labolsa.com

Regístrate gratis

Editorial

GOBIERNO EE.UU. PONE EN JAQUE AL NEGOCIO DE LAS APUESTAS

Europa Press el 08 de Septiembre de 2006, 12:31.
El arresto el pasado mes de julio de David Carruthers, CEO de Betonsports, convulsionó el mundo de las apuestas online. El directivo, que reside en Costa Rica, fue detenido cuando aterrizó en el aeropuerto Fort Worth de Dallas para hacer un trasbordo y pasó a disposición judicial acusado de 22 cargos, incluidos la colaboración con una organización ilegal, conspiración, y fraude.

Durante los siguientes días el gobierno estadounidense emitió órdenes de busca y captura contra diversos altos cargos de la compañía, a la que acusan de evadir impuestos sobre más de 3 mil millones de dólares apostados por jugadores de los Estados Unidos.

Las aguas parecían volver a su cauce tras casi dos meses desde el incidente, cuando ésta mañana se producía una segunda detención: Peter Dicks, gerente de Sportingbet (que opera en España bajo el nombre de miapuesta.com). La reacción no se hizo esperar, la empresa británica suspendía la cotización en bolsa de sus acciones, mientras que las de otros gigantes del juego se desplomaban vertiginosamente. Party Gaming, con una mayoría de usuarios estadounidenses, bajó un 14% su cotización en bolsa, seguida de cerca por 888.com y en menor medida otras compañías del sector.

Las acciones del Gobierno americano han caído como un jarro de agua fría en la mayor parte de actores del sector, que hasta ahora operaban ignorando las restricciones legales imperantes, y suponen un balón de oxígeno para las empresas que han sabido mantenerse dentro de la legalidad, sin ceder a las presiones de sus accionistas. Desde la inglesa Betfair, que siempre ha optado por "respetar las reglas del juego", estas acciones se acogen con total tranquilidad, dado que siempre han buscado obtener licencias de juego en los países en que operan, y se han negado a aceptar usuarios de los EEUU en su página.

La ausencia de presiones por parte de accionistas (aunque el grupo de inversiones tecnológicas japonés Softbank comprase el 20% de la empresa éste mismo año, aún no han salido a bolsa), y la filosofía de empresa hacen que queden excluidos de la lista de posibles empresas de juego perseguidas.

Lo que parecía una mera cuestión de ética empresarial, se ha convertido ante los últimos acontecimientos en la mejor garantía para los apostantes por internet, que ven cómo muchas de estas empresas se enfrentan a contenciosos legales que podrían poner en peligro sus propios depósitos en las empresas afectadas.