labolsa.com

Regístrate gratis

Editorial

OPTIMISMO EMPRESARIAL A NIVEL MUNDIAL EN 2005

Europa Press el 16 de Febrero de 2005, 15:59.
El 88% de las compañías de todo el mundo creen que tanto sus ingresos como sus beneficios se incrementarán durante el año 2005, según una encuentra publicada por Economist Intelligence Unit y patrocinada por Dimension Data y Oracle.

Según los cerca de 500 altos ejecutivos encuestados en el 'CEO Briefing', una mejora en el servicio al cliente, en la relación coste-beneficio y en la innovación les ayudarán a crecer en los próximos tres años, a pesar de hacerlo en un entorno económico arriesgado.

Este informe revela que el 34% de los altos ejecutivos consideran que el crecimiento durante 2005 será sólido, y estiman que dicho crecimiento vendrá dado por un reforzamiento de las relaciones con los clientes, el desarrollo de nuevos productos y servicios, y la penetración en nuevos mercados.

El estudio también refleja cómo la innovación se vuelve a tener en cuenta en el entorno empresarial, y cómo la deslocalización se está abriendo paso, ya que el 57% de los encuestados cree que la deslocalización es uno de los factores críticos que está transformando la economía mundial (se espera que este año crezca un 51% respecto al año pasado).

Sin embargo, los ejecutivos creen que se seguirá creciendo en un entorno económico incierto.

Según Economist Intelligence Unit, el crecimiento de la economía mundial sufrirá una desaceleración desde un estimado 5% en 2004, a un 4,1% en 2005 y un 4% en 2006.

Así, varios son los riesgos del mercado que pueden impedir un crecimiento mayor, y que además son causa de preocupación entre los ejecutivos: la inestabilidad del dólar, el déficit de dos cifras en los Estados Unidos y el riesgo de un difícil desembarco en la economía China.

CHINA, MERCADO DE REFERENCIA

Según este estudio, China es el mercado más adecuado para crecer, aunque también la principal fuente de riesgo.

En este sentido, el 35% de los ejecutivos encuestados piensa que el país asiático es el que ofrece las mayores oportunidades para la expansión económica.

Sin embargo, existe un miedo a que cualquier crisis de la economía china pueda provocar mayores repercusiones en la economía mundial.

A pesar de ello, algunos ejecutivos de Occidente consideran que es solo una cuestión de tiempo que las compañías chinas empiecen a competir en los mercados internacionales.

Los avances en tecnología han sido vistos como el factor más importante para el cambio desde que se lanzó por primera vez el 'CEO Briefing', puesto que los directivos coinciden en que las nuevas tecnologías serán el motor del crecimiento de las ciencias de la vida, las tecnologías de la información y la industria de las telecomunicaciones. Además, jugarán un papel clave en la gestión de complejas operaciones globales.

De esta forma, las redes móviles, las soluciones de 'business intelligence' y las tecnologías de integración de la cadena de suministro son consideradas como tecnologías de creciente importancia para los próximos tres años.

Por otra parte, el 45% de los ejecutivos piensa que habrá un mayor movimiento hacia una gestión con un nuevo estilo de dirección y control, frente al 18% que prevé un movimiento en la dirección opuesta.

La imposición de una disciplina financiera y la estandarización de los procesos a través de las operaciones en otros países se ve como un desafío fundamental.

Así, uno de los retos claves en este punto es la regulación de las relaciones con los proveedores, especialmente en un momento en el que gran parte de los procesos de negocio de las compañías se están llevando a otros países.

En opinión de Daniel Franklin, director editorial de Economist Intelligence Unit, "en los próximos años los líderes empresariales necesitan aportar innovación y un mayor valor al cliente, pero sin perder de vista los costes, el riesgo y las políticas de buen gobierno. Será un acto de equilibrio complicado".