labolsa.com

Regístrate gratis

Editorial

NO TIENES PACIENCIA, ERES INCAPAZ DE INVERTIR A LARGO PLAZO

Europa Press el 01 de Octubre de 2001, 15:37.
No todo el mundo tiene la suerte de tener el tiempo suficiente como para estar todo el día pendiente de la bolsa, por eso creo que deberíamos realizar nuestras inversiones para el largo plazo, de esta forma lo más probable es que no nos convirtamos en millonarios de la noche a la mañana, pero con un poco de paciencia te asombrarías del rendimiento que podrías sacar a tu dinero ¿cómo? No seas impaciente, recuerda que tienes que tener paciencia, ahora te lo explicamos....

En primer lugar tienes que conocer lo que es el interés compuesto. Para ello supongamos que disponemos de 1000 euros para invertir a un tipo de interés del 5%, con lo que al cabo de un año dispondríamos de 1050 euros, el segundo año volvemos a invertir ese capital al 5%, con lo que tendríamos 1102,5 euros, mientras que al año siguiente si invertimos nuestros ahorros al mismo tipo de interés, al final del tercer año tendríamos en nuestra cuenta corriente 1157,63 euros. De esta forma, el primer año los intereses obtenidos habrán sido sobre el capital inicial de 1000 euros (50 euros), en el segundo los intereses se han generado sobre ese capital inicial más los intereses del primer año (52,5 euros), mientras que el último año los intereses se habrán obtenido sobre el capital inicial, más los intereses de los dos años anteriores (55,13 euros).

Lógicamente, los beneficios obtenidos dependerán de dos variables: el tipo de interés que podamos conseguir anualmente y el número de años que vamos a mantener esa inversión, pero para que seas consciente de la importancia de esto, lo mejor será enseñarte un ejemplo en el que suponemos que una persona invierte 120 euros mensualmente.


  Rtdad. libreta ahorro (1%) Rtdad. depósito (5%) Rtdad. histórica renta fija (9%) Rtdad. histórica bolsa española (12,3%)
Año 0
0 €
0 €
0 €
0 €
Año 10
15.137,98 €
18.633,87 €
23.221,71 €
28.096,11 €
Año 20
31.867,35 €
49.324,04 €
80.146,42
123.619,40
Año 30
50.355,39 €
99.871,04 €
219.689,22 €
448.386,78 €
Año 40
70.786,98 €
183.122,42 €
561.758,43 €
1.552.555,62 €
Año 50
93.366,43 €
320.238,24 €
1.400.292,22 €
5.306.592,90 €


Impresionante, ¿a que si?. ¡Pues ya está, hemos descubierto el secreto del éxito!, ahora sólo nos tenemos que poner manos a la obra y poner nuestro dinero a trabajar, cuanto más tiempo pase menor será nuestra recompensa.

De hecho Olga, una chica que ahora tiene 25 años ya se ha dado cuenta de las ventajas de invertir a largo plazo y decide por ello ahorrar 120 euros cada mes e invertirlos en bolsa para tener dinero suficiente como para asegurarse una buena jubilación. Fernando, su marido al principio era reacio a hacer lo mismo que su mujer, pero a los diez años decidió hacer lo mismo ¿De cuánto dinero dispondrá cada uno de ellos para su jubilación?


  Olga Fernando
Edad 25
0 €
0 €
Edad 35
24.581,40 €
0 €
Edad 45
91.124,26 €
24.581,40 €
Edad 55
271.258,55 €
91.124,26 €
Edad 65
758.889,55 €
271.258,55 €
Para el ejemplo se supone que la rentabilidad media anual del mercado para los próximos cuarenta años va a ser del 10%(por debajo de la rentabilidad histórica del mercado)


Como ves Olga ha conseguido para su jubilación 2,8 veces más de   dinero que su marido Fernando, y eso que ella tan sólo ha estado durante diez años más que su marido invirtiendo en bolsa. Por lo tanto y a pesar de que el momento en que entres en bolsa es muy importante, la posibilidad de obtener ganancias en los mercados bursátiles aumenta considerablemente en el largo plazo, así que ya sabes, invierte aquel dinero que no vayas a necesitar al menos en los próximos cinco años y deja que el tiempo trabaje por ti.

De esta forma recuerda siempre los tres motivos por los que no deberías invertir en bolsa:

- Porque tienes deudas.
- Porque necesitas ese dinero para comprar los libros de tus hijos, un coche...
- Porque no estes dispuesto a invertir para el largo plazo.

Si no puedes cumplir alguno de los tres requisitos anteriores, tus posibilidades de tener éxito en los mercados bursátiles se reducen considerablemente....