labolsa.com

Regístrate gratis

Editorial

DECISIÓN DE SUBIDA DE TIPOS EN MEDIDA Y MOMENTO OPORTUNOS

Europa Press el 28 de Junio de 2006, 08:32.
El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, declaró que el BCE ha elevado los tipos de interés en el momento y en la medida que ha considerado necesario, pese a las presiones recibidas desde 2004, en respuesta a las críticas sobre que es demasiado cauteloso y que comenzó demasiado tarde a aplicar subidas.

En una entrevista conjunta que publican el 'Corriere della Sera', el 'Helsingin Sanomat', 'De Volkskrant' y 'Diário de Notícias', Trichet dijo que ese año recibió en una misma semana llamadas de líderes de tres importantes países europeos --económicamente hablando-- que pedían bajadas de tipos, pero el BCE los mantuvo en el 2% porque entendió que era necesario para asegurar la estabilidad de precios.

Trichet respondía así a un informe del Banco Internacional de Pagos (BIS, por sus siglas en inglés), que señala que la política monetaria podría haber sido ajustada más y antes.

En cuanto a nuevas subidas de tipos, Trichet se remitió al comunicado emitido tras la última decisión adoptada en Madrid sobre política monetaria, en el que figura la palaba "vigilancia", en alusión al riesgo de inflación, y que los mercados interpretan como una señal de que los tipos no subirán en julio pero sí quizá en agosto.

Preguntado sobre la relación entre la reciente caída de los mercados y las subidas de tipos de interés, respondió que el consejo de gobierno del BCE se dedica a asegurar la estadilidad de precios a medio y largo plazo, lo que es también un requisito para la estabilidad financiera.

Trichet señaló que en la eurozona hay diversidad de mercados inmobiliarios, dinamismo en el crédito y notables incrementos de precios, que son causa de tensiones que el organismo estudia "cuidadosamente" como uno de los elementos que influyen en el momento de subir los tipos.

Sobre la posibilidad de que el BCE publique las actas de sus reuniones aunque sin citar los nombres de los gobernadores, Trichet respondió que la publicación del comunicado inmediatamente después de las decisiones sobre política monetaria del consejo de gobierno proporciona toda la información precisa, así como la rueda de prensa inmediatamente posterior.

Trichet dijo también que no se deberían repetir los errores del pasado, cuando, incluso en periodos de estabilidad, se prestó escasa atención al presupuesto, lo que repercutió después en momentos difíciles del ciclo económico, por lo que el BCE pide una rigurosa aplicación del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, reduciendo el gasto público y subiendo los impuestos si ello es necesario.

Añadió que la estabilidad de precios no es sólo el objetivo principal del BCE, sino un medio para atraer crecimiento sostenible y creación de empleo. El BCE considera asimismo llegado el momento de tomar medidas para rebajar los costes laborales y afrontar la pérdida de competitividad.

Respecto a la sincronización del crecimiento de los 12 países de la zona euro, Trichet respondió que ha mejorado en los últimos 20 años y que nunca ha sido tan notoria como ahora. Añadió que la dispersión en la eurozona no difiere mucho de la de varios estados de EE.UU., lo que indica que es un rasgo característico de las grandes zonas económicas, pero apuntó que "las persistentes diferencias en la tendencia de crecimiento a largo plazo y en el potencial de crecimiento de varias economías de la zona euro se explican por factores como el nivel de reformas estructurales y desarrollo demográfico".

A juicio del presidente del BCE, Europa debería implementar reformas estructurales para aumentar el nivel de su crecimiento potencial, mientras que Estados Unidos debe encauzar sus desequilibrios fiscales y abordar el bajo nivel de ahorro de la economía en su conjunto. "Y eso es también aplicable a Japón y al resto del mundo: todos tenemos tarea que hacer para que los desequilibrios globales se relajen ordenadamente", añadió.

Sobre una alianza entre Euronext y Deutsche Boerse, que la canciller alemana y el presidente francés prefieren en lugar de una fusión de la europea con la Bolsa de Nueva York, porque la creen necesaria para fortalecer los mercados financieros europeos, Trichet dijo que la economía de la UE es y debe ser abierta y que la entidad que dirige no es proteccionista.

Trichet apuntó que los 'hedge funds' se ha expandido considerablemente y que deben ser seguidos de cerca, porque representan un riesgo para la estabilidad de la economía.

Sobre los salarios de los seis miembros del consejo ejecutivo del BCE, Trichet respondió que la cantidad conjunta ascendió a 2,1 millones de euros en 2005, pero rechazó dar cantidades individualizadas porque así lo decidió el órgano ejecutivo del consejo de gobierno.