labolsa.com

Regístrate gratis

Editorial

BCE SATISFECHO CON ENTRADA DE ESLOVENIA E INTEGRA SU BANCO CENTRAL

Europa Press el 02 de Enero de 2007, 12:58.
El Banco Central Europeo (BCE) mostró su satisfacción con la entrada de Eslovenia en la zona euro e integró de forma efectiva su banco central, el Banka Slovenije, como miembro de pleno derecho del Eurosistema, anunció en un comunicado.

Con la entrada en circulación a partir de del euro, Eslovenia se convierte en el decimotercer país de la región monetaria y el primero de los incorporados a la Unión Europea en la última ampliación.

La condición de miembro de pleno derecho del Eurosistema confiere al banco central esloveno los mismos derechos y obligaciones que los bancos centrales nacionales de los otros doce Estados miembros de la zona euro. La institución eslovena ha desembolsado ya el total de su contribución al capital del BCE y ha transferido su aportación correspondiente a los activos exteriores de reserva.

INCORPORACIÓN DE BULGARIA Y RUMANÍA.

Por otro lado, el BCE informó de que la integración de Bulgaria y Rumanía como nuevos miembros de la UE supondrá también la incorporación de los bancos centrales de estos dos países en el Sistema Europeo de Bancos Centrales (SEBC). Como parte de este proceso, sus respectivos gobernadores han pasado a ser miembros del Consejo General del BCE.

Los expertos de los bancos centrales rumano y búlgaro se convertirán de esta forma en miembros de pleno derecho en los encuentros del SEBC. Sin embargo, no podrán participar en la actividad propia de la región monetaria, ya que la adopción del euro por parte de Rumanía y Bulgaria está condicionada a que estos países cumplan los requisitos establecidos.

A diferencia de Dinamarca y Reino Unido, los dos nuevos Estados miembros no tienen el derecho de acogerse a una cláusula de exclusión en relación con la adopción de la moneda única. El BCE y la Comisión Europea elaborarán informes de convergencia cada dos años y, en función de sus conclusiones, el Consejo de la UE podrá decidir si un país de la ampliación está en condiciones de adoptar la moneda única.