labolsa.com

Regístrate gratis

FCC recibirá un anticipo de 300 millones en 2014 por el 'macrocontrato' del metro de Riad

Mostrar calendario

2019

Noviembre

Anterior

L M M J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30
Ver histórico
08 NOV 2013 | 11:15:42 h | Fuente: Europa Press
FCC recibirá un anticipo de unos 300 millones de euros el próximo año, correspondiente al 'macrocontrato' de obras de construcción logrado en el metro de Riad el pasado mes de julio por un importe total de 6.070 millones de euros.

El contrato, conseguido a través de un consorcio, constituye el mayor proyecto de construcción logrado nunca en el exterior por una firma española.

El director financiero de FCC, Víctor Pastor, apuntó que, según los términos del contrato, el próximo año está previsto recibir un anticipo de 300 millones de euros.

El proyecto contempla la construcción de tres líneas (4, 5 y 6) del nuevo metro de Riad, además de sus 25 estaciones. Ello supone ejecutar 64,6 kilómetros de vía de metro, 29,8 kilómetros de viaductos, 26,6 kilómetros de vías subterráneas y otros 8,2 kilómetros en superficie.

FCC logró el proyecto a través de un consorcio que completan la coreana Samsung, las francesas Alstom y Setec, la holandesa Strukton, Freyssinet Saudi Arabia y la también española de Typsa.

40 MILLONES PARA REESTRUCTURACIÓN.

Durante la presentación a analistas de los resultados trimestrales, la compañía en la que Bill Gates controla el 5,7% apuntó asimismo que la nueva reestructuración de plantilla prevista en su división de construcción supondrá un coste de unos 40 millones de euros.

FCC prevé plantear a los sindicatos el próximo viernes, 15 de noviembre, un segundo expediente de regulación de empleo (ERE) en su negocio constructor en España, similar al ya pactado en abril, que afectó a 842 trabajadores, el 12,7% del total de plantilla que esta área sumaba en ese momento.

Este segundo ajuste en el área de construcción será el cuarto que el grupo pone en marcha este año, tras los acordados en servicios centrales y en servicios energéticos, que afectaron a unos 260 trabajadores. El grupo lo atribuye a la necesidad de adecuar el tamaño de la empresa al volumen del negocio, ante la continua caída de la construcción en España.