labolsa.com

Regístrate gratis

Editorial

LAS ÓRDENES VINCULANTES Y LO QUE OCURRE DESPUÉS DE LA ROBASTA

Europa Press el 01 de Marzo de 2002, 11:06.
Dentro del Sistema de Interconexión Bursátil Español existen distintos sistemas de contratación, además del normal que utiliza el común de los mortales.

En concreto, para las grandes operaciones existe el Mercado de Bloques, pensado para que los grandes inversores puedan negociar grandes paquetes de acciones sin tener que hacer excesivas concesiones de precios. Pero además existe el Mercado de Operaciones Especiales, que funciona con un horario distinto al de los demás (entre las 17:40 y las 20:00 horas de cada sesión).

Las Operaciones Especiales se producen tras el cierre del mercado normal, normalmente a precios significativamente distintos a los negociados durante la sesión y su motivación puede ser muy variada (por ejemplo el cumplimiento de planes de entrega de acciones a precios distintos a los de mercado para empleados de una empresa cotizada, el ejercicio de derivados, transacciones derivadas de una fusión o una escisión empresarial, etc.).

Para poder realizarse deben cumplir una serie de requisitos que comentamos al final de este artículo, pero el caso es que la ley obliga a que antes de llevarse a cabo se atiendan las "posiciones vinculantes"...

¿Qué son las "Posiciones Vinculantes"?

Cuando damos una orden de compra o venta en el mercado podemos solicitar que ésta tenga carácter vinculante; para ello la orden debe ser limitada (es decir, debe especificar un precio) y, por el hecho de ser vinculante, su plazo de validez nunca es superior al día.

Una vez dada esta orden, si después del cierre de la sesión alguien intenta hacer una "Operación Especial" a un precio mejor que el de nuestra orden (mayor cuando hemos ordenado una venta, menor si es una compra), en general está obligado a atender nuestra orden antes de ejecutar su operación.

Aprovecharse de esta peculiaridad del mercado es sin embargo bastante complicado; para empezar porque no sabemos sobre qué acciones ni cuándo podría haber una operación especial, y segundo porque la orden sólo tiene validez diaria.

Con ello un inversor que pretenda aprovecharse de esta peculiaridad (conozco a quien lo ha intentado y ha desistido por puro aburrimiento) podría introducir todos los días órdenes vinculantes sobre varios valores (de compra a precios inferiores a los de la sesión, de venta a precios superiores) y esperar a que algún día suene la flauta y se produzca una Operación Especial que se vea obligada a atender alguna de sus órdenes.

Por si alguien está interesado en el asunto, conviene saber que las órdenes vinculantes deben cumplir una serie de requisitos, además de la de especificar un precio (órdenes limitadas):

· La orden debe ser por un efectivo superior a los 30.000 euros, e inferior a los 60.000 (o al 5% de la media de contratación del último trimestre para esa acción, si es mayor a los 60.000 euros).

· La orden debe ser por un precio que no supere los límites de variación permitidos para esa acción en la sesión.

· La orden debe ser comunicada a la Sociedad de Bolsas, algo que antiguamente se hacía automáticamente a través del terminal del operador bursátil. Actualmente tengo entendido que hace falta una solicitud directa al Departamento de Supervisión de la Sociedad de Bolsas, algo que complica notablemente la operación y que me imagino que los brokers no estarán dispuestos a hacer diariamente para sus clientes.

Este último requisito parece pensado para minar la moral de los inversores interesados en aprovechar el fenómeno, y en realidad desconozco en qué medida hace impracticable actualmente la operación.

Requisitos para las Operaciones Especiales

Si la "operación especial" cumple los siguientes requisitos, se puede realizar automáticamente sin que sea necesaria aprobación específica de la Sociedad de Bolsas y se denomina "Operación Comunicada":

· Que el precio no sea superior al más alto incrementado en un 5% ni inferior al más bajo reducido en un 5% de los siguientes precios de cada sesión:

- Precio medio ponderado

- Precio de cierre

· El importe efectivo de la operación debe ser como mínimo de 300.000 euros y superar el 20% del volumen medio de contratación diaria del valor de que se trate. · Debe tratarse de una sola orden individualizada (no valen agrupaciones de varias órdenes)

· Debe comunicarse a la Sociedad de Bolsas antes de las 20:00

Sin embargo también pueden realizarse Operaciones Especiales que no cumplan con estos requisitos (concretamente el de la limitación en el precio), en cuyo caso necesitan la autorización de la Sociedad de Bolsas; para conseguir esta aprobación debe darse alguna de las siguientes circunstancias:

· Que el importe efectivo de la operación sea superior a 1.500.000 euros y al 40% de la media diaria de contratación del valor en el último trimestre.

· Que concurran circunstancias de interés societario (transmisiones relacionadas con procesos de fusión o escisión y transmisiones que tengan su origen en acuerdos de reorganización empresarial).

· Que se trate de la ejecución de contrato de compraventa consecuencia de transacciones o acuerdos dirigidos a poner fin a conflictos o que formen parte de operaciones integradas por una pluralidad de contratos especiales relacionados entre sí.

· Que se dé cualquier otra causa que a juicio de la Sociedad de Bolsas justifique la autorización.

Para el inversor que pretenda sacar partido al asunto de las órdenes vinculantes, resultaría de especial interés que la Operación Especial sea de estas últimas (operaciones que requieren autorización de la Sociedad de Bolsas), por cuanto en ellas no opera el límite de precio del 5% respecto al precio medio ponderado o de cierre (y así pueden darse a compras a precios significativamente inferiores a los de mercado o ventas a precios superiores).