labolsa.com

Regístrate gratis

Editorial

DESCIENDEN LAS QUEJAS DE LOS INVERSORES ESPAÑOLES

Europa Press el 27 de Marzo de 2003, 17:38.
El Protector del Inversor de la Bolsa atendió durante el año pasado un total de 73 procedimientos, lo que supone un 78 por ciento menos que el ejercicio precedente, según la memoria de esta institución del parqué.

Las razones que explican este descenso son, entre otras, el aumento de la cultura financiera y la madurez del mercado bursátil español, así como el descenso de Ofertas Públicas de Venta de acciones (OPV) durante el ejercicio 2002, según el Protector del Inversor, Carlos Fernández.

La mayoría de las reclamaciones realizadas (el 42 por ciento) no eran competencia del Protector del Inversor, al refereirse a cobro de comisiones por operaciones o desacuerdos en la gestión de carteras, entre otros motivos.

El 36 por ciento de las reclamaciones correspondieron a consultas contenciosas, donde se engloban aquellas reclamaciones que no llegan a acabar en conflicto sino que simplemente son aclaraciones a determinadas actuaciones que realizan los intermediarios y que el inversor desconoce.

El 11 por ciento de las reclamaciones fueron acuerdos y otro 4 por ciento de las consultas están aún pendientes de resolución.

Si sólo se tienen en cuenta los expedientes con conflictividad, el 62 por ciento de los mismos se resolvieron a través de acuerdos, mientras que el 23 por ciento acabaron con informes favorables y el 15 por ciento con informes desfavorables al reclamante.

Por provincias, Madrid encabeza el ránking de reclamaciones, con el 20 por ciento del total, seguido por Barcelona, con el 7 por ciento, y Sevilla, con un 5 por ciento. El resto de reclamaciones provinieron de otras ciudades españolas, salvo una que se tramitó desde Alemania.

El 54 por ciento de las reclamaciones se referían a los bancos, frente al 76 por ciento del año pasado, mientras que el número de reclamaciones contra las cajas de ahorro se incrementó en el último año del 2 al 15 por ciento. El 31 por ciento restante se referíeron a otros miembros del mercado.

El número de consultas y solicitudes de información, sin embargo, se incrementó más de un 30 por ciento, hasta las 40.560.

La mayor parte de ellas, el 57 por ciento, correspondieron a información bursátil y de contratación, mientras que el 18 por ciento se refirió a información empresarial. El 13 por ciento de las consultas tenían como motivo hechos relevantes de las cotizadas.

La demanda de inversión por parte de los particulares acaparó el 37 por ciento de las consultas totales, lo que muestra el "elevado" interés de este tipo de inversores por el mercado bursátil, mientras que el 25 por ciento correpsondieron a miembros del mercado.

El 15 por ciento de las consultas se realizaron por medios de comunicación, mientras que el 10 por ciento fueron efectuadas por centros universitarios y culturales; el 8 por ciento, por servicios de estudios y departamentos de análisis y el 5 por ciento, por entidades emisoras.

El Protector del Inversor subrayó que durante el pasado ejercicio se produjeron muchas consultas contenciosas de inversores "muy cabreados" por la compra de determinados paquetes accionariales entre entidades a precio superior al del mercado, que no permitió a los inversores minoritarios beneficiarse de esa prima al no estar obligadas las entidades a lanzar una Oferta Pública de Adquisición de acciones (OPA) por no alcanzar el límite del 25 por ciento del capital.

Otro de los temas que también suscitó información por parte de los inversores fue el precio ofrecido en las OPAs de exclusión y los desfases temporales en la ejecución de las órdenes a través de brokers por Internet.

Artículos relacionados: "Crisis de confianza de los inversores"