labolsa.com

Regístrate gratis

Editorial

EL BCE ASEGURA QUE LOS TIPOS DE INTERÉS SIGUEN BAJOS

Europa Press el 19 de Enero de 2006, 13:24.
El Banco Central Europeo (BCE) aseguró en su boletín mensual que los tipos de interés de la zona euro continúan siendo bajos y que continuará vigilando los riesgos inflacionistas, dando margen al Consejo de Gobierno para una nueva modificación de los tipos a corto plazo.

La institución que preside Jean-Claude Trichet indicó que los tipos de interés continúan "en niveles históricamente bajos en todos los plazos", lo que representa una "orientación acomodaticia de la política monetaria". Por ello, "el Consejo de Gobierno continuará realizando un seguimiento muy atento de todos los factores relacionados con los riesgos para la estabilidad de precios a medio plazo", reza el informe.

El BCE insiste en que es "esencial" mantener las expectativas de inflación a medio y largo plazo de la zona euro "firmemente ancladas en niveles compatibles con la estabilidad de precios" para que la política monetaria pueda seguir contribuyendo al crecimiento económico y a la creación de empleo en los Estados miembros.

Según la institución monetaria, los riesgos inflacionistas siguen apuntando al alza por la posibilidad de nuevas subidas de los precios del petróleo y de aumentos adicionales de "los precios de consumo y de los impuestos indirectos". Asimismo, el BCE subraya el eventual impacto en la economía de los "efectos secundarios que pudieran derivarse de la fijación de precios y salarios" como uno de los principales desafíos de cara a la evolución de los precios.

El BCE señala que por el momento los incrementos salariales "han seguido siendo moderados durante los últimos trimestres", pero insiste en que los interlocutores sociales deben seguir asumiendo "sus responsabilidades en el contexto de un entorno económico más favorable".

En relación con la situación económica de la eurozona, el banco central explica que los datos del tercer trimestre confirman una ligera reactivación de la demanda interna, mientras que las cifras preeliminares del cuarto trimestre apuntan que la dinámica de recuperación se mantuvo en el cuarto trimestre de 2005. Asimismo, los datos de confianza empresarial y de los consumidores prevén un mantenimiento de esta tendencia en los primeros meses de este año.

CONDICIONES PARA EL CRECIMIENTO.

En este sentido, el BCE insistió, al igual que hiciera Trichet al término de la última reunión del BCE el pasado 12 de enero, en que "se siguen dando las condiciones para un crecimiento sostenido de la actividad económica" en la zona euro, al tiempo que la institución prevé un refuerzo de la demanda exterior, lo que tendrá efectos positivos sobre las exportaciones de la eurozona, y un incremento de la inversión en las economías nacionales. "El consumo debería crecer de forma gradual, en consonancia con la evolución esperada de la renta disponible", apunta el documento.

De cara a la evolución de la economía de la zona euro, la institución identificó tres elementos de riesgo, que son la volatilidad y los elevados precios del petróleo, los desequilibrios mundiales y el escaso grado de confianza de los consumidores de la zona euro, que, sin embargo, está mostrando una ligera mejoría en los últimos meses.