labolsa.com

Regístrate gratis

Editorial

ANÁLISIS SOBRE EL ORO DEL SERVICIO DE ESTUDIOS DE CAJA MADRID

Europa Press el 21 de Febrero de 2002, 11:38.
El siguiente análisis forma parte del informe "El oro, comportamiento reciente y perspectiva histórica", elaborado por el Servicio de Estudios de Caja Madrid en febrero de 2002:

PERSPECTIVA HISTÓRICA DEL PRECIO DEL ORO.


El precio del oro ha subido en lo que llevamos de año cerca de un 9%, cotizándose la onza en niveles próximos a los 300 dólares.

Esta subida en su precio le ha llevado a niveles que no registraba desde hace aproximadamente dos años, lo cual ha suscitado un cierto interés entre inversores, analistas y medios de comunicación.

¿Por qué sube el oro?

Esta es la pregunta que más se repite, probablemente por el temor a la respuesta. Históricamente el oro se ha considerado el activo refugio por excelencia para la inversión en épocas de crisis. Su subida, por lo tanto, suscita preocupación por cuanto puede ser un indicador de que los inversores están acudiendo a este destino anticipando tiempos peores.

¿Qué temores impulsan con más fuerza la demanda de oro por motivos de protección?

Las mayores subidas del oro se han producido en épocas de fuertes procesos inflacionistas, como por ejemplo durante las dos crisis del petróleo. Las crisis en los mercados financieros también provocan intensos episodios de repunte de los precios del oro (crisis bursátil de 1987), así como las turbulencias financieras internacionales (crisis asiática, crisis de la deuda rusa).

¿Caro o barato a sus actuales precios?


El oro se ha movido lateralmente desde 1997 hasta la actualidad en un rango entre 250-300 dólares. Con anterioridad, niveles tan bajos no se registraban 1979. El precio de 30º dólares la onza constituye una resistencia muy significativa, cuya superación debería ser considerada como una señal importante.

El oro y las compañías mineras.

Además del oro también están registrando un tirón alcista las compañías mineras. El Philadelphia Stock Exchange Gold and Silver Index ha mostrado un comportamiento prácticamente idéntico, con una tendencia alcista desde finales de 2000 que le ha conducido a la significativa resistencia de los 60 puntos (equivalente a los 300 dólares por onza de oro).

Máximos y mínimos.

El oro alcanzó sus precios máximos de los últimos 30 años en 1980, al cotizar a 850 dólares por onza.

En los dos años siguientes registró una importante caída hasta niveles en torno a 300 dólares, que entonces fueron soporte. Posteriormente registró un nuevo y fuerte tirón alcista hasta 500 dólares para volver a caer hasta los 300 en el año 1985 –segunda vez que este nivel actúa como soporte en una proceso de fuertes caídas-.

Entre 1985 y 1988 protagonizó una nueva fase alcista hasta el nivel psicológico de los 500 dólares –este nivel vuelve a funcionar como una resistencia muy importante. Es a partir de 1988 cuando se inicia un largo periodo de decadencia que le conduciría a sus mínimos de 250 dólares en 1999.

La opinión de los analistas.

El último sondeo de Reuters (15 de enero) muestra que las expectativas de los analistas apuntan a un mejor comportamiento del oro en 2002 y 2003 frente a 2001. La media de las previsiones se sitúa en 290 dólares frente a los 271 en que se situó en 2001. Ello supone que por el momento no se apuesta por un rally alcista en precios.

SEGUNDA MITAD DE LOS 90: LA PEOR ETAPA.

El precio medio del oro desde 1970 ha sido de 380 dólares por onza. Desde 1980 su precio se ha situado por debajo de la media histórica sólo desde 1995 hasta la actualidad.

¿Cuáles han sido los factores causantes de esta debilidad?

- El rally de las bolsas: A partir de 1995 la tendencia alcista de largo plazo en la que se encontraban inmersos los mercados bursátiles se acelera, registrándose hasta principios de 2000 un periodo de fuertes revalorizaciones.

- El boom tecnológico: El surgimiento de la “nueva economía” y la apuesta tecnológica orientó los flujos de inversión de forma mayoritaria hacia proyectos empresariales, llegando casi a desaparecer el interés por otras inversiones alternativas.

- Ausencia de tensiones sobre los precios: La segunda mitad de los 90 tuvo como uno de sus hitos las ganancias de productividad y la idea de que el riesgo de rebrotes inflacionistas era reducido.

- Periodo de paz: Debe entenderse por paz la ausencia de conflictos o tensiones entre o contra las grandes potencias desarrolladas, ya que los conflictos localizados en distintos puntos a lo ancho del mundo nunca han desaparecido. Por citar un ejemplo previo a los atentados terroristas contra EEUU del 11-S, podemos mencionar la invasión de Kuwait en 1990 o el secuestro de la Embajada de EEUU en Irán a finales de los 70.

- Ventas de los bancos centrales: Principalmente a lo largo de 1997, un nutrido grupo de bancos centrales vendió parte de sus reservas en oro.

- Fortaleza del dólar: El dólar y el oro tienen una correlación inversa, de tal forma que la fortaleza del dólar de los últimos años ha tenido como contrapartida la fuerte debilidad del precio del oro.

¿QUÉ FACTORES APOYARÍAN UNA SUBIDA IMPORTANTE DEL PRECIO DEL ORO?

- Una sostenida tendencia bajista de las bolsas: Después de años de fuertes subidas, en 2000 se puso en marcha una corrección que ya dura dos años. Si esta tendencia se prolonga o se produce algún episodio de mayor inestabilidad en las bolsas, el oro podría verse beneficiado.

- Una caída del dólar: Que el dólar está sobrevalorado es una opinión ampliamente extendida. Si se iniciara una corrección de esta situación, el oro debería subir dada su relación inversa con la cotización del dólar.

- Tensiones sobre los precios: Dada la incertidumbre sobre la evolución futura del nivel de actividad económica, el principal factor inductor de tensiones sobre los precios podría ser la evolución de los precios del petróleo. Respecto a ello hay que señalar que el precio del barril de brent –referencia en Europa- a sus precios actuales, ofrece un riesgo mayor de subida que de bajada, sobre todo si se tiene en cuenta el recrudecimiento del conflicto árabe-israelí y el riesgo de nuevas intervenciones de EEUU en la zona de Oriente Medio.

- Conflicto EEUU-Terrorismo: Aunque no se trata de un enfrentamiento convencional, la lucha contra el terrorismo liderada por EEUU tras los atentados del 11-S podría deparar todavía episodios potencialmente muy desestabilizadores.

- Pacto para no vender oro de los bancos centrales: En 1999 los 15 bancos centrales de la UE y el Banco Nacional de Suiza firmaron un acuerdo para no vender más oro de sus reservas durante un plazo de 5 años. Este hecho, unido a unas perspectivas de reducido aumento en la producción, supone que la presión de la oferta no va a ser especialmente significativa.