labolsa.com

Regístrate gratis

Editorial

La 'Y vasca': menos horas de viaje

Europa Press el 13 de Diciembre de 2007, 16:58.
La ministra de Fomento, Magdalena Alvarez, anunció hoy que una vez concluida la línea ferroviaria de Alta Velocidad (AVE) que unirá las tres capitales vascas, la denominada 'Y vasca', el tiempo de viaje entre Madrid y Bilbao se reducirá desde las seis horas y diez minutos actuales, hasta las dos horas y media.

En el caso del trayecto entre Vitoria y la capital, sólo llevará dos horas gracias a la nueva infraestructura, que además eliminará todos los pasos a nivel de la actual línea férrea.

La titular de Fomento visitó hoy las obras de esta línea junto con el delegado del Gobierno central en el País Vasco, Paulino Luesma, y el presidente de Adif, Antonio González Marín.

La ministra manifestó el "firme compromiso" del Gobierno central por terminar "lo antes posible" este nuevo Ave Vitoria-Bilbao-San Sebastián.

Tras manifestar que será una línea "básica para el crecimiento, el progreso y la cohesión" del País Vasco, indicó que "transformará el sistema de transporte del País Vasco" y será "una puerta al futuro". También destacó la importancia de las medidas medioambientales que van a desarrollar.

Asimismo, señaló la "cohesión entre las tres capitales y con el resto de Estado", y la reducción de los tiempos de viaje, y dijo que con esta obra "el Guggenheim se une al Prado y al Louvre". Por eso, apuntó que es un proyecto "que trascenderá al actual gobierno", por lo que "merece toda la atención".

"Este Gobierno está cumpliendo a rajatabla todos sus compromisos con el País Vasco y la línea de alta velocidad, y en un ambiente de consenso, diálogo y participación con las instituciones vascas", destacó.

Por eso, agregó que "si hay un proyecto que ponga de manifiesto la colaboración entre los distintos niveles del Gobierno, ése es éste", antes de recordar que esta infraestructura será financiada totalmente por el Ejecutivo central, aunque se realice en dos partes, una ejecutada por Adif y otra por el Gobierno vasco.

Alvarez reiteró que se trata de una obra "de interés estratégico para España y Europa" y dijo que hoy en día ya tienen "magníficos resultados" ya que la mayoría de los tramos están adjudicados o licitados. Asimismo, anunció que antes de que acabe el año el tramo Vitoria-Bilbao contará con el 60% de los tramos adjudicados.

Además, informó de que mediante esta nueva línea se eliminarán todos los pasos a nivel, se "reducirán los tiempos y se acortarán las distancias". Los tiempos de viaje entre Bilbao-Madrid y Vitoria-Madrid se reducirán a dos horas y media y dos horas, respectivamente.

Por último, destacó el consenso con que cuenta este proyecto y apoyo de partidos políticos y de sindicatos, antes de manifestar que "nadie entiende, ni dentro ni fuera de Euskadi, que se rechace esta infraestructura".

VISITA A LAS OBRAS

Alvarez realizó su visita junto al Túnel de Luko (970 m), acompañada por el presidente de Adif y por el delegado del Gobierno central, donde se les explicaron las principales características de la línea Vitoria-Bilbao-San Sebastián, una actuación que está incluida dentro de la red de altas prestaciones del Plan Estratégico de Infraestructuras y Transporte (PEIT) del Ministerio de Fomento para el periodo 2005-2020.

A escala europea, la nueva infraestructura forma parte del Proyecto Prioritario nº 3 del Eje Atlántico Ferroviario europeo, dando continuidad en territorio español a la línea Madrid-Valladolid-Vitoria, prolongándola hasta la frontera francesa.

"Además de permitir la interconexión de las tres capitales vascas, la construcción de esta nueva infraestructura ferroviaria facilitará el establecimiento de un nudo en Vitoria, y favorecerá el acceso a y desde el resto de España, así como la interconexión con la red internacional", explicaron desde el Ministerio. Del mismo modo, permitirá la posibilidad de una fácil conexión con Pamplona a través del "Corredor Navarro", también incluido en la planificación vigente.

La inversión total estimada de la nueva línea Vitoria-Bilbao-San Sebastián asciende a 4.178 millones de euros. De ellos, 1.642 millones corresponden a las obras de plataforma del tramo Bergara-Irún/San Sebastián, que ejecutará el Gobierno vasco con cargo a los Presupuestos Generales del Estado.

Los estudios y proyectos de la nueva línea de alta velocidad han sido cofinanciados con ayudas procedentes de Fondos RTE-T (Redes Transeuropeas de Transporte) por importe de 16 millones de euros. Con estas subvenciones a través de sus distintos Fondos, la Unión Europea contribuye a reducir las disparidades sociales y económicas entre los ciudadanos de la Unión.

CARACTERÍSTICAS Y BENEFICIOS

La nueva línea tendrá 165 km de longitud (sin contar el acceso a las capitales), con dos vías de ancho internacional (1.435 mm) sobre una plataforma de 14 metros de anchura. Se ha diseñado con los parámetros técnicos de una línea de alta velocidad, con curvas de radio mínimo de 3.100 metros y pendientes máximas de 15 milésimas por metro, y para tráfico mixto, lo que permitirá la circulación de trenes de viajeros y mercancías.

El trazado que construye Adif entre Vitoria y Bilbao cuenta con un total de 44 viaductos y 23 túneles, lo que representa el 20 y el 40% respectivamente de la longitud de la línea. Esto significa que el 60% de su trazado discurre mediante estructuras singulares. También contempla la construcción de 11 pasos superiores y 8 inferiores.

"Esta línea permitirá la interconexión de las tres capitales vascas a través de una línea de alta velocidad que redunde en un incremento de la capacidad y la regularidad de las circulaciones en todo el recorrido; en un aumento del confort, al establecerse unas condiciones óptimas de rodadura y trazado; y en el aumento de la seguridad con la adopción de tecnologías punta y la ausencia de pasos a nivel a lo largo de todo el recorrido", añadieron.

Entre las ventajas que aportará la puesta en servicio de la línea Vitoria-Bilbao-San Sebastián destaca, principalmente, "la reducción del tiempo de viaje entre las ciudades conectadas, en torno al 60% entre Vitoria-Bilbao y Vitoria-San Sebastián, y a un 80% en la relación Bilbao-San Sebastián".