labolsa.com

Regístrate gratis

Editorial

EL BCE MANTIENE LOS TIPOS EN EL 4%

Europa Press el 02 de Agosto de 2007, 14:52.
El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) decidió hoy mantener los tipos de interés en el 4% por segundo mes consecutivo después de haber aplicado en el mes de junio una subida de un cuarto de punto que situó el precio del dinero en el nivel más alto desde agosto de 2001, informó hoy la institución.

El consenso de los analistas ya había descontado esta decisión, que se produce en un contexto de vigoroso crecimiento económico en la zona euro y de contención de la inflación, que sigue por debajo del objetivo oficial del BCE, situado en el 2%.

Los expertos señalan que la autoridad monetaria podría realizar más incrementos a lo largo del año en función de la evolución de los indicadores macroeconómicos de la eurozona.

Por otro lado, el BCE, que en principio no tenía planeado mantener la tradicional rueda de prensa posterior al anuncio de la decisión de su Consejo de Gobierno, anunció hoy que su presidente, Jean Claude Trichet, comparecerá ante los medios para explicar los pormenores de la decisión.

PRÓXIMA SUBIDA EN SEPTIEMBRE U OCTUBRE.

Según comentó el analista de Caja Madrid Juan Antonio Cabrera, el mercado descuenta que se aplique una subida en septiembre, pero el departamento de análisis de la entidad sostiene que en función de la evolución de los conflictos del mercado del crédito en EEUU por la crisis del sector subprime, la decisión del BCE podría atrasarse hasta octubre.

Así, Cabrera señaló que debido a la volatilidad generada en el mercado por la crisis hipotecaria estadounidense el BCE podría retrasar la subida de tipos un mes como medida de precaución, aunque lo más probable es que el incremento se aplique en septiembre.

Por su parte, American Express Funds coincide en ubicar la próxima subida de tipos del BCE en septiembre, aunque no descarta que dicho aumento se produzca en octubre.

De la misma opinión es el banco alemán Deutsche Bank, que en su último informe semanal 'Global Markets Research - Exchange rates perspectives' indica que probablemente el BCE elevará en un cuarto de punto porcentual los tipos en septiembre u octubre, aunque la entidad germana no encuentra motivos para que el organismo dilate su decisión y, además, augura una posible nueva subida antes de finalizar el año, que situaría los tipos en el 4,50%.

EVOLUCIÓN POSITIVA DE CRECIMIENTO E INFLACIÓN.

En cualquier caso, la evolución de la política monetaria de la UE dependerá de la evolución de los indicadores macroeconómicos de la eurozona, que por el momento, están cumpliendo los objetivos marcados.

Según el avance preliminar publicado por la agencia oficial de estadística comunitaria, Eurostat, la inflación se redujo una décima en julio y se situó en el 1,8% interanual, por debajo del 2% del objetivo oficial del BCE.

Además, el Producto Interior Bruto (PIB) de la zona euro creció un 0,7% en el primer trimestre y un 3,1% en tasa interanual, según los datos publicados por la oficina comunitaria de estadística, Eurostat.

En dato superó la anterior estimación del Eurostat, que preveía un crecimiento en el primer trimestre del 0,6% trimestral y del 3% en tasa interanual.

EL FMI CALIFICA DE ACOMODATICIAS LAS CONDICIONES EN LA EUROZONA.

Por su parte, el pasado martes el Fondo Monetario Internacional (FMI) sugirió en su último informe sobre la economía europea que podría ser necesario un endurecimiento de la política monetaria de la eurozona para mantener la inflación por debajo del 2%.

El organismo señaló que, pese a que los acuerdos salariales han mostrado una sorprendente moderación hasta el momento, podría ser necesario aplicar algún aumento de los tipos para mantener a raya las presiones inflacionistas.

"Las condiciones financieras están todavía en el lado acomodaticio", señaló el Fondo, que situó el potencial de crecimiento económico de la zona euro alrededor del 2,5% en 2008.

LOS DATOS MACRO DE EEUU DEJAN ENTREVER SU RECUPERACIÓN.

Uno de los riesgos que pesan sobre la evolución de la economía comunitaria es la ralentización estadounidense, aunque los efectos de la ralentización en el mercado de la vivienda y la crisis de su mercado hipotecario parecen estar bajo control y no haberse extendido a otros sectores de la actividad del país ni afectado al consumo.

De este modo, el ritmo de crecimiento de la economía de Estados Unidos en el segundo trimestre del año se aceleró hasta el 3,4% interanual, frente al dato del 0,6% del primer trimestre, informó la semana pasada el Departamento de Comercio.

Por su parte, la inflación, referencia seguida de cerca por la Reserva Federal a la hora de fijar su política monetaria, mostró que los precios subyacentes, que excluyen la volatilidad de la energía y alimentos, crecieron sólo un 1,4% en el segundo trimestre, su menor incremento en cuatro años y muy por debajo del 2,4% del primer trimestre.

Este dato podría permitir al organismo presidido por Ben Bernanke acometer alguna reducción de los tipos de interés, actualmente en el 5,25%, tal y como sugirió ayer el Fondo Monetario Internacional en su revisión anual sobre la economía estadounidense ante la preocupación de que la crisis de la vivienda repercuta en los mercados de crédito y en el consumo.

Mientras tanto, el Banco de Inglaterra (BoE) decidió en su reunión de hoy mantener los tipos de interés estables en el 5,75%, tras haberlos elevado en un cuarto de punto porcentual el mes pasado, anunció hoy la institución en un comunicado.