labolsa.com

Regístrate gratis

El Parlamento cántabro advierte a Teka de que el ERE no debe servir de "coartada" a la deslocalización

Mostrar calendario

2014

Noviembre

Anterior

L M M J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Ver histórico
06 FEB 2012 | 19:56:55 h | Fuente: Europa Press
Partido Popular, Partido Regionalista y Partido Popular han advertido este lunes a la dirección de Teka de que el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que ha presentado y que afecta a 198 de sus más de 400 trabajadores en Santander no puede ser una "coartada" a los intentos de deslocalizar su actividad hacia otras países.

Técnicas como la imputación de pérdidas económicas de todo el grupo a la factoría de Cajo o el recurso a una docena de despidos fuera de Santander para que el ERE lo tenga que decidir el Gobierno central han sido cuestionadas por representantes de los tres grupos políticos.

El Parlamento de Cantabria ha aprobado este lunes con los votos de PP, PRC y PSOE una proposición no de ley, presentada conjuntamente por los tres grupos, en la que se respalda a los trabajadores afectados por el ERE presentado por Teka en su planta de Santander y en la que se insta al Gobierno a realizar las gestiones para procurar el mantenimiento de la actividad y el empleo en la santanderina fábrica de Cajo.

Una unanimidad que no ha estado exenta de matices desde los grupos de la oposición, y que el portavoz regionalista, Rafael de la Sierra, ha advertido que es "incompatible" con el "cubrir las apariencias", mientras que la socialista Rosa Eva Díaz Tezanos, ha urgido al Gobierno a combatir "de frente" el problema, en lugar de "esquivarlo".

Para el PP, "intentar sacar rédito partidista con demagogia" es algo que puede "obstaculizar" el proceso de negociación del ERE que trabajadores y empresa desarrollan en estos momentos, por lo que su portavoz, Eduardo Van den Eynde, ha apelado a la "prudencia" de los partidos de la oposición.

En lo que coinciden los tres grupos es en el papel "referente" de la fábrica santanderina, y en el "impacto emocional" que tendría el expediente, en el que ven, además, un "símbolo" de "lo que puede venir" en un futuro. Van den Eynde ha reivindicado el trabajo "discreto" y constante del Gobierno presidido por Ignacio Diego, con éste "a la cabeza" para evitar que el proceso se "revierta" o sus efectos sean "leves".

Así, en estos momentos las autoridades laborales analizan "con detenimiento" el informe, para evitar que "encubra decisiones injustificadas", tras expresar las "dudas" que transmite el documento y apuntar que los planes, tal y como los presenta Teka, "comprometen" el futuro de la planta.

Con todo, Van den Eynde ha observado que no hay que "perder la perspectiva" de que todo el proceso es una "decisión" de la empresa privada, en el que "la capacidad de intervención del Gobierno es la que es".

Desde el PSOE, la portavoz parlamentaria, Rosa Eva Díaz Tezanos, ha instando a combatir con "hechos y palabras" los "hechos consumados" que, a su juicio, la dirección de Teka quiere imponer a la sociedad cántabra.

Y ha criticado la "triquiñuela legal" que supone incluir a media docena de despidos de otras plantas de fuera de Santander en el ERE, lo que implica que en lugar de aprobarse en Cantabria pasa a ser competencia estatal; además de recriminar a la multinacional que no haya "demostrado" las pérdidas alegadas para justificar el expediente.

"Que nadie se ponga de canto, y menos que nadie el Gobierno", ha aseverado Díaz Tezanos, para quien "no es el momento de esquivar el problema, sino de hacerle frente", y "enfrentarse" al problema "con firmeza", ha manifestado Díaz Tezanos, que pedido al PP que defienda "con uñas y dientes" el futuro de la empresa.

El portavoz del Grupo Regionalista, Rafael de la Sierra, ha mostrado su respaldo a la postura de los trabajadores, que es, ha dicho, "la más correcta y eficaz", aunque ha precisado que la "capacidad ejecutiva" la tiene el Gobierno, "apoyado sin fisuras" por todos los grupos parlamentarios, por lo que goza de una "especial legitimidad".

De la Sierra ha urgido a actuar "de forma decidida, constante y eficaz", lo que no se corresponde con "cubrir el expediente aparentando actividad". Y también ha reclamado que "quien decide sobre el ERE" aplique la decisión "con rigor" y no lo acepte en base a motivos que no sean correctos y que no acrediten sus razones. "Que la empresa sepa que no se va a aprobar un ERE fraudulento ni con dudas razonables", ha manifestado.

De la Sierra y Díaz Tezanos, cuyas intervenciones han sido acogidas con aplausos por los trabajadores de Teka asistentes a la sesión plenaria, han recordado intervenciones del presidente Ignacio Diego, desde la oposición, en las que reclamaba más implicación a Gobiernos central y regional sobre un conflicto similar en Bridgestone.

PROPUESTA

En concreto, en la propuesta se muestra el "total apoyo" del Parlamento a los trabajadores de Teka, así como de las empresas auxiliares afectadas por el ERE. Asimismo, se muestra el apoyo a las iniciativas de sus representantes legales en las mesas negociadoras, con el objetivo de "garantizar" el empleo y el "mantenimiento" de la actividad.

Y, finalmente, se insta al Gobierno, en el ámbito de sus competencias, y en colaboración con el resto de administraciones, a realizar las gestiones oportunas que procuren este objetivo.

"CONFIANZA EMPRESARIAL"

Por otra parte, el PP rechazó con sus votos la propuesta regionalista, apoyada por el PSOE, de aprobar un Programa Extraordinario de Estímulo Económico, con inversiones por valor de 82 millones de euros.

Los 'populares' han defendido las medidas emprendidas por el Gobierno de Ignacio Diego y la dinamización económica como "herramienta" para la creación de empleo, como argumento para rechazar la propuesta regionalista, que perseguía "mejorar la confianza empresarial".

Un plan, según ha detallado el PRC, que suponía inversiones por valor de 82 millones de euros y la generación de más de 2.000 puestos de trabajo, con apartados sectoriales, como la obra pública (70 millones) o la promoción turística (tres millones).

"La situación nos atrapa como un bucle del que tenemos que escapar como sea", ha afirmado la diputada Eva Bartolomé, quien ha incidido en que la región tiene "cierto margen de maniobra" ante la crisis.

Pero en lugar de eso, desde la llegada del PP al Gobierno en Cantabria se han subido los impuestos, han "desaparecido" las inversiones y únicamente se han hecho "despidos políticos" y "paralizado" proyectos.

En la misma línea, la portavoz parlamentaria socialista, Rosa Eva Díaz Tezanos, ha subrayado que se trata de tener "voluntad política", pues hay decisiones que tienen "coste cero", entre las que ha citado el desarrollo eólico del plan energético o la aprobación del Plan General de Ordenación Urbana de Santander.

Díaz Tezanos ha reprochado al Gobierno su "inacción" y que no haya adoptado ninguna medida, tras siete meses "estudiando y analizando" mientras el desempleo se ha "desbocado" --hasta superar los 50.000 puestos de trabajo--, rompiendo la tendencia a la baja de la legislatura anterior, y pese a la "varita mágica" del PP.

"Los ciudadanos están aburridos de hablar del pasado porque quieren tener un futuro delante", ha sentenciado la portavoz parlamentaria del Grupo Socialista, partido que ha apoyado la propuesta del PRC.

Iniciativa que el PP ha rechazado al verla "extemporánea, totalmente vacía y no exenta de demagogia", tal y como la ha descrito el diputado 'popular' Luis Carlos Albalá. Este parlamentario ha reivindicado que desde su llegada al poder, "el Gobierno ha trabajado, está trabajando y lo va a seguir haciendo" en la búsqueda de medidas "urgentes" y soluciones "eficaces" para el problema del desempleo.

Para este objetivo, se trabajará con la "herramienta" de la dinamización económica, lo que tendrá como consecuencia la creación de empleo, señaló.