labolsa.com

Regístrate gratis

Editorial

LA INVERSIÓN DIRECTA DEL EXTERIOR EN ESPAÑA CRECE UN 6.9%

Europa Press el 30 de Marzo de 2007, 11:50.
La inversión directa exterior en España se situó en 336.579 millones de euros en 2006, lo que supone un aumento del 6,9% respecto al año anterior, mientras que la inversión directa española en el exterior creció un 22% en el mismo periodo, hasta alcanzar los 385.702 millones de euros, según los datos publicados hoy por el Banco de España.

De esta manera, el saldo acreedor (la diferencia entre la inversión extranjera en España y la inversión española en el exterior) pasó de 1.265 millones de euros en 2005 a 49.123 millones de euros en 2006.

Teniendo en cuenta además de las inversiones directas, las de cartera, las otras inversiones y las operaciones del Banco de España, el saldo deudor de la posición de inversión internacional de la economía española, que incluye todos los saldos de los activos y pasivos financieros de los sectores residentes en España frente al resto del mundo, se incrementó un 30,1% en 2006 respecto a 2005, hasta los 565.409 millones de euros.

SALDO DEUDOR, EL 57,9% DEL PIB.

La posición deudora neta, que representa el 57,9% del PIB español, se amplió en 2006 a un ritmo superior al registrado en 2005. Esta ampliación tuvo lugar en un entorno de aumento más intenso de los pasivos exteriores que de los activos (20,8% y 16,1%, respectivamente), que alcanzaron 1,8 billones de euros y 1,3 billones de euros, respectivamente.

Por sectores, la ampliación de la posición deudora de la economía española refleja la ampliación de los saldos deudores netos de las instituciones financieras monetarias y de los otros sectores residentes, que compensaron la reducción de la posición deudora neta de las Administraciones Públicas y el incremento del saldo acreedor neto del Banco de España.

Por su parte, el saldo acreedor neto del Banco de España aumentó un 33% al cierre de 2006, hasta situarse en 96.030 millones de euros. La mayor parte de este saldo siguió materializándose en otros activos netos (51.965 millones de euros), si bien los activos frente el Eurosistema fueron el componente que experimentó un mayor crecimiento, hasta los 29.381 millones de euros. Por su parte, las reservas aumentaron un 0,6% respecto al nivel alcanzado al final de 2005, situándose en 14.685 millones de euros.

Excluido el Banco de España, la economía española registró un saldo deudor de 661.438 de euros al final del año 2006, lo que supone un aumento del 30,5% respecto al cierre de 2005.

EVOLUCIÓN DE LAS DEMÁS INVERSIONES.

Por instrumentos, el crecimiento del saldo deudor neto de la economía española, excluido el Banco de España, se debió a la ampliación de los saldos deudores netos de la inversión en cartera, que compensó el incremento de la posición acreedora neta de la inversión directa y la disminución del saldo deudor de la otra inversión.

Concretamente, la posición deudora neta de la inversión de cartera aumentó un 84,2% respecto al final de 2005, hasta los 504.003 millones de euros. Durante el año 2006, el 'stock' de activos exteriores aumentó un 1,3% respecto al cierre de 2005, condicionado por el descenso registrado en el segundo trimestre, alcanzando un valor de 460.515 millones de euros. Por su parte, los pasivos exteriores crecieron un 32,4% respecto al final de 2005, ascendiendo a 964.518 millones de euros al cierre de 2006.

El saldo deudor neto de la otra inversión (préstamos, depósitos y repos) descendió un 15,6%, hasta los 197.778 millones de euros, en un contexto de crecimiento sensiblemente más intenso de los activos exteriores que de los pasivos (22,2% y 4,6%, respectivamente).

Los derivados financieros, cuyos datos se difunden por primera vez, registraron un saldo deudor neto de 8.781 millones de euros, resultado de unos pasivos exteriores de 41.204 millones de euros y de unos activos que se sitúan en 32.423 millones.