labolsa.com

Regístrate gratis

Noticias

PLANES DEL POPULAR

Europa Press el 21 de Julio de 2004, 04:07.
El Banco Popular ha reestructurado su esquema organizativo
para adaptarlo "al crecimiento del negocio y en previsión del incremento de actividad
que generará el desarrollo del Plan Suma", con el que aspira a alcanzar los 1.000
millones de euros de beneficio atribuido en 2006 y elevar un 50% el volumen de
activos totales.



La segunda reorganización directiva que acomete el banco desde el nombramiento
de Angel Ron como consejero delegado crea un área de Banca Minorista y modifica
la organización por direcciones territoriales para agilizar la toma de decisiones
de negocio.



Según el director financiero, Roberto Higueras, se trata de una estructura "más
flexible" que acerca la estructura directiva a la red "para tomar las decisiones
más deprisa".



Así, dentro de la dirección general de Banca Comercial, que dirige Francisco Fernández
Dopico, se ha creado un área de Banca Minorista que estará bajo la responsabilidad
de Jesús Arellano Escobar, subdirector general del banco que se ocupaba hasta
ahora de la dirección del Área de Control, Auditoría y Prevención del Riesgo.




La dirección general de Banca Comercial queda así dividida en tres áreas principales:
la nueva de Banca Minorista, Gestión de Activos y Financiaciones Especializadas,
para la que se ha nombrado responsable a Santiago Berrocal Enríquez, hasta ahora
director delegado para Madrid. De la nueva división de Banca Minorista dependerán
todas las direcciones territoriales del grupo.



A raiz de todos los cambios en la estructura organizativa de la red comercial
se han producido diversos nombramientos en las direcciones delegadas, regionales
y de zona de los bancos del grupo, así como en las áreas internas, motivados también
por la jubilación de algunos responsables.



La jubilación de Rafael Bermejo Blanco, secretario general Técnico, hace por ejemplo
que la Secretaría Técnica pase a depender de la dirección general Financiera,
dirigida por Roberto Higuera Montejo.



Para ocupar la dirección de esta secretaría se ha nombrado a Rafael de Mena Arenas.
Por su parte, de la dirección general de Medios dependerán en adelante las áreas
técnicas y la de recursos humanos. Estará dirigida por Ángel Rivera Congosto,
director general adjunto del Banco.



El cargo de director de Recursos Humanos lo asumirá José Luis Manso Zorzo, director
regional hasta ahora de Asturias-Cantabria. Eutimio Morales López ha sido nombrado
a su vez director de Auditoría, Control, Seguridad, Inmuebles y Prevención del
Riesgo, mientras que el director de Inversiones José María Lucía Aguirre ha sido
designado director general adjunto.



Rafael Roca García, Interventor General y Tomás Pereira Pena, director de Servicios
Jurídicos y Morosidad, han sido nombrados subdirectores generales.



El Popular ha aprovechado esta reorganización además
para recuperar la división de desarrollo o planificación que dirigió en su día
Angel Rivera, y cuyo cometido es analizar las posibilidades de desarrollo de nuevos
negocios para el futuro.



La nueva división, denominada, de Desarollo Corporativo, estará dirigida por Antonio
Ramírez Parrondo, y dependerá directamente del consejero delegado, Angel Ron.




RESULTADOS




Por otra parte, el Banco Popular obtuvo un beneficio
neto atribuido de 368,79 millones de euros durante el primer semestre, lo que
supera en un 11,2% los 331,78 millones logrados en igual periodo del año anterior,
gracias al impulso del negocio y a los resultados del portugués Banco Nacional
de Crédito (BNC), que consolida el grupo desde hace un año.



El banco luso, adquirido por el Popular en el pasado
verano, suma al crecimiento del grupo un 3,8% en términos de beneficio, un 8%
en generación de negocio y un 4% en la cuenta de explotación, indicó a Europa
Press el director financiero del Popular, Roberto Higueras.



Sin el BNC, que ha conseguido crecimientos de beneficio "del orden del 100%",
el grupo Banco Popular presentaría un aumento del 7,4%
en el beneficio atribuido.



La mejora de las cuentas se asienta especialmente en la capacidad de generación
de negocio, cuyo volumen aumentó un 17,7%, hasta 72.073 millones, y permitió al
margen de intermediación subir un 10,3%, al mitigar el impacto negativo de los
bajos tipos de interés.



Por su parte, el margen ordinario aumentó un 10,4% y ascendió a 1.304,68 millones,
tras contabilizar 330,26 millones por productos de servicios o comisiones (+11,2%)
y aunque el resultado por operaciones financieras se redujo un 2,3%, hasta 14,58
millones.



El margen de explotación creció a su vez un 10,6%, hasta 805,23 millones, pese
a que la partida de costes operativos restó 440,74 millones, un 10,1% más, debido
a la integración de BNC, con 129 sucursales y 1.126 empleados (la tasa ex BNC
es del 2,5%).



A pesar de este impacto, el ratio de eficiencia o porcentaje del ingreso ordinario
que consumen los costes de explotación bajó desde el 33,9 al 33,8% --33,3% sin
el BNC--.



Según el Popular, la incorporación de BNC "no ha alterado
el buen desempeño del conjunto del grupo" y su efecto dilutivo a corto plazo "es
mínimo" tanto en beneficio por acción, rentabilidad, eficiencia o calidad del
activo.



CAPTACION RECORD DE CLIENTES.




El aumento del 10% en todos los márgenes y del 11,2% en el resultado es consecuencia
del empuje comercial, que ha logrado una captación neta de 206.000 clientes en
el semestre, hasta alcanzar los 5,5 millones, e impulsado la venta cruzada de
productos hasta los 3,20 de media, frente a los 3,08 de hace un año.



Según señaló Higueras, el banco confía en mantener el mismo ritmo en los próximos
trimestres, lo que le llevaría a cerrar el ejercicio con una captación neta de
400.000 clientes, frente a los 351.000 conseguidos el pasado año.



En rúbricas de negocio, el crédito destacó como uno de los motores principales
del impulso de actividad, con un aumento del 22,3% en el volumen global, hasta
totalizar un saldo de 49.407,82 millones de euros en cartera.



Dentro de esta rúbrica, el empuje principal proviene del crédito hipotecario,
que progresó un 26,8% y supone ya 23.224,49 millones de saldo crediticio total,
aunque el Popular ha avanzado en su estrategia de reducir
su foco en este tipo de préstamos y ser más activo en otros créditos.



MAS SELECTIVOS EN HIPOTECARIOS
.



Higueras explicó a Europa Press que el Popular podría
dar crecimientos del 50% en préstamos para financiación de vivienda, pero se ha
vuelto "más selectivo" porque "no quería ser dependiente del mercado hipotecario"
y se ha volcado en financiación a pymes y consumo para anticiparse así a la subida
de tipos que esperan para principios de 2005.



Como resultado del "esfuerzo enorme" hecho por el Popular
para avanzar en esta estrategia, refirió que ha logrado hasta junio aumentos del
18,4% en la financiación a pymes y de consumo, por encima del 6,6 por ciento de
expansión que registraba la banca en abril, según datos del Banco de España.



Los hipotecarios suponen ya un 60% del crédito total y el 40% restante corresponde
a los demás préstamos, frente a la combinación 80-20% de hace dos años, en la
que los préstamos para vivienda eran los de mayor peso.



Su objetivo es "llegar este año al 50-50% y darle la vuelta el próximo año", aseguró
el director financiero.



Esta estrategia ha estado además acompañada de una mejora en la calidad de los
activos, puesto que el ratio de morosidad se redujo 0,12 puntos, desde un 0,88
al mínimo histórico del 0,76%, y la tasa de cobertura subió al 245,81%, desde
el 213,77% de junio de 2003.



"UN TORPEDO EN LA LÍNEA DE FLOTACIÓN".



En opinión de Higueras, "hoy hay que ser muy prudente en el negocio hipotecario
porque es como un torpedo en la línea de flotación" si no se gestiona adecuadamente.




En este sentido, señaló que el esfuerzo familiar para pagar las cuotas de sus
préstamos podría encarecerse hasta un 10% si los tipos suben 0,25 puntos como
es previsible dado el bajo nivel actual de los mismos.



No obstante, precisó que la subida o no de la morosidad "dependerá de lo cuidadosas"
que hayan sido las entidades al conceder el préstamo y las familias al estimar
su capacidad de pago.



La cartera media hipotecaria del Popular requiere un
30-35% de la renta familiar disponible para su pago y financia cerca de un 43%
del valor de tasación de la vivienda.



El impulso del crédito se ha traducido hasta junio en una ganancia de 0,86 puntos
de cuota de mercado a la banca, mientras que en depósitos de clientes ha 'arañado'
entre 0,70 y 0,80 puntos, frente a los 0,25 puntos anuales que tiene establecido
el Popular como objetivos de ganancia de cuota, explicó.



El volumen gestionado de recursos de clientes aumentó un 19,3%, hasta 41.983,39
millones.



CRECIMIENTO ANUAL SUPERIOR AL 11%.




Higueras consideró "muy difícil" realizar pronósticos para fin de año, pero admitió
que esperan que los márgenes "vengan a mantener la tendencia actual" y "estar
en dígidos altos" para dar en la línea de resultados "magnitudes similares a las
que se está dando ahora, del orden del 11".



Según el financiero del Popular, la recuperación "de
verdad" de la banca será a partir de 2005, favorecida del incremento de los tipos
de interés. El año 2004 será "el final de los años difíciles en ajuste de los
márgenes" y espera mejoras "muy fuertes" ya en 2006.



A su juicio, a la banca le espera aún un tercer trimestre de presiones en el margen
de clientes, condicionado también porque es un periodo de menor volumen de negocio
tradicionalmente, pero aunguró que en el último trimestre se iniciará la recuperación,
acompañada de la repreciación también del precio de las hipotecas.