labolsa.com

Regístrate gratis

Editorial

BALANCE BURSÁTIL DEL ANIVERSARIO DEL 11-S

Europa Press el 13 de Septiembre de 2002, 11:11.
Los atentados contra Estados Unidos el 11 de septiembre del año pasado acentuaron la crisis bursátil que en aquellos momentos se vivía en todas las plazas financieras e incluso la agudizaron de forma significativa hasta arrastrar a los índices a sus níveles mínimos.

En concreto, el Ibex 35 ha sido el parqué europeo que mejor ha aguntado la crisis y acumula una pérdida del 14,09 por ciento en el primer año transcurrido desde los atentados contra Estados Unidos, que azotaron al corazón del capitalismo mundial y acabaron con miles de vidas.

El mercado madrileño no ha sido el único que ha visto como la cotización de sus principales compañías caía en picado sesión tras sesión e incluso aún es posible, según algunas firmas de bolsa, que puedan producirse recortes adicionales.

El parqué parisino acumula desde el 11 de septiembre del año pasado un descenso del 24,73 por ciento, en tanto que Londres pierde un 17,11 por ciento y el principal indicador del mercado alemán recorta un 25 por ciento.

La inestabilidad provocada por las incertidumbres creadas tras los ataques ante la respuesta bélica de Estados Unidos sumió en el caos al parqué neoyorkino, que, por primera vez desde el crack de 1929, permaneció cerrado durante cuatro sesiones consecutivas, y esta misma incertidumbre se apoderó de todas las plazas del Viejo Continente.

Los ataques contra Estados Unidos fueron el detonante de una crisis, que ya estaba en marcha, pero que se agudizó de forma muy acusada y que afectó de un modo significativo a todas las empresas relacionadas con el ocio y el turismo.

Amadeus pierde en el aniversario de los atentados un 34,20 por ciento, mientras que NH Hoteles y Sol Meliá caen un 10,52 y un 45,81 por ciento, respectivamente. Iberia, sin embargo, está logrando aguantar la crisis y desde el 11 de septiembre de 2001 hasta la misma fecha de 2002 acumula una revalorización del 38,05 por ciento.

A esta situación se unieron los escándalos desatados por el caso Enron, al que siguieron Worldcom, lo que acentuó aún más la desconfianza en las plaza financieras. De hecho son varias las voces que dan a este factor una mayor responsabilidad sobre los problemas económicos y la cirsis bursátil que a los atentados del 11 de septiembre.

A modo de ejemplo el ministro de economía español Rodrigo Rato declaraba recientemente que cuestiones como los escándalos contables, no relacionadas con los ataques a las Torres Gemelas, han generado "una lentitud de las economías mundiales", aunque ésta ha afectado en menor medida a la situación española.

Otras voces como la de la agencia de calificación Standard & Poors señalan por ejemplo que la crisis del gigante estadounidense Enron tuvo un efecto más significativo sobre el sector energético (utilities, compañías petroleras y gasistas...) que los atentados terroristas del 11 de septiembre del pasado año.

En cualquier caso el sentimiento de desconfianza que se tradujo en caídas y más caídas en las cotizaciones, se transmitió velozmente a todos los mercados y aún está latente.

Telefónica, el principal valor del mercado español, pierde en los doce meses desde el 11-S un 14,99 por ciento, en tanto que su filial de móviles, sin embargo, gana un 20,33 por ciento. Terra y TPI recortan un 31,55 y un 10,70 por ciento, respectivamente.

Los dos grandes bancos también experimentaron caídas, que fueron atizadas por la situación que se vive en Latinoamérica: la capitalización bursátil del BBVA es un 25,76 por ciento inferior a la de hace un año y la de SCH, un 28,40 por ciento menor.

Repsol YPF también ha sufrido recortes (un 23,43 por ciento), aunque éstos han estado más inducidos por la crisis argentina que por el 11 de septiembre, ya que fue el único valor que en aquella sesión acabó con ganancias, ante la posibilidad de que el precio del crudo se incrementase.

LOS TECNOLOGICOS, LOS MAS CASTIGADOS.

Los valores tecnológicos fueron de los más castigados en aquel "11 negro" y desde entonces han seguido perdiendo valor, lastrados por el estallido de la "burbuja tecnológica".

Así, el Ibex Nuevo Mercado (el índice que agrupa a todos estos valores) pierde desde entonces un 29,28 por ciento.

En el año transcurrido desde los ataques contra Estados Unidos todos estos valores han registrado severos castigos. Jazztel cae un 56,34 por ciento; Picking Pack, un 27,27 por ciento; Zeltia, un 29,91 por ciento; Amper, un 49,51 por ciento; Abengoa, un 18,90 por ciento; Tecnocom, un 11,13 por ciento; Avanzit, un 88,40 por ciento. Befesa, por su parte, cotiza al mismo precio que hace un año, 13,50 euros.

En el mercado de divisas, el euro ha escalado posiciones durante este año y en el aniversario del 11-S el cambio entre la moneda europea y el billete se sitúa en 0,9760 unidades, lo que implica una revalorización del euro del 7,25 por ciento.

Artículos relacionados: "Enronitis: crisis de confianza de los inversores"