labolsa.com

Regístrate gratis

Intermon Oxfam pide al Gobierno que luche contra la evasión de impuestos y los paraísos fiscales

Mostrar calendario

2014

Septiembre

Anterior

L M M J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30
Ver histórico
15 JUN 2012 | 00:05:32 h | Fuente: Europa Press
Intermon Oxfam ha pedido al Gobierno español que luche contra la evasión de impuestos y los paraísos fiscales y que instaure un sistema fiscal "más justo".


En un comunicado, la portavoz de la ONG en España, Susana Ruiz, ha instado al Ejecutivo a que se sume a la lucha contra la evasión fiscal y ponga freno "a la sangría de capitales tan necesarios en un momento de recortes sociales".


En su opinión, España "debe hacer también los deberes apoyando sistemas fiscales más justos, de forma que las personas y empresas más ricas del país paguen la parte justa que les corresponda".


De cara a la próxima cumbre del G-20, que tendrá lugar los próximos días 18 y 19 de junio en Los Cabos (México), Intermon Oxfam ha señalado que, cada año, los países en desarrollo pierden "miles de millones que podrían proporcionar un impulso vital a sus economías y contribuir a reducir la pobreza debido a la evasión de impuestos.


Por otro lado, la ONG ha afirmado que la ruptura de la Eurozona podría suponer unas pérdidas de 30.000 millones de dólares (23.789 millones de euros) a los países más pobres del mundo, "debido a la reducción de las actividades comerciales y de la inversión extranjera".


De acuerdo con sus cálculos, si el euro se rompiese, "la consecuente caída del Producto Interior Bruto (PIB) de los países europeos durante el año siguiente supondría una pérdida de ingresos de las exportaciones a Europa de los Estados menos desarrollados de hasta 20.000 millones de dólares (15.872 millones de euros)". Además, la ONG cree que estos países perderían 10.000 millones de dólares más (7.936 millones de euros) por menor inversión extranjera en sus continentes.


"La desintegración de la Eurozona exacerbaría los problemas derivados de la actual crisis económica a los que ya enfrentan los países con ingresos bajos, como son la escasez de alimentos y la reducción de la ayuda al desarrollo y de los flujos de capital", ha sentenciado la organización.