado que hace dos años en su primera junta la situación del país y también de la entidad era "ciertamente complicada", con un negocio a la baja, sobre todo en los depósitos, y "preferentistas que pensaban que iban a perder todo su dinero" tras un canje por acciones "muy duro", mientras que ahora la situación es "muy diferente", dado que el balance de Bankia es "tremendamente solvente" y se están alcanzando resultados "muy positivos" en la línea del Plan Estratégico de la entidad.

El máximo responsable del banco ha destacado la "gran noticia" que ha supuesto el arbitraje, para el que en 2013 Bankia provisionó 1.200 millones de euros y que ha conseguido resultados que "nos llenan de satisfacción".

Tras celebrar que el 75% de los clientes que se han acogido a este mecanismo han recibido en informe positivo y recordar que quedan tan sólo unos 20.000 casos pendientes que se espera queden cerrados para mayo, Goirigolzarri ha insistido en que el objetivo de la entidad es que sus clientes "estén contentos" y, para ello, tratan de ponerse "en sus zapatos" aconsejándoles que se adhieran a esta fórmula. "No sé si lo hicimos en el pasado, pero hoy nuestro único interés es dar consejo profesional", ha aseverado.

Al ser cuestionado sobre las claves de su gestión desde que llegó hace dos años a Bankia, ha destacado la profesionalización del Consejo de Administración de la entidad, así como la apuesta por el realismo y la apuesta por la devolución de las ayudas públicas "cuanto antes mejor". Asimismo, ha resaltado la importancia de fomentar la cultura común de todas las cajas fusionadas y transmitir unos valores comunes de tal forma que "ningún objetivo pueda justificar su transgresión".

También ha recordado la puesta en marcha del plan de reestructuración aprobado por Bruselas, que ha supuesto el cierre de más de un millar de oficinas, aunque ha admitido que si hubiera sido por la dirección de Bankia esa cifra se hubiera rebajado a entre 700 y 800 cierres.

Por último, respecto a su futuro en la entidad, ha señalado que "no tiene ningún horizonte para salir de Bankia" porque él y su equipo están "felices" y, personalmente, tiene el compromiso de que en este proyecto "todo salga bien", algo que es "muy importante para la imagen de España, de su sistema financiero y para los contribuyentes".