labolsa.com

Regístrate gratis

Editorial

LA ECONOMÍA, LOS MUNDIALES Y LAS SELECCIONES FAVORITAS

Europa Press el 30 de Mayo de 2002, 15:36.
Si desde hace ya varias semanas el Mundial de Fútbol 2002 (que comienza el 31 de mayo) parece estar hasta en la sopa, no debería extrañarnos que se esté hablando entre otros aspectos de las implicaciones y relaciones económicas del evento.

Así, han surgido ya diversos estudios que cuantifican el impacto económico del Mundial en los dos países organizadores, Corea y Japón, que llevan años inmersos en una profunda crisis, y que podrían ver incrementados sus P.I.B. en un 2,2% y un 0,6% respectivamente.

En el caso de Japón el impacto positivo se estima en unos 26.000 millones de dólares en términos absolutos, el triple que para Corea (aunque en términos relativos al P.I.B. el beneficio sea mayor para esta última, ya que Japón es una de las primeras economías del mundo).

Sin embargo no todos los análisis al respecto son tan positivos: también hay quien dice que el impacto será prácticamente insignificante y que las previsiones de los organizadores son excesivamente optimistas.

Por su parte el banco de inversiones Goldman Sachs ha publicado un informe sobre el tema titulado "The World Cup and Economics 2002", que no sólo analiza aspectos económicos sino que entra en valoraciones sobre las posibilidades de cada equipo en el torneo.

En este informe hacen un repaso a la historia de los Mundiales, que nacieron en 1930 en Uruguay (los países europeos participantes tardaron entonces tres semanas en llegar al país organizador) y de los que se han celebrado dieciséis ediciones; sólo siete países distintos se han proclamado hasta ahora vencedores, en concreto Uruguay, Italia, Alemania, Brasil, Inglaterra, Argentina y Francia.

A la luz de la historia se pueden observar detalles como que nunca ha ganado un país que no fuera Europeo o Latinoamericano, que prácticamente nadie ha ganado fuera de su continente (salvo Brasil en 1958) y que en un 37,5% de las veces ha ganado el país organizador.

En términos económicos Goldman Sachs señala que se puede encontrar cierta relación entre el grado de desarrollo de cada país y su posición "futbolística".

Como excepciones comentan que de los países del G7 ni EE.UU. ni Japón tienen una influencia global en lo futbolístico, a pesar del aumento de la popularidad de este deporte en la última década y la transferencia de profesionales de ambos países a Europa. Dentro de Europa, Suiza es un país relativamente fracasado futbolísticamente en comparación con su renta per cápita.

Sin embargo los países más prósperos de Europa (Inglaterra, Francia, Alemania e Italia) son también los más exitosos en los futbolístico, y además el último ranking de la FIFA muestra algo de correlación entre el puesto a nivel futbolístico y la renta per cápita de cada país. Las naciones con más éxito en fútbol de Europa y Latinoamérica son también las más prósperas.

Además Goldman Sachs piensa que la correlación entre ambas variables está yendo en aumento. La fase final del Mundial de este año tiene representación de seis países del G7, sólo Canadá e India faltan de entre las diez mayores economías mundiales y el conjunto de las naciones que juegan (un total de treinta y dos) representan el 84% del PIB mundial, lo que supone la mayor proporción hasta la fecha.

Por otro lado Goldman Sachs piensa que en la próxima década cuatro países experimentarán un ritmo continuado de crecimiento relativamente más rápido que los países del G7, en concreto Brasil, Rusia, India y China, y en consecuencia la institución debería ser reformada para darles cabida. Ello cuadra en parte con el hecho de que Rusia y Brasil sean dos potencias serias en el ámbito futbolístico (actualmente ambos se escapan en cierta forma de la correlación con la renta per cápita).

Por otra parte el informe comenta los resultados de un análisis realizado por HSBC, que sostenía que las bolsas de los países que han ganado los Mundiales desde 1966 han experimentado un comportamiento relativo superior en un 9% al del conjunto del mundo. Por el contrario Goldman Sachs señala que tres de los cinco campeones desde 1966 eran también organizadores, y que ese mejor comportamiento bursátil puede tener más que ver con la construcción de nuevos estadios y preparativos diversos (algo en lo que Corea y Japón han invertido unos 7.500 millones de dólares).

¿QUIÉN GANARÁ EL MUNDIAL ESTE AÑO?

En cuanto a las cábalas sobre qué equipos podrían llegar alto este año, Goldman Sachs considera que el ganador estará entre las selecciones de Argentina, Francia, Italia y España (algo alentador para los hinchas españoles si tenemos en cuenta que en la edición de 1998 Goldman Sachs acertó con tres de los cuatro semifinalistas).

Parece difícil que este año se cumplan las reglas históricas sobre relación entre organizador, continente y ganador, aunque en ese hipotético caso Corea lo tendría más fácil de acuerdo con sus posibles emparejamientos.

Por otro lado, las apuestas de Goldman Sachs no se alejan demasiado de las manejadas por las tradicionales casas de apuestas este año. A partir de información recogida entre diez casas de apuestas por Internet (disponible en iapuestas.com), parece que los favoritos para ganar el Mundial 2002 serían por este orden Francia, Argentina, Italia, Brasil, España (que también es la mejor posicionada para quedar primera de su grupo), Inglaterra, Portugal y Alemania.

Los que más difícil lo tienen (y por tanto los que más dinero permitirían ganar si contra todo pronóstico lo lograran) son China, Arabia Saudí, Túnez, Sudáfrica, Costa Rica, EE.UU., Eslovenia y Senegal. Estos países constituirían el equivalente a los valores bajistas de que tanto se habla en nuestro foro.