labolsa.com

Regístrate gratis

Folgado viaja el lunes a Bolivia para negociar una "compensación adecuada" tras la nacionalización de TDE

Fuente: Europa Press REE | R.E.C. | 64,010 (0,00 %)
El presidente de Red Eléctrica de España (REE), José Folgado, viajará el próximo lunes, 7 de mayo, a Bolivia para entrevistarse en La Paz con el ministro de Hidrocarburos y Energía del país, Juan José Sosa, tras la decisión del Gobierno de Evo Morales de nacionalizar su filial TDE (Transportadora de Electricidad), informó la compañía.

Este será el primer contacto de los directivos de la compañía con representantes del Gobierno boliviano en el que se hablará de la situación creada tras la nacionalización, y "se iniciarán las negociaciones pertinentes para alcanzar una compensación adecuada y defender así los intereses de sus accionistas, tanto nacionales como internacionales", indicó REE.

En concreto, Folgado defenderá las inversiones y mejoras en la red de transporte boliviana realizadas por la compañía española desde que adquirió TDE en 2002.

Desde la compra de TDE, REE estima que ha realizado "un importante esfuerzo inversor en Bolivia", ya que a los más de 74 millones de dólares (unos 56,3 millones de euros) invertidos desde el 2002 hasta el 2011, de los cuales 69 (unos 52,4 millones de euros) corresponden a proyectos de la red de transporte, hay que añadir otros 14 millones de dólares (unos 10,6 millones de euros) destinados a proyectos ya iniciados, lo que ofrece una cifra superior a los 88 millones de dólares (unos 66,9 millones de euros).

Esta cantidad supone casi el valor de compra de TDE, ya que la compañía participada por el Estado español la adquirió en el 2002 por 91 millones de dólares (unos 69,2 millones de euros), "lo que refleja el compromiso de la compañía por el desarrollo de este país", subraya REE.

Según las cuentas del 2011 de TDE aprobadas en la Junta, el patrimonio neto de la compañía asciende a 1.151 millones de bolivianos (unos 124,7 millones de euros), mientras que en el 2010 era de 150 millones de dólares (unos 114 millones de euros). Además, las cuentas reflejan un alto nivel de saneamiento de la compañía boliviana con un 25% de apalancamiento, cifra muy reducida para una compañía de infraestructuras eléctricas.