labolsa.com

Regístrate gratis

Mercado de divisas

Mamvas el 14-07-2017.

N?mero de trabajadores pobres en Europa se duplic? en la ?ltima d?cada

Elisabeth Zimmermann, wsws

Cada vez m?s personas con trabajo en Europa est?n siendo sumidas en la pobreza, como lo demuestra un nuevo estudio de la Fundaci?n Hans B?ckler publicado el jueves 5 de julio. El estudio, titulado "Pol?ticas de activaci?n y pobreza", se?ala que una proporci?n creciente de la poblaci?n europea vive en la pobreza, aunque est? trabajando.

Los investigadores del Instituto de Ciencias Econ?micas y Sociales (WSI, por sus siglas en alem?n) de la Fundaci?n B?ckler examinaron los efectos de medidas en el mercado laboral y de pol?tica social en 18 pa?ses de la UE del 2004 al 2014. Todas las medidas ten?an por objeto obligar a los desempleados a trabajar por bajos salarios.

De acuerdo con sus investigaciones, un promedio de alrededor del 10 por ciento de la poblaci?n de entre 18 y 64 a?os de edad en los pa?ses estudiados eran "trabajadores pobres". Esto significa que ganan menos del 60 por ciento del ingreso promedio en su pa?s. La proporci?n de trabajadores pobres fue m?s alta en Rumania con 18, 6 por ciento, seguida por Grecia con 13, 4 por ciento, y Espa?a con 13, 2 por ciento.

En Alemania, el n?mero de trabajadores pobres se duplic?, pasando de casi 1, 9 millones o 4, 8 por ciento en el 2004, a casi 4, 1 millones o 9, 6 por ciento en el 2014. El aumento es a?n mayor en cifras absolutas, porque el n?mero total de empleados en Alemania aument? de 39, 3 millones a 42, 6 millones. En Alemania, en el 2014, una sola persona con menos de 986 euros netos por mes se consideraba pobre. Para un hogar con dos adultos y dos ni?os menores de 14 a?os, el umbral era de 2072 euros.

"En la mayor?a de los pa?ses, la pobreza para los que trabajaban ya hab?a comenzado a aumentar antes de la crisis en la zona del euro", dice el estudio. No obstante, a ra?z de la crisis, la situaci?n en muchos pa?ses empeor?. "Las medidas adoptadas para combatir el alto desempleo han provocado una nueva desregulaci?n de los mercados laborales y una reducci?n de los beneficios sociales".

La contrarrevoluci?n social en Europa encontr? su expresi?n m?s aguda en Grecia bajo el gobierno de Syriza. Los altos niveles de desempleo por la destrucci?n de empleos regularmente pagados se combinan con recortes salvajes a los subsidios de desempleo y a las pensiones. Sin embargo, debido al nivel ya existente de declive social en dicho pa?s, el aumento estad?stico del n?mero de asalariados pobres en Grecia es relativamente bajo.

El ejemplo de Alemania, donde el n?mero de trabajadores empleados aument?, es "particularmente notable", concluye el informe B?ckler. "Evidentemente, el v?nculo entre el crecimiento del empleo y la pobreza es m?s complicado de lo com?nmente asumido". Se trata de una subestimaci?n deliberadamente inconclusa sobre la contrarrevoluci?n social que ha tenido lugar en las ?ltimas dos d?cadas.

El aumento del empleo precario, temporal, mal remunerado y de medio tiempo para millones de personas es un fen?meno internacional implementado por las elites gobernantes.

"El desarrollo positivo en el mercado laboral alem?n se debe en gran medida a un aumento en el empleo at?pico, especialmente a tiempo parcial, a menudo en el sector de servicios y de bajos salarios", se?ala el estudio. El crecimiento del sector de bajos salarios se ha visto acelerado por la amplia desregulaci?n del mismo mercado de trabajo, la reducci?n de los beneficios y la mayor presi?n sobre los trabajadores para que acepten cualquier tipo de trabajo. Este aumento de la presi?n sobre los desempleados les obliga a encontrar un trabajo lo m?s r?pido posible.

Los sindicatos de todos los pa?ses desempe?aron un papel importante en que esto sucediera. R?pido se pusieron al lado del capital en la crisis del 2008-2009, y le ayudaron a transferir fondos de prestaciones de los trabajadores, ganados a lo largo de d?cadas de lucha, a los bancos en quiebra y sus respectivos gobiernos. La Fundaci?n B?ckler es el centro de reflexi?n oficial del movimiento sindical alem?n (DGB, por sus siglas en alem?n), lo que explica el tacto diplom?tico de los investigadores del WSI en su informe, a pesar de que sus estad?sticas sobre la pobreza entre los trabajadores constituyan una condena contra el sistema.

El crecimiento explosivo del sector de bajos salarios en Alemania inici? en el 2005 por las leyes antisociales Hartz IV y el programa Agenda 2010 introducido por el gobierno de coalici?n SPD-Verdes liderado por Gerhard Schr?der y Joschka Fischer. En el 2004, los sindicatos se opusieron activamente a los que protestaran las leyes Hartz IV. La prioridad de los sindicatos era hacer cumplir las nuevas medidas.

Los efectos concretos de las sanciones cada vez m?s severas y de gran alcance utilizadas por los centros de trabajo se han visto de forma clara en la ciudad de Duisburg, en el antiguo centro industrial de la regi?n alemana del Ruhr. Con una poblaci?n de casi medio mill?n de habitantes, 77.000 personas en Duisburg dependen de los miserables beneficios de la legislaci?n Hartz IV. El n?mero de personas empleadas con protecci?n social aument? entre el 2006 y el 2016 en alrededor de 15 000 a un total de poco menos de 166.000. Sin embargo, el n?mero de empleados a tiempo completo disminuy? en 700 durante el mismo per?odo, mientras que el n?mero de empleados a tiempo parcial aument? en alrededor de 14.000 a m?s de 38.000.

El n?mero de trabajadores contratados temporalmente (la mayor?a de ellos trabajando a tiempo completo) se ha triplicado durante los ?ltimos 10 a?os a 9986. Unos 37.000 trabajadores en Duisburg tienen un llamado miniempleo y 10000 de estos trabajadores tienen m?s de un trabajo a fin de ganar suficiente dinero para sobrevivir. Esto significa que m?s de un tercio de todos los trabajadores de Duisburg trabaja a tiempo parcial, temporal o en miniempleos.

Un estudio elaborado por el DGB, publicado por el diario Berliner Zeitung a principios de julio, se?ala que esta tendencia est? sucediendo en todo el pa?s. M?s de un mill?n de personas son contratadas por agencias, 8, 5 millones a tiempo parcial, mientras que 2, 53 millones tienen empleos temporales. Casi 2 millones est?n registrados como aut?nomos.

El estudio del DGB tambi?n se?ala que la quinta parte de trabajadores con menores salarios por hora sufri? una p?rdida salarial real de 7 por ciento entre 1995 y 2015. El quintil siguiente perdi? 5 por ciento. Esta es una consecuencia directa de la pol?tica de los propios sindicatos.

Mientras que los investigadores del WSI buscan ocultar las razones de la pobreza generalizada, refiri?ndose a los "complejos v?nculos" entre el crecimiento del empleo y la pobreza, es claro qui?n se est? beneficiando.

El informe Global Wealth elaborado por el banco suizo Cr?dit Suisse de noviembre del 2016 revela un crecimiento significativo de las fortunas de los m?s ricos. El informe se?ala que el n?mero de millonarios en d?lares en Alemania aument? en 44 000 a un total de 1, 6 millones entre mediados del 2015 y mediados del 2016. El club de los s?per ricos, con una fortuna de al menos $50 millones, consigui? 500 nuevos miembros para un total de 6100. Esto coloc? a Alemania en el tercer lugar detr?s de EE.UU. y China. Seg?n Forbes, 114 personas con m?s de mil millones de d?lares viven en Alemania. Los 36 m?s ricos tienen tanta riqueza (276 000 millones de euros) como la mitad m?s pobre de la poblaci?n.

Esta creciente desigualdad social s?lo puede ser frenada por una pol?tica dirigida contra todos los partidos pol?ticos que representan a los grandes bancos y corporaciones.

En su declaraci?n electoral para las elecciones federales de oto?o en Alemania, el Sozialistische Gleichheitspartei (SGP, Partido Socialista por la Igualdad) escribe:

"El SGP lucha por una sociedad en la que las necesidades de los muchos est?n por encima de los intereses de lucro de las grandes empresas. Los s?per ricos, los bancos y las corporaciones deben ser expropiados y colocados bajo el control democr?tico de la poblaci?n. S?lo de esta manera se pueden asegurar los derechos sociales de todos. Estos incluyen el derecho a un empleo adecuadamente remunerado, una educaci?n de la mejor calidad, una vivienda asequible, una pensi?n segura, provisiones de alta calidad para los de mayor edad y acceso a la cultura".



M?s sobre N?mero de trabajadores pobres en Europa se duplic? en la ?ltima d?cada