labolsa.com

Regístrate gratis

Editorial

PREVISIÓN A LA BAJA DE LA INFLACIÓN PARA EL 2007

Europa Press el 11 de Abril de 2007, 15:17.

La suave tendencia al alza de los tipos de interés, con el consiguiente impacto moderador sobre la demanda interna, y la previsible evolución menos alcista de los salarios permitirán una flexión a la baja de la inflación en 2007, según indica el Ministerio de Economía y Hacienda en el 'Síntesis de Indicadores Económicos' del primer trimestre.

El departamento de Pedro Solbes, que destaca que las perspectivas inflacionistas para este año son "favorables", subraya que en 2007 el efecto de las cláusulas de salvaguarda de los salarios en la inflación será de unas cuatro décimas, frente a casi un punto porcentual en el ejercicio anterior.

Además, indica que la inflación en los primeros meses de este año será "notablemente inferior" a la del mismo periodo del pasado ejercicio, lo que favorecerá que los agentes sociales fijen unos aumentos salariales por debajo de los del pasado ejercicio, y añade que la moderación de los precios será más perceptible en la primera parte del año, debido a la existencia de 'efectos base' en las partidas de combustibles y carburantes.

Concretamente, la inflación interanual ha caído hasta el 2,4% en febrero, tras cerrar 2006 en el 2,7%, descenso que en parte responde, según Economía, a la intensa desaceleración de los precios del petróleo y del aceite de oliva, tras el notable encarecimiento de los mismos en 2005 y parte de 2006.

Igualmente, afirma que a la "fuerte caída" de la inflación también han contribuido otros factores más de fondo, como la "suave" desaceleración de la demanda interna inducida por los crecientes tipos de interés. Esta moderación se observa tanto en las matriculaciones de turismos, que cayeron un 1% hasta febrero de 2007, como en la confianza del consumidor, que ha mantenido valores negativos en los primeros meses de este año.

FORTALEZA DE BIENES DE EQUIPO Y CONSTRUCCIÓN.

En cambio, Economía constata la "fortaleza" que mantiene la inversión en bienes de equipo y el sector de la construcción, como lo indica tanto el consumo aparente de cemento (creció un 13,4% en enero, la tasa más elevada de los últimos diez meses) como el índice de confianza en la construcción (ha cerrado febrero con un saldo positivo de 11 puntos).

Finalmente, resalta la buena evolución de los ingresos públicos en los primeros meses del año en un contexto de continuidad del "impulso expansivo" de la actividad económica del último trimestre de 2006, y añade que los efectos de la reforma del IRPF no empezarán a notarse "de manera más completa" hasta el mes de abril, en el que se ingresan las primeras retenciones del trabajo de las pequeñas y medianas empresas.

En este sentido, indica que buena parte de los ingresos recaudados hasta febrero corresponden a devengos de los últimos meses de 2006, que aún no están afectados por la reforma del IRPF en vigor desde el 1 de enero de 2007. Pese a ello, estima que los ingresos impositivos mantendrán este año crecimientos cercanos al 14%.