labolsa.com

Regístrate gratis

Editorial

LOS PRECIOS SEGUIRÁN ALTOS A CORTO PLAZO SEGÚN BP

Europa Press el 06 de Julio de 2005, 09:32.
Los precios del petróleo seguirán altos a corto plazo, a la espera de que intervengan "fuerzas del mercado" que modifiquen la tendencia actual, entre las que figuran los resultados positivos de las inversiones en nuevos recursos excedentarios y el descenso en la demanda durante este año con respecto al pasado, anunció en Madrid el director de Macroeconomía del Departamento de Estudios Globales de British Petroleum (BP), Mark Henstridge.

Las estimaciones de Henstridge, que presentó el informe anual de BP sobre estadísticas en el sector mundial de la energía, coinciden con un entorno de precios altos que, en el caso del 'sweet light', se mueven en torno a los 60 dólares e incluso los superan, como ocurrió la semana pasada. En la sesión de hoy de este indicador en el mercado de Nueva York, el barril se encarecía 67 centavos, hasta 59,42 dólares, mientras que en Londres, el Brent del Mar del Norte ganaba 16 centavos, hasta 58,10 dólares. Se espera que con la llegada del invierno aumente la demanda y se produzca un consecuente nuevo encarecimiento.

Según explicó el responsable de BP, la demanda y el crecimiento económico mundial aumentaron con fuerza el año pasado, hasta niveles desconocidos en veinte y quince años, respectivamente, lo que estuvo acompañado de una lógica subida de precios del petróleo. No obstante, se espera que durante 2005 tanto el crecimiento como la demanda desciendan, a pesar de que esta tendencia no irá acompañada esta vez de un abaratamiento del crudo.

Lsa "fuerzas de mercado" relacionadas con la oferta pasan, en opinión de Henstridge, por una mejora en la capacidad de excedente --que no en los recursos-- provocada a su vez por una mayor producción. "Si empezamos a invertir ahora en regiones como las aguas profundas del Atlántico se producirá un incremento de la producción en los próximos años", explicó.

EXPLORACIÓN EN EL ATLÁNTICO, ANGOLA Y BRASIL.

Aún así, dado el actual alto ritmo de rendimiento productivo, el proceso "llevará tiempo", dado que "los proyectos son ahora más complejos" y que, "aunque se invierta ahora, hay que esperar un poco al desarrollo de los equipos" tecnológicos necesarios. Junto a las aguas profundas del Atlántico, el responsable de BP citó Angola y Brasil como dos entornos futuros de exploración.

En suma, a pesar de que 2005 parece un año propicio para la moderación en los precios gracias a una demanda más sostenida, habrá que esperar a que mejore la oferta, sometida a incertidumbres relacionadas con la capacidad de producción, para que se note un cambio real en los precios.

INFLUENCIA DE LA OPEP.

Sobre la capacidad de influencia de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) a la hora de aliviar los precios con una mayor producción, Henstridge se mostró algo más optimista que otros expertos: "La respuesta de la OPEP sobre capacidad excedentaria determinará cuánto tiempo será necesario" para que se produzca la rebaja, ya que contribuirá a "establecer los precios de base".

En definitiva, su visión sobre la evolución del crudo consiste en precios más asequibles a medio plazo, aunque "no bajarán de los 30 dólares en los próximos años". La mejora de la capacidad excedentaria, el descenso del crecimiento económico y de la demanda global y el efecto de las nuevas inversiones en recursos tendrán su efecto en los mercados, donde sin embargo se apreciará un "alto grado de continuidad mientras el crecimiento global se mantenga".

En todo caso, los factores intervinientes serán sin exclusión los propios del mercado. De hecho, al ser preguntado sobre los comentarios de algunos líderes mundiales sobre un mayor control del mercado de crudo, se mostró reticente. "Es difícil que esto tenga efecto, es difícil controlar (el mercado) desde el punto de vista del consumo y es difícil incluso determinar si esto será bueno", afirmó.

CAUSAS DEL ENCARECIMIENTO EN 2004.

Conjeturas aparte acerca de lo que ocurrirá en el futuro, Henstridge enumeró los factores que provocaron el crecimiento durante 2004, en el que el crudo empezó cotizando a 30 dólares y alcanzó la cota de los 50 dólares, con una media anual final de 38 dólares el barril. Por un lado, a pesar de la recuperación productora de Irak, los exportadores se vieron obligados a utilizar casi toda su capacidad de producción y a reducir el excedente a menos de 1,5 millones de barriles diarios como mucho.

Por otro lado, se produjeron divergencias en las diferentes calidades de crudo, intervinieron efectos diferidos, la producción se resintió por los efectos del huracán Iván, el petróleo se consolidó como un elemento de inversión y, sobre todo, aumentaron con fuerza la demanda y el crecimiento económico.

Sobre el primero de estos dos últimos aspectos, la demanda, se situó en su nivel más alto desde 1984. En China, que concentra el 13,6% del consumo energético munddial, el aumento del consumo fue del 15%. Mientras, a nivel mundial, el incremento de la demanda fue del 2,8%, el más alto desde 1996.

Otro país emergente, India, se situó tras China a la cabeza del incremento en el consumo. En cuanto a los tipos de combustibles, todos ellos crecieron en 2004 por encima de la media de los diez años anteriores.

Sobre el crecimiento económico, el 4,1% registrado a nivel mundial en 2004 es la tasa más alta de los últimos quince años. No obstante, se produjo en un entorno marcado por los desequilibrios macroeconómicos en el que, junto a los fuertes avances de India y China, destacan los avances en el Producto Interior Bruto (PIB) en Rusia, por primera vez en varios años, según el informe de BP.