labolsa.com

Regístrate gratis

Sacyr confía en tener más plazo para concluir el Canal de Panamá por las reclamaciones presentadas

Mostrar calendario

2019

Octubre

Anterior

L M M J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31
Ver histórico
31 JUL 2013 | 15:28:32 h | Fuente: Europa Press
SYV | Sacyr Vallehermoso | 1,650 (3,03 %)
Sacyr confía en contar con más plazo para concluir la obra de ampliación del Canal de Panamá como consecuencia de las reclamaciones que se han presentado a la Autoridad del Canal por las modificaciones constructivas que va requiriendo en proyecto.


El fin de la obra, una de la historia de la ingeniería civil, estaba inicialmente previsto para agosto de 2014, si actualmente tanto la entidad panameña como el consorcio liderado por Sacyr que construye la infraestructura trabajan con el horizonte de que una de las nuevas esclusas esté lista en diciembre del próximo año y la otra, en mayo de 2015.


Los aplazamientos en los que confían Sacyr y sus socios del consorcio derivan de las compensaciones que incluyen las reclamaciones interpuestas por las modificaciones constructivas que se ven obligados a realizar para adecuar el proyecto a las circunstancias que surgen en su construcción, según detallaron a Europa Press en fuentes del grupo.


"Se están produciendo modificaciones constructivas normales en una obra de esta dimensión, que son objeto de negociación con el cliente, negociaciones que, aunque son incipientes, permiten ser optimistas respecto a que la terminación de la obra no supondrá impactos negativos sobre los estados financieros", indicó el director financiero y corporativo del grupo, Fernando Lacadena.


Sacyr lidera el consorcio que en julio de 2009 se adjudicó la obra de ampliación del Canal de Panamá, una de las mayores obras civiles de la historia, estimada en unos 2.300 millones de euros. El grupo lo completan la italiana Impregilo, la belga Jan de Nuil y la panameña Constructora Urbana.


VENTA DE VALLEHERMOSO.


Durante la presentación a analistas de los resultados semestrales de Sacyr, el directivo del grupo se refirió al proceso de venta de Vallehermoso para indicar que confía cerrarlo en el "corto plazo", con el fin de "eliminar la exposición del grupo al riesgo inmobiliario".


Para "materializar este objetivo", Sacyr está en contacto con todas las entidades financieras de esta filial de vivienda y suelo, y analiza "todas las alternativas posibles", entre ellas, la de dación de activos a los bancos. Además, ha "repuesto" fondos propios de Vallehermoso en el "importe estrictamente necesario" para evitar que entre en supuesto de liquidación.


La venta de esta filial supondría un recorte de la deuda del grupo, dado que Vallehermoso soporta un pasivo de unos 1.200 millones de euros, el 15% del pasivo total. Además, presenta un 'stock' de 620 viviendas y una cartera de suelo de 7,25 millones de metros cuadrados.


REFINANCIACIÓN DE DEUDA.


Sacyr prevé continuar con su política de rotación y desinversión de activos, en la que se incluye la participación del 32% con que se quedó en la Torre Adriá que vendió recientemente en París, tras cerrar ventas por un total de 850 millones en lo que va de año.


Estas operaciones, además de recortar su deuda en 660 millones, han reducido el pasivo que la compañía tenía que renegociar de este ejercicio desde 985 hasta 300 millones de euros.


No obstante, Sacyr ha comenzado a negociar con los bancos sobre los 936 millones de euros de deuda que vencen en 2014 con el fin de "ir solventando de forma anticipada su renegociación", según apuntó Lacadena.