labolsa.com

Regístrate gratis

Editorial

¿NOS TRAERÁ UN REGALO GREENSPAN POR NAVIDADES?

Europa Press el 05 de Diciembre de 2000, 17:58.
Uno de los temas de discusión favoritos entre economistas es la capacidad demostrada por EEUU de superar los "ciclos económicos", que implican que la economía no puede evitar un periodo de recesión tras 4-5 años de expansión. Sin embargo, EEUU lleva ya más de una década de continuo crecimiento. ¿Cómo lo ha hecho? En buena parte, esto se explica por la flexibilidad de su sistema, y por las inversiones en tecnología, que han permitido que la productividad aumente un 3% año a año.

Últimamente, las estadísticas publicadas nos sugieren que la economía americana se está frenando, y muy bruscamente. Acabamos de ver que los pedidos industriales caían un 3,3% en EEUU. La semana pasada, el índice NAPM, muy observado por su capacidad de anticipar la producción industrial americana, caía por debajo del nivel de 48. Cuando es inferior a 50, significa contracción económica. Cuando ya lleva cuatro veces seguidas por debajo de 50, el frenazo es evidente. Y el nivel de 48 es bastante crítico...

Las implicaciones de una recesión para los mercados financieros ya las estamos observando:

Nerviosismo y caída de las bolsas, puesto que se recortan las expectativas de beneficios para las empresas cotizadas. Aún hay más, puesto que la capacidad de generar buenos resultados se vuelve más dudosa, con lo que aumenta la "prima de riesgo", que viene a decir que los inversores exigen menores valoraciones para volver a entrar en bolsa.

Por otro lado, los mercados de renta fija se convierten en un activo refugio en épocas de frenazo económico. De hecho, se puede observar que los bonos a 10 años americanos ofrecían una rentabilidad cercana al 5,80% a mediados de noviembre. A día de hoy, estos ofrecen tan sólo el 5,50%, lo cual implica que los inversores se conforman con una rentabilidad menor.

Mientras tanto, la rentabilidad que tienen que ofrecer los bonos basura se está disparando, lo cual es otro síntoma de pánico ante una recesión económica.