labolsa.com

Regístrate gratis

Editorial

¿PRESIDENTE POR UN DIA?

Europa Press el 08 de Noviembre de 2000, 11:25.
El martes 7 de noviembre se celebraron las elecciones presidenciales en EEUU, una de las más reñidas de la historia. Las encuestas ya pronosticaban que la victoria iba a estar muy reñida, y aunque a primera vista Bush había vencido a su contrincante Gore, los resultados en Florida han llevado hasta una situación inesperada en la primera potencia del mundo: el recuento.

En cualquier caso, ya tenemos una indicación de la respuesta de los mercados: las bolsas comenzaron subiendo con la "frágil" victoria de Bush, así como el dólar en el mercado de divisas. Al conocerse que la victoria tenía un margen de error tan pequeño en Florida (<0,5%) que exigía el recuento de votos, los mercados (que daban la bienvenida a Bush), reaccionaron con indiferencia. La deuda volvió a ceder, y hasta media tarde no cayeron los precios de las acciones.

Se espera tener el recuento de Florida listo para las once de la noche de hoy. Sin contar Florida, Bush había obtenido 246 votos electorales y Gore 260. Oregon también estaba indeciso, pero sólo aporta 7 delegados, con cual el resultado es irrelevante. La clave está, pues, en ganar Florida. Quién gane en este Estado, se adjudica sus 25 votos electorales, llegando así a la presidencia.

Los analistas estaban deseosos de que pasen las elecciones por muchas razones. En primer lugar, la historia nos demuestra que noviembre y diciembre son meses de rally bursátil. Las elecciones no habían hecho sino paralizar muchos temas que afectan a los mercados. Los políticos se han visto muy ocupados con la campaña electoral, dejando pendientes asuntos muy importantes en política exterior, y que pueden impulsar las bolsas en cuanto se retomen.

Entre ellos, se encuentran las intervenciones de apoyo al euro en conjunto con el Banco Central Europeo (aunque Bush favorecía más un dólar fuerte que Gore), continuar intermediando para encontrar una solución definitiva al conflicto entre Israel y el pueblo palestino, y a su vez reanudar conversaciones con la OPEP para quitar tensión a los precios del petróleo, y volver al modelo de "alto crecimiento económico con baja inflación", que últimamente se había convertido en la asignatura más dificil ante los niveles estratosféricos alcanzados por el crudo.

En este artículo, analizamos las diferencias entre los dos programas para la economía de EEUU. Aunque se comenta que no hay gran diferencia para un país tan maduro como los EEUU a largo plazo, la realidad es que los dos candidatos tienen opiniones muy distintas sobre cómo debería aprovecharse el gigantesco superávit fiscal que se espera para los próximos años. También tratamos de anticipar cómo afectaría cada alternativa a las bolsas.