labolsa.com

Regístrate gratis

Editorial

NINGUNO DE LOS NUEVOS PAISES CUMPLE CRITERIOS DEL EURO

Europa Press el 20 de Octubre de 2004, 16:57.
Ninguno de los diez nuevos Estados miembros cumple en estos momentos los criterios para formar parte de la Zona euro, aunque Estonia, Lituania y Eslovenia son los alumnos más aventajados, según anunció el comisario de Economía y Asuntos Monetarios, Joaquín Almunia.

La Comisión Europea adoptó hoy el Informe de convergencia para 2004 que analiza los progresos realizados por los diez nuevos Estados miembros de la UE y Suecia en su camino hacia la moneda única.

En concreto analizó los criterios de estabilidad de precios, situación de las finanzas públicas, tipos de cambio y de interés, y verifica si su legislación es compatible con las disposiciones requeridas para participar en el euro.

Cinco países registraron así tasas de inflación inferiores al valor de referencia (2,4 por ciento en agosto), por lo que cumplían este criterio República Checa, Estonia, Chipre, Lituania y Suecia.

En cuanto a las finanzas públicas otros cinco cumplían el criterio de déficit (Estonia, Letonia, Lituanoa, Eslovenia y Suecia) El Tratado recoge que el tipo de cambio de las monedas aspirantes al euro no debe evolucionar con tensiones y, especialmente, no devaluarse respecto al euro durante dos años al menos en el interior de los márgenes de fluctuación normales del mecanismo de los tipos de cambio del sistema europeo monetario.

Las tres monedas que se han unido a este mecanismo el 28 de junio pasado (corona estona, la lita de Estonia y el tolar de Eslovenia) siguen estables, pero no se ha cumplido el plazo en ninguno de los casos.

Los tipos de interés a largo plazo han sido inferiores al valor de referencia (6,4 por ciento en agosto 2004) en República Checa, Chipre, Letonia, Lituania, Malta, Eslovenia, Eslovaquia y Suecia.

Finalmente, los mayores problemas se descubren en el análisis comparado entre la legislación nacional, incluidos los estatus del Banco Central nacional y la normativa europea respecto a los objetivos del Banco central nacional, su independencia y su integración completa en el sistema europeo de bancos centrales antes de la adopción del euro.