labolsa.com

Regístrate gratis

Editorial

¿CÓMO SON LOS NEGOCIOS EN LOS QUE OPERA GAMESA?

Europa Press el 16 de Octubre de 2000, 18:43.
En el modelo estratégico que sigue la empresa ocupa un lugar importante la especialización en las actividades de mayor valor añadido, utilizando intensivamente la subcontratación para el resto de procesos; así las compras de materias primas y las subcontrataciones suponen en el entorno del 70% de sus ventas, con lo que da trabajo a un gran número de pequeñas y medianas empresas a su alrededor. Esta fuerte dependencia de una serie de proveedores es resaltada por la propia compañía como uno de los riesgos asociados a su actividad. Además la actividad de Gamesa tiene, como es lógico, características inherentes a la concentración en dos negocios muy específicos:

· En el área de Energías Renovables, se trata de una actividad cuya evolución está muy ligada a decisiones gubernamentales y administrativas (en general se trata de una actividad fomentada pero también afectada por políticas tarifarias), sometida a presiones ecologistas (entre otras razones por su distorsión de paisajes naturales), con un rápido desarrollo tecnológico y de la que se espera un importante crecimiento en detrimento de fuentes de energía competidoras (como el carbón o el petróleo).

· En el área de Aeronáutica la actividad está muy ligada a la evolución de la demanda de aeronaves (en este sentido comparte riesgos con otra compañía presente en la bolsa española, EADS), y está sujeta a variabilidad en ingresos por su política de facturación en Dólares americanos y en costes por su dependencia de ciertas materias primas como el aluminio, factores a tener muy en cuenta especialmente por la larga duración de los contratos en que está implicada la compañía (una media de 10 años).

Gamesa opera en dos sectores con un alto potencial de crecimiento, particularmente en cuanto a las energías renovables se refiere; por ello el grupo está comprometido en la realización de un gran esfuerzo inversor (de más de 100.000 Millones de pesetas en el trienio 2000 - 2002) muy concentrado en el área de generación de energía eólica (acapara más del 80% del total) y con un fuerte peso en actividades de Investigación y Desarrollo, básicas en un entorno de rápido desarrollo tecnológico (en el primer semestre de 2000 el 70% de las inversiones se dedicaron a estas tareas). Esta política explica también la intención de la compañía de no repartir dividendos en los próximos ejercicios, ya que buena parte de las inversiones se financian con fondos generados internamente (especialmente en la división aeronáutica, no así en el caso de las energías renovables que tienen un mayor peso de financiación externa).