labolsa.com

Regístrate gratis

Editorial

Cambio de rumbo

Europa Press el 16 de Junio de 2000, 16:27.

En su reunión del 8 de junio del 2000, el Banco Central Europeo decidió incrementar el precio del dinero en 50 puntos básicos, sorprendiendo totalmente a los mercados que esperaban un alza de solo 25 puntos.

El dato de inflación del mes de Marzo del 2.1% (previsión del BCE: 2%) había asustado a muchos analistas que veian el repunte inflacionario como una posible señal de recalentamiento. Estos temores se basaban en la situación de abundancia de liquidez ratificado por el dato de M3 que se situaba dos puntos por encima de el objetivo del Banco Central Europeo. La subida de tipos practicada ha contribuido a frenar la expansión del este agregado monetario.

Pero lo que quiere conseguir Win Diusemberg con esta subida es que el diferencial de tipos con respecto a Estados Unidos no siga subiendo ya que el trasvase de fondos hacia la economía norteamericana seria imparable, y la cotización de la moneda única caería también inexorablemente. Para cuando se produjo la subida de tipos el euro ya había ascendido 0.94 euros por dólar pero el día 8 de junio se revalorizo hasta niveles de 0.97.

La pregunta que nos hacemos en estos momentos sobre la cotización del euro es: ¿ Será este un simple rebote o por el contrario nos encontraremos ante el comienzo de una tendencia alcista a largo plazo?

A primera vista no parece que el repunte del euro sea un mero rebote técnico. Las causas de esta afirmación están basadas en variables puramente macroeconómicas, las cuales sugieren que el valor del euro debe ser muy superior. Por tanto,en la cotizacion actual de euro han pesado mucho factores subjetivos. Entre ellos están la falta de cohesión política en Europa y las rigideces estructurales de sus mercados laborales, intervención pública en la fijación de precios, etc que acentúan la percepción de que los diferenciales de capacidad de crecimiento continuado entre las economías europeas y norteamericana iban a seguir aumentando.

Los últimos datos publicados en EE.UU. sugieren lo contrario ya que por fin se empieza a palpar la desaceleración del gigante norteamericano, justo en el momento en que la OCDE ha revisado al alza las previsiones de crecimiento de la zona Euro.

¿Se puede concluir que por fin ha llegado una fase de recuperación sostenida del euro? La historia nos demuestra que el enfriamiento de la economía norteamericana va a incidir en la fortaleza de su divisa. La tendencia en principio debería dirigirse hacia las valoraciones fundamentales, que como mínimo dan un valor de 1,10 o incluso 1,20 euros por dólar.