labolsa.com

Regístrate gratis

Editorial

BCE SEGUIRÁ CONTROLANDO MUY DE CERCA LA INFLACIÓN

Europa Press el 03 de Agosto de 2006, 08:38.
El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet, aseguró que la institución "continuará controlando muy de cerca" la estabilidad de precios, pero no citó la palabra "vigilancia", utilizada en anteriores ocasiones para preparar a los mercados para una nueva subida de tipos.

"Continuaremos controlando muy de cerca todo lo que suceda para asegurar la estabilidad de precios a medio y largo plazo", afirmó el gobernador, quien citó el alto precio del crudo, sus efectos de segunda ronda, el mercado de la vivienda y la alta masa monetaria como algunos de los factores que pueden contribuir a nuevas subidas en el futuro.

Trichet hizo estas declaraciones tras la decisión de hoy del BCE de aumentar el precio del dinero un cuarto de punto, hasta el 3%, lo que sitúa los tipos en el nivel más alto desde noviembre de 2002. Con esta decisión, que coincide con lo previsto por los analistas, el banco central acelera su tendencia de subir los tipos cada tres meses.

"Tras la subida de hoy, los tipos del BCE siguen siendo bajos tanto en niveles nominales como reales, mientras que el crecimiento del dinero y del crédito es fuerte y la liquidez en la zona euro es amplia", aseguró el presidente del banco central.

Como en otras ocasiones, Trichet citó el alza del crudo como un elemento de inestabilidad. Los precios aumentan a un ritmo del 2,5% interanual y "en el segundo semestre del año y durante 2007 la inflación se mantendrán por encima del 2%, aunque el nivel preciso depende mucho de cómo se comporte en el futuro la energía", explicó.

El barril de Brent de Mar del Norte se cambiaba hoy a 76,61 dólares, 28 centavos menos que ayer, mientras que el Texas 'sweet light' costaba 75,33 dólares, 28 centavos menos. Además del crudo, Trichet cito los desequilibrios globales, el proteccionismo y el fracaso de la Ronda de Doha como otros factores que pueden deteriorar la situación actual.

Otro de los aspectos que preocupan al BCE es el rápido aumento de liquidez en el sistema, medido a través de la masa monetaria M3. "Los préstamos al sector privado aumentan por encima de los dos dígitos en los últimos meses, mientras los préstamos a particulares y a empresas no financieras aumentan rápidamente", señaló.

El alto nivel de préstamos a particulares, explicó, se deben sobre todo a las hipotecas. "El comportamiento monetario requiere un seguimiento cuidadoso, sobre todo a la vista de la dinámica en el mercado de la vivienda", señaló.

El BCE también aplicó una subida en la facilidad de depósito, que marca la remuneración del dinero, hasta el 2%, y en el tipo de la facilidad marginal de crédito, por la que presta dinero a los bancos europeos, hasta el 4%.

TERCERA SUBIDA DEL AÑO.

La subida de hoy es la primera desde la aplicada en junio en Madrid, y la tercera desde diciembre del año pasado, cuando la institución interrumpió su política acomodaticia y se decidió a elevar los tipos por encima del 2%.

La mejora del crecimiento y las nuevas tensiones inflacionistas, relacionadas en parte con el alza del crudo, recomendaban una medida de este tipo. La inflación de la zona euro se sitúa en la actualidad en torno al 2,5%, por encima del nivel deseado, y el crecimiento se aceleró en el primer trimestre del año en tres décimas, hasta el 2% interanual.

El consumo de la zona euro está mejorando, al igual que las inversiones y las exportaciones, especialmente la alemanes, y la Comisión Europea espera que el Producto Interior Bruto (PIB) aumente entre el 0,4% y el 0,8% en el segundo trimestre con respecto al primera, y entre el 0,3% y el 0,7% en el tercero.

Mientras, el euro mantiene su tendencia a fortalecerse con respecto al dólar, lo que reduce el margen del BCE para nuevas subidas. Los analistas esperan que la divisa se aproxime a los 1,30 dólares y deteriore la balanza comercial de algunos de los principales exportadores, como Francia y Alemania, lo que podría disuadir al BCE de nuevas subidas.

Aún así, los analistas esperan que el banco central aplique en lo que queda de año una o dos subidas más, hasta el 3,25% o el 3,5%, dado que los tipos aún se encuentran por debajo del nivel neutro, en el que contribuyen por igual a estimular el crecimiento y a contener la inflación.

El desempleo se redujo hasta el 7,8% en la zona euro y la economía europea, pese a crecer menos que la de Estados Unidos, tiene menos problemas de inflación, cuenta con unos tipos más bajos y no está tan expuesta a fuertes desaceleraciones como la norteamericana.

Los mercados ya han descontado la subida de tipos. De hecho, el euribor, el indicador más utilizado para fijar el tipo de interés de las hipotecas, volvió a subir en julio por décimo mes consecutivo y se encuentra ya en el 3,546%, el nivel más alto desde agosto de 2002.

NIVEL MÁS ALTO DESDE 2002.

Con la subida de hoy, los tipos alcanzan un nivel desconocido desde finales de 2002. La autoridad monetaria dio por terminada en octubre de 2000 la última serie de incrementos de los tipos de interés, que le había llevado a subir las tasas en 2,25 puntos desde el inicio de esta tendencia, en noviembre de 1999.

Después de octubre de 2000, el BCE mantuvo sin cambios los tipos de interés en el 4,75%, hasta el 11 de mayo de 2001, cuando los rebajó un cuarto de punto. Tres meses después, el 31 de agosto, la institución volvió a bajar las tasas un cuarto de punto, hasta el 4,25%, y el 18 de septiembre decidió recortar los tipos medio punto, hasta el 3,75%.

Los recortes de tipos prosiguieron durante el resto de 2001 --el 9 de noviembre el BCE volvió a rebajarlos medio punto hasta el 3,25%--. Durante casi todo 2002, los tipos de interés permanecieron en este nivel, pero el 6 de diciembre el BCE decidió rebajarlos otro medio punto y los situó en el 2,75%.

En marzo de 2003, siguió con el abandono de la política de tipos elevados y recortó los tasas en un cuarto de punto, hasta el 2,5%, para después situarlos en el 2% el 6 de junio de 2003, el nivel en el que permanecieron hasta el 1 de diciembre de 2005.