labolsa.com

Regístrate gratis

ANC y CCN quieren hacer visible el apoyo del sector económico a la independencia

Mostrar calendario

2019

Octubre

Anterior

L M M J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31
Ver histórico
03 MAR 2014 | 19:54:30 h | Fuente: Europa Press
La Assemblea Nacional Catalana (ANC) y el Cercle Català de Negocis (CCN) han iniciado este lunes la búsqueda de adhesiones a un manifiesto que defiende la viabilidad económica de la independencia de Cataluña "para que se vea que el sector económico está apoyando el proceso y el trabajo que está haciendo el Gobierno", ha explicado en rueda de prensa el coordinador de Economistes per la Independència, la sectorial de Economía de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), David Ros.

El texto va dirigido a académicos del ámbito económico, profesionales y empresarios; se ha presentado en un acto con un centenar de personas en la Bolsa de Barcelona, y también se difundirá a través de Internet con la web 'economianouestat' y el mismo lema en redes sociales.

"Hay quien dice que con el nuevo proceso Cataluña no sabe dónde va", ha expuesto Ros, pero lo ha contradicho con argumentos como los que expone el reciente libro impulsado por el Colegio de Economistas de Cataluña, que defiende la viabilidad económica de la independencia.

"Se pone en duda que el sector económico esté por el proceso", ha añadido, pero ha argumentado que los empresarios se manifiestan, aunque de una manera muy prudente.

Por esta prudencia, la ANC y el CCN no prevén que se adhieran al manifiesto las entidades profesionales o empresariales, porque se deben a la pluralidad de sus asociados, pero sí cuentan con animar las adhesiones a título individual.

El presidente del CCN, Albert Pont, ha señalado que sólo la entidad que lidera ya aglutina a 7.800 asociados del mundo económico que apoyan la independencia, y ha incidido en que cualquier proceso de secesión genera retos para el Estado que se escinde y para el matriz, pero también oportunidades, y ha calificado de "tóxica" la relación de España con Cataluña hasta ahora.

Ha cuantificado en 1.500 millones de euros anuales la aportación neta de Cataluña a la UE, y ha opinado que si España no reconoce la independencia de Cataluña, deberá seguir asumiendo su representación y esta aportación.

También ha indicado que si Barcelona se convirtiese en capital de Estado y Cataluña estableciese relaciones diplomáticas con 140 países, sólo para embajadas y consulados generaría un negocio inmobiliario de 400.000 metros cuadrados: "Hay ciudades que viven del efecto sede".

Ha invalidado el discurso del miedo sobre los efectos nefastos de la independencia porque, pese al debate político, la Bolsa de Barcelona está incrementando cotizaciones, y sigue creciendo el turismo y las inversiones extranjeras en Cataluña como primer destino en España.

ARGUMENTOS PARA UNA DECISIÓN POLÍTICA

El doctor en Economía Miquel Puig ha leído el manifiesto y ha señalado que no aboga "por la primera, la segunda o la tercera vía", sino que da argumentos económicos para que los ciudadanos puedan tener información para tomar una decisión política, y ha recalcado que los motivos económicos no son los únicos que mueven a las personas a pedir la independencia.

Ros ha hecho hincapié en que creer en que la independencia "es urgente no significa hacer las cosas deprisa y corriendo", sino que se deben preparar las estructuras de Estado, y no tienen por qué romperse las relaciones financieras y comerciales con España porque ambas partes saldrían perjudicadas