labolsa.com

Regístrate gratis

El Banco de España exige a los fondos extranjeros interesados en NGC permanecer 5 años

Mostrar calendario

2019

Julio

Anterior

L M M J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31
Ver histórico
05 JUL 2013 | 19:16:38 h | Fuente: Europa Press
El presidente ejecutivo y el consejero delegado de NCG Banco, José María Castellano y César González-Bueno, respectivamente, han explicado este viernes las perspectivas de futuro de la entidad, para la que han defendido la entrada de inversores extranjeros que permitirían mantenerla "independiente y en Galicia". El Banco de España, que conoce el interés de estos fondos, les exige una permanencia de, al menos, cinco años, han dicho.


Tanto uno como otro han destacado que estos socios no piden un esquema de protección de activos (EPA) --una especie de garantía que cubriría posibles pérdidas-- y ofrecen "un precio positivo" por NCG. Aunque no han concretado la cifra, que se presentará dentro del proceso de subasta, González-Bueno ha apuntado que son "cientos de millones".


Los dos máximos directivos de la entidad han comparecido este viernes, por separado, en la comisión de investigación de las cajas del Parlamento gallego, ante la que han defendido este plan porque sostienen que es "la única forma de mantener el banco independiente con sede en Galicia", en palabras de Castellano.


El presidente ha manifestado que no puede asegurar quién será finalmente el comprador, dado que se trata de un proceso competitivo, pero confía en que el Banco de España, el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), y el Ministerio de Economía actuarán con "absoluta neutralidad" y el proceso será "transparente". "No lo digo por decir", ha insistido.


Ninguno de los dos ha estimado el valor del banco y, en este sentido, González-Bueno ha manifestado que "las cosas valen lo que la gente paga por ellas". "En este momento los niveles de beneficios son modestos pero tienen gran perspectiva de futuro", ha defendido y ha afirmado que intentarán "por todos los medios que no" se venda a cero. "Si hay pocos compradores y son bancos nacionales es lógico que intenten comprar más barato", ha razonado.


"Lo que decía Castellano es que hay inversores internacionales que proponen comprar por un precio positivo de cientos de millones de euros sin EPA. Yo lo que digo es que si hay algún comprador que ofrece comprar con EPA tendría que tenerse en cuenta en el precio, que no es lo mismo pagar 10 con EPA que pagar 10 sin EPA", ha argumentado.


Por parte de los grupos, el PPdeG ha manifestado que la entrada de fondos extranjeros es "la alternativa más razonable", mientras que el PSdeG ha instado a "modular" una vinculación con Galicia del comprador del banco. AGE ha insistido en que los comparecientes de la comisión hasta ahora han "echado balones fuera" y el BNG ha considerado que una venta anticipada "difícilmente va retornar un porcentaje significativo" de los recursos propios inyectados en la entidad.


PREPARADO PARA LA PRIVATIZACIÓN


Castellano ha afirmado que el banco está "preparado" para la privatización porque ha realizado "la reestructuración más rápida del sistema". De hecho, ha señalado que ha cumplido ya el 74% de los objetivos de la troika fijados en el 'term sheet' para 2013.


En este sentido ha resaltado la decisión de organizar el banco en partes especializadas como EVO, la Unidad de Gestión de Activos Singulares (UGAS) o Novagalicia. En especial, ha destacado que aunque "nadie" apoyó la idea de EVO ahora genera "interés y está en la fase final de venta", con cinco grupos seleccionados.


DOS ESCENARIOS


Así, ha dibujado dos escenarios posibles para el futuro del banco gallego: el de ser comprada por un grupo estatal o el de la entrada de inversores extranjeros. Esta segunda opción, ha sostenido, permite mantener "un banco independiente con sede en Galicia". "Se puede hacer buena banca en Galicia", ha reivindicado.


Sobre la primera vía, ha avisado de que llevaría a una reducción del crédito, a despidos y así como una gestión de riesgos por parte de personal de la entidad adquiriente, con lo que la visión se separaría del territorio. Si NCG es comprada por otra entidad, ha dicho, el sistema financiero gallego "desparecería".


Por la contra, la llegada de inversores foráneos, ha sostenido, se produciría "a precio positivo", lo que "maximiza el valor del banco y minimiza la carga para el contribuyente". "Sería un punto de inflexión, aportando la prueba al mercado del éxito de la reestructuración. Tendría efecto positivo en la prima de riesgo española, sería un impulso a la imagen del sector financiero español que podría atraer nuevas inversiones de capital extranjero a otros procesos", ha defendido.


"NO SON FONDOS BUITRE"


Dado que el Banco de España y el Ministerio de Economía "saben que hay ese interés, que se ha puesto personalmente y por escrito, piensan, como accionistas del banco, que ha llegado el momento de la privatización", ha indicado. "¿Por qué vamos a esperar, si los inversores están ahí, el banco se está convirtiendo en un banco rentable y lo va a seguir siendo y está saneado?", ha cuestionado.


En respuesta a críticas de algunos de los grupos, Castellano ha negado que los inversores interesados sean fondos buitre. El propio Banco de España, en una reunión con estos potenciales socios, les exigió una permanencia de cinco años en NCG Banco. "Eso no es un fondo buitre", ha sostenido y ha señalado que entidades como BBVA o Santander "dependen" también de fondos.


A raíz de una pregunta sobre la salida de depósitos y reducción del balance, Castellano ha explicado que las propias condiciones del rescate establecían una reducción del tamaño, de modo que la entidad terminará teniendo en torno a un 55% de su volumen al inicio del proceso.


El presidente ha admitido salidas de depósitos y ha apuntado dos episodios concretos, uno tras publicarse las indemnizaciones a exdirectivos de las cajas y otra tras decir Almunia que la liquidación era una posibilidad para NCG Banco. Castellano ha descartado esta última vía por su coste. "Liquidada no va a ser", ha afirmado.


LAS RESPONSABILIDADES


También se ha pronunciado sobre las responsabilidades en la situación de las cajas y ha considerado que "los responsables fueron los que dirigieron las entidades". Así, ha considerado que tanto Caixa Galicia como Caixanova hicieron "dos cosas mal", la expansión fuera de Galicia "en mal momento y de forma acelerada" y la política de participaciones industriales y haberse metido en negocios "que tenían que haber hecho otros".


Respecto a la fusión, ha dicho no haber visto el informe de KPMG ni haberlo pedido. Por otra parte, ha confirmado que su inversión en NCG Banco fue de un millón de euros.