labolsa.com

Regístrate gratis

Feito (CEOE) avisa que un plebiscito dañaría la economía catalana y recuerda la pérdida de PIB de Quebec

Mostrar calendario

2017

Septiembre

Anterior

L M M J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30
Ver histórico
05 FEB 2014 | 14:05:41 h | Fuente: Europa Press
José Luis Feito, presidente de la Comisión de Economía y Política Financiera de la CEOE, asegura en un estudio que si la independencia sería la ruina para Cataluña, no son "desdeñables" los "costes económicos" que también tendrían unas elecciones plebiscitarias o la celebración de una consulta.

El economista ha publicado un trabajo, que firma a título personal, en Panel Civico, en el que asegura que la convocatoria de elecciones plebiscitarias o de una consulta sobre la independencia tendría costes menores que la independencia, pero estos existirían. Feito admite que, sin embargo, todavía no se han empezado a registrar porque "los principales agentes económicos no están descontando que la secesión se vaya a materializar".

En el momento en que los agentes financieros internacionales y nacionales tomen nota del "riesgo separatista", así como las empresas y familias de Cataluña, se darán "consecuencias económicas negativas para Cataluña y positivas para el resto de España", afirma.

Y para armar esta argumentación, Feito toma como referencia para Cataluña el caso de Quebec, cuyo camino hacia la independencia ha sido "beneficioso" para Ontario y otras provincias canadienses. Según interpreta, las "insinuaciones veladas" de empresas y multinacionales de abandonar el territorio catalán "se harían realidad" y la prima de riesgo subiría, como ha ocurrido, insiste, en el caso canadiense.

"Entre 1976 y 1980, el período inicial del independentismo, treinta de las mayores empresas canadienses salieron de Quebec y alrededor de 100.000 de sus ciudadanos por debajo de 25 años de fueron a vivir a otras provincias", pone como ejemplo.

Añade Feito que a partir de 1981 y hasta 2007, como consecuencia de lo anterior, el crecimiento económico anual medio de Quebec ha sido del 2,3 por ciento mientras que el del resto de Canadá fue del 3. A lo largo del periodo, supone que "Quebec pasó de representar el 23,5 por ciento del PIB de Canadá en 1981, al 20,56 por ciento en 2006".

EXCESOS FISCALES

José Luis Feito explica que, en la historia de España, el secesionismo siempre se ha fortalecido en épocas de crisis económica y aporta datos para asegurar que ni existe "expolio fiscal" ni tampoco un maltrato de financiación; menos aún, agrega, que la independencia permitiría a Cataluña resolver sus actuales problemas de déficit y deuda.

Este directivo de la CEOE asegura que la crisis económica ha afectado a todas las administraciones, pero que no todas han reaccionado igual ni partían del mismo punto. "Los excesos fiscales cometidos en Cataluña por el primer Gobierno del tripartito (2003-2007) fueron sensiblemente superiores a los de la mayoría del resto de CCAA e igualmente nefasta fue la gestión de la crisis por los sucesivos Gobiernos de la Generalitat", afirma.

Así, en un resumen de la evolución de la deuda catalana, asegura que ha pasado del 8 por ciento en 2007 al 27 por ciento en 2013 y el déficit público catalán, del 0,6 al 2 por ciento.

Los datos señalan sin embargo, añade, que la caída del PIB catalán ha sido inferior al de otras autonomías: el 6,7 por ciento desde el comienzo de la crisis, frente al 7,5 por ciento del conjunto de España, el 11 por ciento de la Comunidad Valenciana, el 12,7% de Castilla-La Mancha, el 11% de Andalucía o el 10% de Extremadura.

"ESPAÑA NOS ROBA"

José Luis Feito argumenta contra el "expolio fiscal" que denuncia la Generalitat y que sería el causante de las cifras anteriores de deuda, déficit y caída del PIB, así como contra "la falacia del maná fiscal que según los independentistas le llovería a una Cataluña independiente". Pese a considerar ambas afirmaciones falsas, asegura que "no será fácil ni inmediato erradicarlas de la mente de muchos catalanes".

Por un lado, Feito pone en duda el valor explicativo de las balanzas fiscales. Señala que cuando son deficitarias "no son un indicador de expolio sino simplemente de que el territorio en cuestión tiene una renta per cápita superior a la del resto del país". Y asegura además que una comunidad puede tener una balanza fiscal deficitaria pero un tratamiento fiscal "más favorable" que otras CCAA.

Además, Feito explica que existen distintos métodos para calcularlas y que también se pueden "neutralizar o no", es decir, aplicar los efectos del ciclo económico, "corregir los datos de ingresos y gastos de la Administración Central existentes en un año determinado hasta donde sea necesario para cerrar virtualmente el déficit presupuestario".

Atendiendo a todos estos factores, el economista explica que se pueden realizar cuatro tipos de balanzas fiscales y que el déficit de Cataluña puede ser de 16.400 millones (en 2009), el 8,4 por ciento del PIB catalán, o reducirse a 791 millones, el 0,4 por ciento del PIB. La primera cifra no incluye correctores y es la esgrimida siempre por la Generalitat.

"En ningún caso justifican ni el argumento del expolio ni la promesa de un maná fiscal que alimentaría una Cataluña independiente. De hecho, ¿cómo es posible que si Cataluña ha sido expoliada por el resto de España, a razón de un 8% anual de su PIB según sostienen los secesionistas, desde la entrada en vigor del estado de las autonomías en 1978, haya sido capaz de superar durante este período la renta per cápita de los países más ricos de Europa? ¿Cómo es posible que el resto de España expoliadora todavía hoy tenga una renta per cápita un 20% inferior a la de la Cataluña expoliada?", inquiere Feito.

El economista rechaza también que el sistema de financiación sea especialmente perjudicial para Cataluña y sostiene que en el periodo 2009-2014 la financiación catalana "mejoró apreciablemente". Pero aunque mejorase aún más, concluye, "no resolvería los graves problemas de ajuste de su deuda y déficit público".