labolsa.com

Regístrate gratis

KPN pierde 222 millones en 2013 y anuncia la supresión de hasta 2.000 puestos de trabajo

Mostrar calendario

2019

Septiembre

Anterior

L M M J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30
Ver histórico
04 FEB 2014 | 11:08:28 h | Fuente: Europa Press
La operadora holandesa de telecomunicaciones KPN registró en 2013 unas pérdidas netas atribuidas de 222 millones de euros, en contraste con los 763 millones de euros que ganó en 2012, según informó la compañía, que ha anunciado que recortará entre 1.500 y 2.000 empleos en Países Bajos.

Sin incluir los resultados de su filial alemana E-Plus, cuya venta a Telefónica está pendiente de la aprobación de los reguladores, KPN cerró 2012 con un beneficio neto de 293 millones de euros, un 6,7% menos que los 314 millones de euros que ganó hace un año.

En el cuarto trimestre del año, las pérdidas atribuidas aumentaron un 56,3%, desde los 142 millones de euros hasta los 222 millones de euros, aunque sin tener en cuenta las cifras de E-Plus las pérdidas se redujeron un 58,9%, desde los 263 millones de euros hasta los 108 millones de euros.

La cifra de negocio de KPN sin su filial alemana alcanzó en 2013 los 8.472 millones de euros, un 10,4% menos que el año pasado, mientras que en los tres últimos meses del año descendió a 2.061 millones de euros, un 13,5% menos.

El consejero delegado de KPN, Eelco Blok, mostró su confianza en obtener la autorización de los reguladores para la venta de E-Plus y anunció que tienen previsto volver a pagar dividendo con respecto a 2014. "El perfil financiero de KPN mejorará con la venta de E-Plus. Además nos beneficiaremos de un efectivo adicional por los dividendos recibidos por nuestra participación del 20,5% en Telefónica Deutschland", agregó.

NUEVOS DESPIDOS.

Por otro lado, la empresa informa de que ha completado con éxito su programa de reducción de plantilla comenzado en 2011 y que se ha traducido en la supresión de aproximadamente 4.650 trabajadores en Países Bajos.

El siguiente paso que va a dar la compañía es poner en marcha un programa de "simplificación" que afectará a su cartera de productos, a los procesos con los clientes y a sus redes y tecnologías de la información.

Según KPN, este programa dará lugar a una nueva oleada de mejoras en la calidad y a unos ahorros de 300 millones de euros anuales en 2016, aunque también supondrá supresión de entre 1.500 y 2.000 empleos en Países Bajos hasta 2016.