labolsa.com

Regístrate gratis

Editorial

UNA ALTERNATIVA DE INVERSIÓN CON CARÁCTER DE REFUGIO

Europa Press el 21 de Febrero de 2002, 11:44.
Entre las alternativas de inversión que mayor rentabilidad han experimentado en los últimos meses se encuentra un metal precioso que viene de sufrir un importante castigo durante varios años: el oro.

La inversión en oro es una alternativa relativamente elitista y que en general se recomienda como una forma de diversificación en porcentajes marginales de la cartera: históricamente (aunque no siempre) ha tenido un comportamiento "anticíclico", sirviendo como valor refugio ante momentos de incertidumbre o crisis y compensando malos momentos de activos como la bolsa.

El acceso a la inversión en oro puede lograrse por varios caminos: desde la compra de joyas o monedas (que teóricamente tienen además un valor adicional artístico o histórico) hasta la compra directa de lingotes, pasando por la compra de acciones de empresas del sector (por ejemplo mineras), fondos de inversión especializados (aunque en España su comercialización es testimonial) o, la alternativa más arriesgada, a través de derivados en los mercados internacionales.

En cualquier caso determinar si es un buen momento para comprar oro no es fácil, entre otras cosas porque estamos hablando de un activo que no admite la utilización de los clásicos métodos de valoración: el oro no genera "flujos de dinero" por sí mismo, con la única y lógica excepción del importe de su venta.

Incluso si identificáramos "valor" con "coste" no sería fácil llegar a una conclusión: en fechas relativamente recientes el oro ha llegado a cotizar por debajo de su coste de producción, lo que ha llevado a la reducción de actividad de numerosas compañías del sector... pero ello no implica necesariamente que el oro esté barato: fabricar un edificio a base de palillos también sería muy costoso, pero no garantizaría beneficios a su constructor.

En definitiva la evolución del precio del oro responde básicamente a criterios psicológicos, y por eso puede ser una idea especialmente buena enfrentar el asunto desde el punto de vista del Análisis Técnico (en Gráficos Interactivos presentamos un gráfico del precio del oro para quien quiera intentarlo).

Desde el Servicio de Estudios de Caja Madrid nos han enviado un informe sobre el tema, en el que entre otras cosas dicen que el nivel de 300 dólares la onza (precio recientemente alcanzado) es una resistencia importante cuya superación debería ser considerada como una señal importante.

Desde Caja Madrid comentan que el precio medio del oro desde 1970 ha sido de 380 dólares y desde 1980 se ha situado por debajo de esa media sólo a partir de 1995, llegando a cotizar a 250 dólares, mínimos desde 1979.

A día de hoy el Servicio de Estudios señala algunos factores que apoyarían una subida importante del oro: si la tendencia bajista de las bolsas continúa o se produce algún crash, el oro podría verse beneficiado. Además que el dólar está sobrevalorado es una opinión extendida y si iniciara su corrección el oro subiría dada su correlación inversa.

El petróleo podría ser una amenaza porque ofrece un riesgo mayor de subida que de bajada considerando el recrudecimiento del conflicto árabe-israelí. Respecto a la lucha contra el terrorismo, podría deparar todavía episodios potencialmente desestabilizadores. Además, en 1999 un grupo de bancos centrales firmó un acuerdo para no vender oro durante 5 años. Ello unido a unas perspectivas de reducido aumento en la producción, supone que la presión de la oferta no va a ser significativa.

Si no acontece alguno de estos factores es difícil apostar por un rally del oro, aunque Caja Madrid no excluye un buen comportamiento en 2002 por su utilidad para diversificar carteras. Más información sobre la opinión del Servicio de Estudios de Caja Madrid.