labolsa.com

Regístrate gratis

Lagares cree que el efecto de la reforma fiscal sobre el PIB y el empleo será "mayor" de lo estimado

Mostrar calendario

2019

Julio

Anterior

L M M J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31
Ver histórico
19 MAR 2014 | 19:49:14 h | Fuente: Europa Press
El presidente de la Comisión de Expertos que ha analizado el sistema fiscal, Manuel Lagares, cree que el efecto de sus propuestas sobre el crecimiento del PIB y la generación de empleo será "mayor" de lo que se recoge en su informe, porque "los modelos siempre son prudentes en sus estimaciones" y la puesta en marcha de los cambios sugeridos provocaría un "aumento de la recaudación".

Así lo ha señalado durante su turno de réplica en la comparecencia que ha protagonizado en la Comisión de Hacienda del Congreso, a la que ha presentado los principales puntos del informe del comité de expertos.

En respuesta a las críticas de los portavoces de la oposición sobre el "resultado neutro" de la reforma, que sólo provocaría un incremento de la actividad y el empleo del 0,7% durante el primer año, el catedrático ha asegurado que "el resultado no es neutro" sino que sólo lo parece en el planteamiento teórico, porque "una vez puesta en marcha (la reforma) aumentarían la recaudación, la actividad económica y el empleo".

"Los resultados no son tan modestos. Los modelos son siempre prudentes en sus estimaciones, pero yo estoy convencido de que los resultados serán mayores", ha asegurado a renglón seguido.

EL GASTO ESTABA FUERA DEL MANDATO

También ha replicado a las críticas sobre la falta de referencia al gasto público en el informe recordando que ese asunto queda fuera del mandato que el Gobierno dio a la comisión de expertos, y ha señalado que la reducción prevista hasta 2016 es la que se recoge en el Programa de Estabilidad de España aprobado en abril del año pasado. "No nos hemos inventado nada", ha afirmado.

En cualquier caso, sí ha reconocido que, a su juicio, "no se debe apostar por el crecimiento del gasto público, sino por una mejor y más eficiente administración". "Si hacemos crecer demasiado el sector público se dejarían menos recursos para la iniciativa privada, y estamos en una economía de mercado en la que, además, Europa nos dice que cuando el sector público es más reducido el potencial de la economía es mayor", ha apostillado.

En la misma línea ha defendido que el informe no apueste por incrementar el peso de la recaudación sobre el PIB, apuntando de nuevo a que ése es el compromiso asumido por el Ejecutivo ante las instituciones comunitarias. En cualquier caso, ha subrayado que lo que sí conseguirían sus propuestas sería aumentar las bases tributarias, lo que significa que pagarían impuestos más contribuyentes.

SE GARANTIZA LA EQUIDAD

Lagares también considera que sus medidas garantizan el principio de equidad del sistema, que "se mide con el efecto sobre el IRPF" donde la propuesta pasa por reducir el tipo mínimo (del 24% al 20% "o incluso menos") en mayor medida que el tipo máximo (que habría que dejar por debajo del 50% y "cuando sea posible aproximarlo a la media de la UE".

Esto, junto con la introducción de nuevas deducciones por circunstancias personales o el aumento del umbral de exención del IRPF a los 14.000 euros anuales, garantizan según el presidente del comité que "las rentas bajas mejorarían más que las altas". "Calibren ustedes la reforma de modo tal que al final los ganadores sean todos y los perdedores, ninguno. Nosotros no lo podíamos hacer, sólo podemos dar pistas", ha señalado.

Estos argumentos no han contrarrestado sin embargo las críticas de la oposición a la propuesta de subir el IVA, que Lagares ha justificado como la única vía para proceder a una devaluación fiscal que permitiría favorecer las exportaciones y que, en cualquier caso, el comité cree que habría que dejar para más adelante, cuando las cuentas de la Seguridad Social permitan reducir las cotizaciones.

"Hemos organizado la reforma en dos bloques que no pueden ser simultáneos para respetar a las pensiones. El sistema ahora se está estabilizando y no parece que sea el momento de iniciar un recorte importante en las cotizaciones sociales. Habrá que esperar algún tiempo y, entonces, plantearse seriamente este tema", ha abundado.

"NO SE PUEDEN PONER PUERTAS AL CAMPO"

Con respecto a los apuntes sobre la poca incidencia que se ha hecho en la tributación de las Sicav, Lagares ha recordado que este tipo de sociedades tienen "un tratamiento especial en España y en todos los demás países" del entorno. "No nos pidan que apliquemos reglas distintas. Eso se podía hacer cuando esto era un coto cerrado donde las piezas de caza no podían escapar por la frontera. Ahora tenemos que cuidar que el capital no huya, porque este país necesita ahorro pero también capitales", ha apuntado.

Con los mismos argumentos ha justificado que se abogue por un impuesto sobre los depósitos bancarios nacional, "aunque su recaudación se reparta entre las comunidades autónomas". "No podemos poner puertas al campo, si no tendríamos un problema muy serio", ha insistido a este respecto.

Además, ha hecho referencia a las sugerencias sobre la tributación territorial, abogando por que los impuestos de las comunidades "no provoquen una ruptura del mercado" y garanticen una "cierta neutralidad". Por eso, el comité ha revisado las diferentes figuras impositivas para ver cuáles pueden estar descentralizadas y cuáles no, porque algunas tienen más sentido pensadas a nivel general para evitar "contradicciones".

No obstante, ha recordado que su propuesta no pasa por prohibir los impuestos regionales, sino por que "antes de implantarlos se consulte, no con el Gobierno, sino con el Comité de Política Fiscal y Financiera (CPFF), donde están representadas todas las comunidades autónomas". Asimismo, ha indicado que el debate sobre la financiación autonómica también queda fuera de su mandato, pero abre la puerta a "soluciones muy importantes" también en el ámbito fiscal.

REVISAR LOS VALORES CATASTRALES

Lagares también apuesta por revisar los valores catastrales, que actualmente adolecen de una "heterogeneidad extraordinaria" por el momento de la última actualización según el territorio, lo que conlleva que la aplicación de cualquier gravamen provocaría "una gran injusticia" para los diferentes contribuyentes.

Por eso, ha explicado que el comité se ha "resistido como gato panza arriba" a aceptar un incremento de la fiscalidad de los bienes inmuebles, con el objetivo de "dar tiempo para cambiar los métodos de valoración, que llevará cuatro o cinco años" y planteando como "solución puramente provisional" para aplacar a la UE que la vivienda se incluya en el IRPF con algunos límites.

COMITÉ INDEPENDIENTE Y APARTIDARIO

Por último, el catedrático ha valorado el reconocimiento que han hecho todos los grupos de la calidad académica de los expertos del comité, recordando que no han percibido ninguna retribución por un trabajo que han realizado "por nuestro país" y con total independencia del Gobierno y de la troika, cuyas recomendaciones "no se han seguido a pies juntillas" como algunos sugieren.

"Posición ideológica sí tenemos, pero no pertenencia partidista", ha añadido, recordando que él mismo ha participado en reformas fiscales con todos los partidos políticos que han gobernado en España y que ha habido "mucho debate" durante sus trabajos por las diferencias intelectuales de los miembros. La única pega que ha puesto a la comisión es que no se haya incluido a ninguna mujer, si bien ha recordado que no fue él quien seleccionó a los expertos.

Finalmente, Lagares ha asegurado que aunque el Gobierno aceptara "sólo algunas de las propuestas" recogidas en el informe ya se habría dado "un paso adelante en el arreglo fiscal de este país".