labolsa.com

Regístrate gratis

Editorial

¿NECESITO SABER TODO ESTO?

Europa Press el 15 de Mayo de 2001, 16:36.
Pues sí, aunque tampoco es para tanto, sólo son unos conceptos que hay que tener claros para entender el nuevo sistema:

Precio estático: es, en principio, el precio fijado en la subasta de apertura, aunque este precio puede modificarse si se produce una subasta durante la sesión.

Rango estático: es la variación máxima permitida respecto del precio estático del valor y es distinto para cada uno. Este rango estático se determina analizando la volatilidad histórica de cada valor respecto del precio estático. Se establecen unos niveles del 4%, 5%, 6%, 7% y 8% para los rangos estáticos. Para los valores del Nuevo Mercado se fija un rango estático único del 10% y para los del Latibex del 8%.

Precio dinámico: es el último precio negociado de un valor. Puede ser el resultado de una subasta o de una negociación realizada en mercado abierto. Este precio no es fijo, se va actualizando continuamente durante la sesión a medida que se van produciendo nuevas negociaciones.

Rango dinámico: es la máxima variación, en porcentaje, que puede existir entre dos ordenes consecutivas, es decir, entre el precio dinámico y el precio de ejecución de la siguiente orden. Se calcula para cada valor, teniendo en cuenta la volatilidad de las variaciones de precios de cada valor durante la sesión. Por definición el rango dinámico es menor que el estático. Se van a utilizar unas bandas estandarizadas del 1%, 1,5%, 2%, 2,5%, 3%, 3,5%, 4% y 8%.

El precio de referencia dinámico y el rango dinámico de precios se utilizan para detectar fuertes movimientos de precios entre dos precios consecutivos.

La CNMV irá modificando los rangos estático y dinámico periódicamente ¿Quieres ver una tabla con los rangos estático y dinámico actuales fijados por la CNMV?

Subasta: si el precio de la siguiente orden está en el límite o rebasa el rango estático o el rango dinámico, ya sea por su límite inferior o superior, la contratación se interrumpe y el valor pasa automáticamente a una situación de subasta de volatilidad, que tendrá una duración de 5 minutos. En esta subasta se producirán los nuevos precios estáticos y dinámicos sobre los que se fijarán las nuevas bandas de fluctuación. El precio al que se iba a negociar la última orden pasa a ser el precio estático de la subasta, los intermediarios introducirán sus precios y como resultado se obtendrá el nuevo precio estático. La subasta de volatilidad, como todas las subastas, termina con un final aleatorio de 30 segundos.

Bueno, ahora que tenemos un poco más claros estos conceptos vamos a ver como funciona el sistema...